Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 15 de julio de 2007 Num: 645

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

De islas y ballenas
NATALIA NÚÑEZ SILVESTRI

La decisión
MANOLIS ANAGNOSTAKIS

Giordano Bruno y el arte de la memoria
MARÍA LUISA MARTÍNEZ PASSARGE

Las claves de la obra de Borges en su vida
CARLOS ALFIERI entrevista con EDWIN WILLIAMSON

Las muchas Fridas
GABRIEL SANTANDER

El Berlín de Frida
ESTHER ANDRADI

Leer

Columnas:
Galería
RODOLFO ALONSO

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

Cabezalcubo
JORGE MOCH

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Alonso Arreola
alarreo@yahoo.com

Bienvenido seas… Caetano

Caetano Veloso. Una voz y una guitarra. Una voz y una banda. Una voz y una orquesta. Una voz inconfundible. Su contundente fragilidad. El abismo de la poesía caído en el abismo de la canción. Caetano. Un nombre tan sólo... Finalmente en México, tras años de especulaciones. Bienvenido seas al Auditorio Nacional, el próximo jueves 23 de agosto. Caetano Veloso. Serán las 20:30 horas cuando pises el proscenio y dejes salir agua fresca de tu boca. Muchos agradecerán la muerte de una larga ausencia con lágrimas en los ojos. Estamos seguros. Como también sabemos que te irá mejor que a Gilberto Gil y que a Gal Costa, pobres. Porque de alguna manera nuestra taquilla se les niega a los brasileños. Pero no a ti. Caetano, ya era hora de que se corriera el riesgo. Lo aplaudimos.

Mientras llega ese momento, déjame decirle a nuestros lectores que naciste en una pequeña ciudad de Bahía, Brasil, hace sesenta y cinco años ya, Caetano, hermano de María Bethania –¡por si fuera poco con tu talento!–; que creciste rodeado de música en una familia numerosa y que iniciaste primero con el piano; que pasaste tu juventud en Salvador tras abandonar la casa natal y que entonces estudiaste arte en la Universidad. Hasta ahí la vida te pintaba normal, como la de tantos coterráneos amantes del baile. Pero entonces llegó el año ’66, cuando acompañaste a tu hermana María a una obra en Río de Janeiro. Ella fue quien grabó tus primeros éxitos, no me dejarás mentir, Caetano.

Sin embargo, tu primer disco fue con Gal Costa. ¿Por qué Caetano? Tú lo sabrás. El caso es que en el ’68 fuiste uno de los pioneros del movimiento Tropicalia y editaste tu primer álbum en solitario, con nombre homónimo, al son de la controversial "É proibido proibir". Un año después, como tantos otros latinoamericanos, tuviste que exiliarte en Londres durante un tiempo. Entonces regresaste y te lanzaste con los Doce Bárbaros, una gira al lado de tus cómplices María Bethania, Gilberto Gil y Gal Costa, figuras señeras de ese tropicalismo.


Caetano Veloso

Ya con la pluma afilada y habiendo estado en Nigeria, editaste el álbum Bicho y el libro Alegría, tu primera colección de artículos y poemas. En el ’81 nació el disco Outras palavras y tu fama se extendió como la comezón. Vinieron luego Estrangeiro, Ciculado y otras placas más que afianzaron tu presencia dentro y fuera de Brasil, lo mismo que tu relación con poetas como Haroldo Campos y colegas como Gilberto Gil. Seguiste componiendo y sacándote grandes canciones de la chistera; brillaron obras como Tropicalia 2, Fina Estampa, Noites do Norte y así te la seguiste, con más de cuarenta y cinco obras, hasta el reciente Ce de 2006.

Por si fuera poco, en todos estos años te has dado el tiempo para viajar incansablemente por los cinco continentes, Caetano, mostrando tu hacer en los mayores festivales de fusiones, jazz y música contemporánea. Igualmente, has colaborado con artistas pop como Nelly Furtado (Loose, 2003), en varias películas (Hable con ella, de Pedro Almodóvar, por ejemplo), bandas sonoras para televisión y ahora en 2007 en el tributo a la gran Johni Mitchell (eso hay que oírlo, ¿estará ya en México?); ahí se codean contigo gente como Björk, Sufjan Stevens, Brad Mehldau, Cassandra Wilson, Elvis Costello, k.d. Lang, Sarah McLachlan y James Taylor, entre otros.

Dicho lo anterior, Caetano, voz encadenada a la inteligencia, recordemos estos versos tuyos de "Eclipse oculto", palabras agoreras que ojalá se cumplan en la cita anunciada de agosto (para la que por cierto tendremos que pagar entre 250 y 1200 pesos).

…quiero ser tu amor,
quiero ser tu amigo,
quiero que todo salga
como el sonido y la canción de Tim Maia,
sin grillos de mí,
sin desespero, sin fastidio, sin final...

Que así sea, Caetano, "sin desespero, sin fastidio, sin final", y que salgamos de ahí flotando, cruzando los dedos por tu regreso y por el futuro promisorio de tu hijo, Moreno Veloso, otra de las voces que deberemos seguir junto a Lenine (se dice que viene en octubre), Zeca Baleiro, Otto y tantos más.