Usted está aquí: Inicio Espectáculos La cultura mexicana ha influido en mi obra, afirma Tim Burton

El cineasta recibió la Cruz de Plata y un homenaje en el Festival Expresión en Corto

La cultura mexicana ha influido en mi obra, afirma Tim Burton

"En política, las cosas no están bien en mi país", opina el director californiano

El realizador de El joven manos de tijera, emocionado ante el auge del cine nacional

MARTIN DIEGO RODRIGUEZ

Ampliar la imagen Burton visitó las momias de Guanajuato Burton visitó las momias de Guanajuato Foto: Martín Diego Rodríguez

Guanajuato, 27 de julio. La noche del jueves, Tim Burton salió de las entrañas de la tierra para recibir la Cruz de Plata, después fue a pasar una velada entre los muertos al Panteón de Santa Paula y al Museo de las Momias de esta ciudad.

El cineasta estadunidense estuvo en esta capital, donde fue homenajeado en el contexto de la décima edición del Festival Expresión en Corto. Camino al Auditorio del Estado, donde recibió la presea, bromeó con quienes viajaba; "lo primero que nos comentó fue que cumplió en México su sueño de estar en las profundidades de la tierra y seguir con vida", dijo uno de sus acompañantes en el trayecto al auditorio.

En medio de un tumulto de seguidores y reporteros, Burton llegó a la cita que se había postergado un año. Tomando fotografías desde el interior del vehículo donde viajaba, el creador de Edward Scissorhands no tuvo reparo en saludar a sus fanáticos, aunque "se asustó un poco" cuando vio los empellones entre reporteros y policías que su llegada originó en el recinto, comentó la directora del festival, Sara Hoch.

Desde temprano, varios seguidores del cineasta abarrotaron las escalinatas del recinto para ver al director de Charlie y la fábrica de chocolate y El cadáver de la novia.

Ante una sala completamente llena, el californiano -quien en sus cintas gusta de la fantasía oscura, el humor negro y personajes inspirados en las tribus urbanas de su ciudad natal- fue aplaudido durante más de un minuto, mientras confundía a la audencia con miradas y movimientos de su personaje favorito, Edward Scissorhands, de quien llegó a decir que era su retrato fiel, su fotografía, su gemelo, su yo verdadero.

El actor Luis Felipe Tovar fue el maestro de ceremonias de una noche amenizada por la cantante Astrid Haddad. Ambos sucumbieron a la tentación de pedirle, en público, que los incluyera en alguna de sus películas. Burton respondió que a Tovar le ofrecería un papel de Vampiro, mientras que a Haddad le daría el de La Catrina.

Antes de recibir la Cruz de Plata, Burton reconoció que parte de sus películas y personajes fueron inspirados por el culto a la muerte de las culturas prehispánicas. "Crecí en Los Angeles, donde, ustedes saben, tenemos una gran influencia de la cultura mexicana que celebra el Día de Muertos, el cual ha sido una gran inspiración para hacer mis películas" dijo.

Ansias oscuras

Agregó que "nunca he sentido una gran emoción. Hoy la siento porque en México hay una gran industria del cine que va creciendo: eso me emociona, ver cine y saber que se hace cine".

A Burton le corrían ansias por salir del auditorio, pero porque quería pasar una velada con los muertos. Así, fue llevado al Panteón de Santa Paula, de donde son exhumados los cadáveres que luego se exhiben en el Museo de las Momias. Asombrado por la belleza de algunas lápidas que datan de hace más de 200 años, el cineasta fotografió el sitio en ciertos momentos en los que, dijo, se inspiró para hacer cine.

Ayer por la tarde, Tim Burton ofreció una conferencia ante jóvenes en el Auditorio del Estado que estuvo caracterizada por el desorden y la falta de un traductor simultáneo. Aunque se repartieron algunas diademas, los aparatos fueron insuficientes para los casi cuatro mil asistentes; apenas se dispusieron mil aparatos, afirmaron los organizadores.

No faltó quien le preguntara por Superman (aunque al unísino, al despitado se le corrigiera con "es Batman") y sobre la escena de Mars attacs! en la que un grupo de mariachis entonan el himno nacional de Estados Unidos.

"Esa escena no gustó en mi país. Creo que les ofendió mucho, pero era la forma de decir que las cosas no están bien en Estados Unidos en materia política. Así lo dije y así lo sostengo: no están bien las cosas en mi país".

Finalmente, se refirió a la película sobre la vida de Ed Wood, que el libro The Golden Turkey Awards define como el peor director de cine de todos los tiempos. "Lo hice porque para mí fue un privilegio", sentenció uno de los directores más prolíficos del cine estadunidense.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.