Usted está aquí: Inicio Capital Lluvia de ayer alcanzó “nivel histórico”, al registrar 79.25 mm en tres horas

Caída de árboles y de un plafón y 41 encharcamientos en vías primarias, el saldo

Lluvia de ayer alcanzó “nivel histórico”, al registrar 79.25 mm en tres horas

Descarta gobierno capitalino situación de alarma por el funcionamiento del sistema de drenaje

agustin salgado y angel bolaños

Ampliar la imagen

Ampliar la imagen La lluvia de ayer provocó que el agua penetrara hasta los andenes de la estación Miguel Angel de Quevedo del Metro, además de un fuerte encharcamiento en el Periférico, a la altura de San Antonio, entre otras contingencias La lluvia de ayer provocó que el agua penetrara hasta los andenes de la estación Miguel Angel de Quevedo del Metro, además de un fuerte encharcamiento en el Periférico, a la altura de San Antonio, entre otras contingencias Foto: Yazmín Ortega y Víctor Camacho

La fuerte precipitación pluvial que se registró ayer por la tarde-noche, y que fue calificada por el Gobierno del Distrito Federal (GDF) como histórica al registrar 79.25 milímetros en un lapso de tres horas, provocó embotellamientos viales, la caída de varios árboles, el desplome de un plafón de un centro comercial e inundaciones en diferentes puntos de la ciudad, algunas de las cuales alcanzaron 80 centímetros de altura.

Pese a la fuerza y duración del fenómeno meteorológico, no se reportaron lesionados, ni daños materiales de consideración. Al cierre de esta edición continuaba la lluvia en algunos puntos de la ciudad.

Desde las cinco de la tarde, hora en que inició la lluvia, la Unidad Tormenta del gobierno capitalino implementó un operativo en las 16 demarcaciones del Distrito Federal.

Poco antes de las 23:00 horas, personal adscrito a la Dirección de Protección Civil de la delegación Alvaro Obregón informó de “desbordamientos” en algunos puntos de la Presa Río Becerra, los cuales fueron controlados de inmediato y se evitó que provocaran daños de consideración. Paralelamente se registraron inundaciones en casas habitación de colonias como Río Mixcoac y La Cascada.

Horas antes, la Unidad Tormenta, conformada por los cuerpos de emergencia, la Secretaría de Protección Civil, el Sistema de Aguas y la policía capitalina, indicó que la precipitación pluvial provocó 41 puntos de “encharcamientos” en vialidades primarias de la ciudad. Tan sólo en la delegación Iztapalapa se registraron 19 concentraciones de agua.

Entre las inundaciones de mayor consideración se encuentra la registrada en la esquina de Periférico y Las Flores, de la delegación Alvaro Obregón, donde la concentración de agua rebaso los 80 centímetros y fue necesario que una cuadrilla “rescatara” a dos personas que estaban varadas dentro de su vehículo. En esta demarcación se registró la caída de 10 árboles.

Por su parte, Protección Civil de Miguel Hidalgo informó que se reportaron ocho árboles caídos; una inundación en Tacubaya “de 60 centímetros sobre un espejo de 300 metros cuadrados” y otra más en la zona de Polanco que no rebaso los “30 centímetros sobre un área de 70 metros cuadrados”.

Otras de las delegaciones que resultaron con mayores afectaciones fueron Iztacalco, Benito Juárez y Coyoacán. En esta última se reportó la inundación de las escalinatas de la estación Miguel Angel de Quevedo del Sistema de Transporte Colectivo Metro, mientras que en un centro comercial de Benito Juárez se vino abajo un plafón y se reportaron 20 encharcamientos, el más alto fue de 30 centímetros.

Vialidades como Insurgentes, Revolución, Viaducto, Cuauhtémoc, Periférico y División del Norte presentaron embotellamientos vehiculares.

Personal de Bomberos y de la Secretaría de Seguridad Pública realizaron trabajos de desazolve, que se dificultaron por la concentración de basura en las alcantarillas.

“El drenaje está funcionando”

Por la mañana el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon, afirmó que la lluvia del miércoles sirvió para demostrar que el sistema de drenaje en la ciudad funciona correctamente.

Al realizar un recorrido por el Gran Canal, afirmó: “El huracán Dean trajo una cantidad de agua que no había recibido la ciudad en muchos años, es un pico. Con este pico, el sistema de drenaje de regulación funcionó bien y va a seguir funcionando bien; no tenemos alarma, estamos pendientes, pero no estamos en situación de alarma”, señaló.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.