Usted está aquí: Inicio Cultura Arranca en el Centro Histórico campaña en defensa del maíz nativo

Sin maíz no hay país busca que se siembre el grano en casas, camellones y parques

Arranca en el Centro Histórico campaña en defensa del maíz nativo

CARLOS PAUL, BERTHA TERESA RAMIREZ

Ampliar la imagen Actores y activistas, durante la siembra de granos de maíz Actores y activistas, durante la siembra de granos de maíz Foto: Marco Peláez

Como parte de la campaña nacional en defensa de la soberanía alimentaria y la reactivación del campo mexicano denominada Sin maíz no hay país, pon a México en tu boca, este domingo arrancó la siembra simbólica de maíz nativo junto al monumento a la Fundación de Tenochitlán, ubicado a un costado del Zócalo de la ciudad de México.

Con estas siembras -que igual se llevaron a cabo en las glorietas de Peralvillo, Vaqueritos, de Tacuba y en la Alameda de Oriente-, se busca defender el derecho a la biodiversidad.

"México ocupa el quinto sitio en biodiversidad en el mundo, por ello resulta urgente revalorar el trabajo campesino y la biodiversidad de maíces nativos de nuestro país, que se encuentran amenazados por el libre comercio, la contaminación transgénica e inclusive por la posibilidad de que se utilice el maíz para elaborar biocombustibles", manifestó Cristina Barros, vocera de la campaña y colaboradora de La Jornada.

El acto se realizó con la presencia de Camilo Tapia, presidente del ejido de San Juan Ixtayopan; representantes de organizaciones como la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo, Greenpeace México y Grupo de Estudios Ambientales; asimismo estuvieron presentes la señora Luz María Mendoza de Chapela, quien propuso las siembras, y las actrices y actores Julieta Egurrola, Vanessa Bauche, Cecilia Suárez, Paola Núñez, Bruno Bichir y Juan Manuel Bernal, entre otros.

En su intervención, Barros reiteró que no se está en contra de la ciencia y la tecnología, "sino de aquella que se realiza sin responsabilidad social y ética, la que se utiliza para hacer dinero y tener control sobre la humanidad".

Los transgénicos, recordó la investigadora, "siguen siendo una tecnología no controlada, por lo que la información genética que se implanta en el maíz puede llegar a tener resultados impredecibles".

Control de semillas

Empresas trasnacionales como Monsanto, Syngenta (antes Novartis), Dupont (al que pertenece Híbridos Pioneer) y Bayer Crop Science, entre otras, "buscan tener el control de las semillas del mundo, patentando -una especie de marca registrada-, el maíz. En ocasiones, hasta han demandado a los propios campesinos, cuyo maíz ha sido infectado con los transgénicos, con lo cual resulta que la víctima es culpable".

Los problemas del campo de nuestro país, "no se resuelven sembrando transgénicos, sino con voluntad política, apoyando a los campesinos, quienes son los que nos dan de comer".

Esta campaña, que "reúne por vez primera a más de 300 organizaciones del campo, ambientalistas, sociedad civil y académicos, busca crear conciencia entre los consumidores sobre la crítica situación que enfrenta el campo mexicano y el adverso escenario que se espera a partir de la apertura total de fronteras, prevista para enero de 2008, con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que igual amenaza a los productores de frijol, azúcar y leche", señaló.

Durante la intervención de Martha Delgado, titular de la Secretaría de Medio Ambiente del Distrito Federal, un grupo de simpatizantes del "presidente legítimo", Andrés Manuel López Obrador, coreaba "¡resistencia, resistencia!", por lo que la actriz Julieta Egurrola los exhortó a que permitieran que terminaran las intervenciones de los participantes: "Hay espacio para todos, finalmente todos estamos en resistencia, simplemente déjenos manifestarnos, gracias".

Después del incidente, la secretaria Martha Delgado continuó con su discurso en medio de algunas voces que, si bien seguían protestando, finalmente se apagaron.

Delgado se comprometió a promover la protección del maíz en zonas rurales de la ciudad de México y a "monitorear el ingreso del maíz transgénico a la ciudad", el cual, reconoció la funcionaria, además del caso de Oaxaca, "ya se ha detectado su presencia en suelo de conservación del Distrito Federal". Se trabaja, dijo, "sobre una regulación local, con base en la Ley Federal sobre Bioseguridad".

Anunció que el próximo martes se darán a conocer los resultados de la Consulta Verde y que en breve se inaugurará en el Museo de Historia Natural la exposición El maíz es nuestra vida, integrada por 50 obras de 45 artistas visuales de Oaxaca.

La meta de Sin maíz no hay país, pon a México en tu boca, pretende, además de que se siembren plantas en casas, camellones y parques, recabar un millón de firmas, enviarlas al Congreso y al gobierno federal, "para sacar al frijol y al maíz del capitulo agropecuario del TLCAN".

Para participar y más información sobre la campaña nacional, se puede visitar la página www.sinmaiznohaypais.org.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.