Usted está aquí: Inicio Espectáculos Todo ha sido un largo aprendizaje de 50 años en las tablas: Adriana Roel

El INBA le rinde homenaje con la puesta en escena de Lou, la sibila de Hainberg

Todo ha sido un largo aprendizaje de 50 años en las tablas: Adriana Roel

Reconocida como actriz, directora y productora, pero sobre todo creadora de actores

JORGE CABALLERO

Ampliar la imagen Adriana Roel, 50 años de trabajo teatral Adriana Roel, 50 años de trabajo teatral Foto: Yazmín Ortega Cortés

Cuando Adriana Roel inició sus estudios actorales Salvador Novo era director de la escuela de teatro de Bellas Artes, Seki Sano la dirigió en su debut en las tablas y luego Dimitrio Sarraz conjuntó en una técnica aplicable a diversos estilos teatrales lo que ella había aprendido en los primeros años de su formación. Cinco décadas después el Instituto Nacional de Bellas Artes le rinde un homenaje a su trayectoria retomando la obra Lou, la sibila de Hainberg, pieza de Beatriz Martínez Osorio dirigida por Claudia Ríos, donde Adriana Roel da vida a Lou Andreas-Salomé, pionera en la lucha por la liberación de la mujer. La puesta inicia temporada en el Teatro Julio Castillo del Centro Cultural del Bosque a partir del 11 de agosto.

Haciendo un ejercicio de memoria Roel menciona que después de 50 años en las tablas para ella todo ha sido un constante aprendizaje: "Continuo aprendiendo. Cada obra escénica se vuelve parte de la vida actoral: recuerdo mi primera puesta en escena, a los 16 años, bajo la dirección de Seki Sano, que fue trascendente en mi vida. Pero cada una de las obras en su momento se convierten en importantes, no puedo enumerarlas, todas las que he hecho son significativas". Además sentenció: "La verdad es lo más importante en el teatro: un actor podrá tener todos los títulos y haber trabajado en muchas obras pero si no le crees al momento de actuar no sirve de nada".

En la conferencia de prensa también estuvo presente la directora teatral Claudia Ríos, quien refirió: "Con esta obra celebramos 50 años de trabajo de una de las grandes actrices contemporáneas en el teatro en México, una carrera nítida, limpia, ejemplar... para todos es inspirador ver a Adriana Roel en el escenario. Esta obra y 18 mil más no serían suficientes para celebrar lo que Adriana ha hecho por el teatro mexicano como actriz, directora, adaptadora, productora... pero sobre todo como creadora de actores, a quienes ha enseñado cómo ser impecables, que les ha enseñado la complejidad de cómo se conforma y crea un ser humano. Por todos lados donde se le vea es muy importante esta celebración y este homenaje, que se difunda por qué Adriana Roel es grande en el escenario".

Por su parte el director teatral Saúl Meléndez, presente en la conferencia dijo que Adriana Roel: "Como actriz, artista y miembro de la comunidad intelectual de nuestro pías ha tenido una participación constante en el arte de la actuación, ha puesto toda su energía y perfeccionamiento en el trabajo actoral".

Protagónico

Lou Andreas-Salomé (1861-1937), pionera en la lucha por la liberación de la mujer, es el personaje central de Lou, la sibila de Hainberg obra de Beatriz Martínez Osorio que bajo la dirección de Claudia Ríos iniciará temporada en el Teatro Julio Castillo del Centro Cultural del Bosque a partir del 11 de agosto, con la actuación estelar de la primera actriz Adriana Roel en el papel protagónico. Esta obra es una colaboración del Instituto Nacional de Bellas Artes a través de la Coordinación Nacional de Teatro y de la Dirección de Teatro UNAM.

Destacada libre-pensadora de finales del siglo XIX y principios del XX, hija de un oficial de Rusia zarista, Lou Andreas-Salomé es el personaje ideal para que Adriana Roel festeje sus 50 años como actriz con este flash back escénico que nos da una idea de la compleja personalidad de quien -se dice en la obra- busca la "integridad como individuo".

"Se trata -afirma Adriana Roel- de una obra muy importante para mí, sobre una mujer escritora, filósofa y sicoanalista, que se relacionó con grandes personalidades de su época. Su vida es tan rica que es imposible abordarla en un solo tema; lo que ofrecemos aquí son pinceladas de lo que fue su relación con diversos hombres y cómo éstos influyeron en su vida."

Durante mucho tiempo, Lou evadió el matrimonio, al que veía como un mal innecesario, hasta que aceptó casarse con el reconocido orientalista Friedrich Carl Andreas. "Fue una mujer que se caracterizó por su auténtica libertad y nunca tuvo una presión para hacer algo que no quisiera o con lo que no estuviera de acuerdo", asegura la maestra Roel.

Sigmund Freud, Friedrich Nietzche, Friedrich Carlo Andreas, Hendrick Guillot, Rainer María Rilke, Fiedrich Pineles, Ernst Pfeiffer y Gustav von Salomé, son los personajes masculinos que desfilan en escena, todos ellos hombres importantes en la vida de esta notable mujer cuya primer travesura, a principios de 1882, consistió en escapar a Suiza junto con su novio, el filósofo Paul Ree, quien previamente solicitó a su amigo Nietzsche les diera asilo a cambio de un ménage a trois intelectual (la única clase de intercambio que ella aceptaría).

La joven Lou contaba con 20 años, huyó de una madre dominante que se oponía terminantemente a sus aspiraciones, y al conocer a Nietzsche le cayó tan mal como ella a él, aunque no pasaría mucho tiempo antes que a Ree se le expulsara del trío.

Nietzsche propuso matrimonio a Lou, declinando ella la oferta, mientras Ree se suicidó arrojándose de un puente. Su belleza, a la medida de su genio -"para quienes insisten en decir que una cosa no puede acompañar a otra"- la colocó en esta misma encrucijada muchas otras veces: Lou Andreas-Salomé, injustamente, ha pasado a la posteridad como musa prolífica, de la que se decía que "cada hombre que la conoce, nueve meses después pare un libro" -entre ellos, Así hablaba Zaratustra-, aunque en realidad ella estaba a la altura de cualquiera de los genios que la adoraron.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.