Usted está aquí: Inicio Estados Exigirá alianza del PRI anular elecciones en BC

Es aplicable el principio de nulidad abstracta, afirma

Exigirá alianza del PRI anular elecciones en BC

Linchamiento e injerencia oficial, iguales a los de 2006

Objeta comicios de gobernador, ediles y legisladores

ANTONIO HERAS, ALONSO URRUTIA, CIRO PEREZ, ENRIQUE MENDEZ Y ROCIO GONZALEZ

Mexicali, BC, 8 de agosto. Los integrantes de la Alianza para que Vivas Mejor (los partidos Revolucionario Institucional, Verde Ecologista de México y Estatal de Baja California) impugnarán los resultados de los comicios del domingo pasado, por considerar que hubo una ''elección de Estado'', pese a que el 9 de julio el candidato de la coalición, Jorge Hank Rhon, afirmó: ''Voy a aceptar como hombrecito la decisión del pueblo de Baja California, sea cual fuere el resultado''.

En la ciudad de México, la bancada del PRI en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión demandó la anulación de las elecciones en dicha entidad, tras advertir que la gravedad de las irregularidades y la ''clara intervención'' de los gobiernos estatal y federal para favorecer al candidato del Partido Acción nacional (PAN), José Guadalupe Osuna Millán, recuerda el ''modelo de linchamiento mediático'', la publicidad de desprestigio al opositor y el uso de recursos públicos que caracterizaron la campaña presidencial de 2006.

Luego de afirmar que existen elementos para la nulidad abstracta, Obed Silva Sánchez, representante del PRI ante el Consejo Estatal Electoral (CEE) de Baja California, sostuvo que las elecciones de gobernador, alcaldes y diputados deberán cancelarse por la intromisión del gobernador panista Eugenio Elorduy Walther, quien, dijo, propició la inequidad entre las fuerzas políticas contendientes.

Por su parte, Elorduy Walther evitó hacer comentarios en torno a los comicios, con el argumento de que, en su calidad de gobernador, es respetuoso de los partidos e instituciones electorales.

Rechazó que la del domingo haya sido una ''elección de Estado''; dijo que fue un proceso ''de leyes'' y, en respuesta a la impugnación que prepara la alianza Para que Vivas Mejor declaró: ''Estando el suelo tan parejo, no sé por qué tanto brinco''.

En conferencia de prensa, los dirigentes de PRI, PVEM y Partido Estatal de Baja California advirtieron que esperarán a que culmine el cómputo de las actas en los consejos distritales para determinar la estrategia jurídica y recurrir al Tribunal de Justicia Electoral del Poder Judicial del estado y, de ser necesario, al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

El dirigente priísta Mario Madrigal Magaña señaló que el proceso estuvo ''plagado de irregularidades y, además que se le faltó al respeto al CEE, el gobernador metió las manos y se hostigó a partidos y candidatos''.

Agregó que exigirán abrir los paquetes electorales de cada sección y de los 16 distritos electorales por considerar que hubo anomalías significativas que afectaron el desarrollo del proceso y los resultados.

Según el Programa de Resultados Preliminares, el PAN y sus aliados, Nueva Alianza y el Partido Encuentro Social, de registro local, ganaron 14 de los 16 distritos electorales, cuatro de los cinco ayuntamientos y la gubernatura por un margen de 54 mil sufragios en favor de José Guadalupe Osuna Millán.

La tarde del martes, Jorge Hank Rhon reconoció su derrota electoral, aunque dijo que acataría lo que decidiera su partido (el PRI) y se asumió como un ciudadano y un priísta más. De esta manera abrió la puerta para que el tricolor impugne los comicios. Trascendió que Hank Rhon se encuentra fuera del país.

Mientras, en conferencia de prensa primero, y en tribuna después, legisladores federales del PRI condenaron la actitud ''injerencista, cínica y grotesca'' del gobernador panista Eugenio Elorduy, antes y durante la jornada electoral, para favorecer a Osuna Millán. ''Con mucho menos que eso, otros procesos han sido anulados'', aseveraron.

Exhortaron a las autoridades electorales a no validar procesos en estados que reproduzcan el modelo de la elección presidencial de 2006, que hace de la intervención de los gobiernos federal y estatal un baluarte para retener el poder ''con el uso descarado de recursos públicos'', en lugar de garantizar la imparcialidad de los procesos y dar certidumbre sobre los resultados electorales.

Los senadores priístas Jorge Castro Trenti, Carlos Lozano de la Torre y Mario López Valdez, así como el diputado César Duarte, acusaron al gobierno federal y a la administración local de orquestar una campaña negra en contra de Jorge Hank Rhon para inducir el voto, además de hostigar permanentemente a las autoridades electorales de la entidad.

Proponen relanzar estrategia del FAP

José Narro, comisionado político nacional del Partido del Trabajo (PT) en el Distrito Federal, consideró que ante los resultados obtenidos en las recientes elecciones en Baja California, Oaxaca y Aguascalientes, el Frente Amplio Progresista (FAP) debe relanzar su estrategia política y fortalecer su unidad, pues mientras PAN y PRI siguen disputándose la hegemonía en los estados con miras a 2012, los partidos del frente siguen inmersos en problemas internos y anteponen intereses particulares, lo que los ha llevado a tener una participación marginal en los comicios.

En conferencia de prensa, el petista dijo que los resultados obligan a todos los participantes del FAP ''a sentarnos para relanzar nuestra propuesta, a fin de que se convierta en la opción para los mexicanos''.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.