Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 12 de agosto de 2007 Num: 649

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

El infierno de Fante
VÍCTOR M. CARRILLO

El cine coreano y la violencia
LEANDRO ARELLANO entrevista con PARK CHAN-WOOK

Baldomero Sanín Cano, cincuenta años después
HAROLD ALVARADO TENORIO

Baudelaire, desde Campoamor
RICARDO BADA

Baudelaire y Las flores
del mal

ANDREAS KURZ

Bruno Widmann:
lenguaje y figuración

MIGUEL ANGEL MUÑOZ

Leer

Columnas:
Señales en el camino
MARCO ANTONIO CAMPOS

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

Cabezalcubo
JORGE MOCH

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Apuntes en corto (II Y ÚLTIMA)

Haría falta mucho más espacio para hablar, así fuera brevemente, de los casi doscientos filmes que fueron exhibidos del 20 al 24 de julio en San Miguel de Allende, y del 25 al 29 en Guanajuato ciudad. Diez selecciones oficiales, un país invitado –ahora fue Estados Unidos--, funciones al aire libre, presentaciones de libros, el mercado de producción –pitching market, que le dicen--, un premio de guión y algunos otros reconocimientos y actividades, forman un conjunto duramente abarcable.

DE NOVEDADES Y NO TANTO

La novedad fue la Selección Oficial Ópera Prima, creada para incluir los largometrajes mexicanos de reciente factura que cumplan el requisito explícito en el nombre de esta sección, con la cual Expresión en Corto no desnaturaliza sino que amplía su campo de acción, abriendo con ello un foro más a filmes que siguen muy necesitados precisamente de pantallas.

La novedad que no lo es tanto, llamada "Volvo en un minuto", quiere sustituir al Rally Malayerba, que dejó estos pagos hace un par de ediciones. A diferencia de éste, convocador de auténticas multitudes y suscitador de entusiasmos, la factura de estos cineminutos sólo fue evidente hasta que llegaron a la pantalla, y si bien toda oportunidad que un cineasta reciba para poner en práctica sus habilidades es bienvenida, no deja de ser enojoso el hecho de que, a juzgar por los resultados, la armadora europea de automóviles debió ponerle a su concurso "hazme gratis mi comercial".

TRES CORTOS

Escrito y dirigido por Michaela Kezele, la producción germana-serbia Milan (2007) fue la máxima ganadora del festival, pues se llevó no sólo el premio de la máxima categoría sino algunos otros, como el muy inopinado Signis, para cuya entrega hubo que soplarse una sermoncito católico muy desagradable. Todo lo contrario del cortometraje, de impecables narrativa y ejecución técnica. Milan es el nombre de un niño que vive en la provincia yugoslava, por completo ajeno a los bombardeos que la OTAN perpetró en 1999 y que dejaron huellas tan profundas como la desintegración misma de la extinta nación. A través de la mirada de un pequeño para quien el mundo aún es, felizmente, la residencia del juego y la paz, Kezele reproduce el absurdo y la tragedia implicados en toda guerra y, de manera sutil, delicada y sensible, vuelve sobre la atávica oposición entre eros y tanatos. Una secuencia en particular, que relata el encuentro y la confrontación entre Milan y un soldado de la OTAN, alcanza un grado de tensión dramática y carga de significado difícil de superar.

La presencia del cortometraje documental XH-PG (2006) en la Selección Oficial México habla bien del criterio inclusivo que guió la conformación de este apartado, si se considera el perfil abiertamente político del corto y, más que eso, su carácter no sólo de testimonio directo de las protestas que acarreó la desaseada elección presidencial de hace un año en México, sino de alegato en contra de un gobierno que no ha hecho nada para merecer tal nombre –y que no importa qué haga, no lo merecerá, a menos que se esté dispuesto a reciclar el salinato, que soñó con haberse "legitimado" en los hechos ya que no lo hizo en las urnas. Las siglas XH-PG aluden, antes del signo guión, a la nomenclatura técnica que se le da en México a un canal de televisión, y después al sobrenombre con el que comúnmente se le llama a López Obrador. El documental se limita, y con eso le basta para ser contundente, a darle la voz a una muestra representativa de los miles y miles de ciudadanos convencidos de que una vez más el poder real que manda en este país impuso a uno de los suyos en el Poder Ejecutivo.

A Manolo Carlo le dio por creer que algo podía tener de agradable/interesante/novedoso reunir a un puñado de actores que se distinguen por sus elevados talento y simpatía, verbigracia Miguel Rodarte y Patricia Llaca, mezclarlos con otros que quién sabe qué pensaban cuando dijeron que sí, para ponerlos a ejecutar toda suerte de excesos narcosexuales, en el cortometraje titulado con el más bien insulso juego de palabras Gente bien… atascada (2007), que si pretendía una crítica según esto ácida a un modo de vida fundamentado en la disipación, el egotismo y el consumo de estupefacientes, lo único que consiguió fue una especie de celebración encandilada, retorcida y equívoca, de ese nihilismo no ilustrado en el que posiblemente sí viven –y quizá del modo en que aquí se aprecia--, algunos o muchos miembros del jet set. Consiguió, además, filmar uno de los peores cortometrajes mexicanos de los que este sumeteclas tenga memoria.