Usted está aquí: Inicio Estados El tiradero de Zimapán, inviable: IPN

El terreno se encuentra en una zona sísmica, advierten especialistas en geofísica

El tiradero de Zimapán, inviable: IPN

CARLOS CAMACHO

Ampliar la imagen Investigadores del Instituto Politécnico Nacional advirtieron que los terrenos donde se pretende construir una planta de tratamiento y confinamiento de residuos industriales peligrosos en el municipio de Zimapán están en una zona de actividad sísmica Investigadores del Instituto Politécnico Nacional advirtieron que los terrenos donde se pretende construir una planta de tratamiento y confinamiento de residuos industriales peligrosos en el municipio de Zimapán están en una zona de actividad sísmica Foto: Carlos Camacho

Pachuca, Hgo. 8 de agosto. Carlos Cruz Melo y Germán Rufino, especialistas en geofísica e investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN), advirtieron que la construcción de una planta de tratamiento y confinamiento de residuos industriales peligrosos en la comunidad de San Antonio, municipio de Zimapán, no es viable porque en los terrenos donde se pretende instalarla hay actividad geológica provocada por una falla subterránea que genera inestabilidad y podría causar un fuerte temblor. Además, a un kilómetro del vaso de la planta hay emanaciones termales.

Los expertos fueron invitados por la comisión de vecinos de esa localidad que se opone a la construcción de la planta.

El lugar, ubicado a unos 20 kilómetros de la cabecera municipal, está entre cerros y caminos de terracería a los que es difícil llegar en vehículo, aunque ya se construye una vía asfaltada que comunicará no sólo la empresa con la carretera federal México-Laredo, sino que también dará acceso a unas ocho localidades.

Vecinos que forman parte de la asociación civil Unidos por Zimapán, encabezada por el ex candidato del Partido Acción nacional (PAN) a la alcaldía, José María Lozano Moreno, y el abogado Salvador García Hernández, se oponen a la construcción de la planta y demandan juicio político contra el edil priísta Eusebio Aguilar Francisco, a quien acusan de estar ''del lado de la empresa''.

Sin embargo, hay quienes ven con buenos ojos la planta y ya son beneficiarios, pues desde hace tres años trabajan en ella. Sostienen que la obra ha frenado la emigración de jóvenes a Estados Unidos. Algunos han comprado camiones de volteo que pusieron al servicio de la empresa española Befesa; otros laboran como albañiles en la construcción del gigantesco vaso, de unos 800 metros de diámetro por 100 de profundidad, que podrá almacenar 120 mil toneladas de residuos inorgánicos y 50 mil de orgánicos.

Entrevistado en Pachuca, el director de Befesa, el español Juan Ramón Barcala Núñez, insistió en que la planta es ''segura y no se corre ningún riesgo de contaminación''. Dijo que los inconformes son sólo ''unos 40 vecinos'' que actúan ''más por intereses políticos que de protección al medio ambiente''.

Aclaró que Zimapán es el lugar adecuado porque el gobierno de Hidalgo ''nos dijo que quería fomentar la inversión en zonas de menor desarrollo, y segundo, porque de acuerdo con nuestros estudios, avalados con permisos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), se demuestra que técnicamente el terreno y sus condiciones naturales cumplen con la norma''.

Los investigadores del IPN señalaron que el proyecto es ''un peligro'', porque se ubica en el mismo eje volcánico que cruza Michoacán, donde se han registrado movimientos telúricos.

Tanto vecinos como especialitas pidieron que se contrate a una consultora externa que evalúe los riesgos reales.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.