Usted está aquí: Inicio Espectáculos Patricia Riggen aborda el tema de los migrantes por el desmembramiento familiar

La misma Luna, de la mexicana, fue proyectada en el Latin Beat y en Toronto

Patricia Riggen aborda el tema de los migrantes por el desmembramiento familiar

Jorge Caballero

Ampliar la imagen La cineasta mexicana durante la exhibición de su filme en Nueva York La cineasta mexicana durante la exhibición de su filme en Nueva York Foto: Notimex

La directora mexicana Patricia Riggen presentó el pasado fin de semana su cinta La misma Luna, en el Latin Beat de Nueva York y en el Festival Internacional de Cine de Toronto, Canadá: en el primero se le brindaron aplausos al término de la proyección, y en el segundo recibió buena crítica de la prensa que cubre el certamen.

De visita en la ciudad de México, Riggen charló con La Jornada. Señaló que su película, que habla sobre la migración de mexicanos hacia Estados Unidos surgió “con la intención de conmover; mucha gente me cuestionó sobre hacer una cinta que tratara el tema de la migración, que era un tema muy manoseado. Les respondí que es como el de la guerra y que se podría abordar desde muchas perspectivas; yo lo abordé por el del desmembramiento que sufren las familias cuando la madre abandona a sus hijos para irse a trabajar a Estados Unidos”.

La cineasta extiende su respuesta: “También me han preguntado si está basada en una historia real; existen en Estados Unidos cuatro millones de mexicanas migrantes que se han visto forzadas a abandonar a sus hijos, o sea, La misma Luna está basada en cuatro millones de historias reales. Esta cantidad es como si existiera una ciudad completa de madres sin hijos en Estados Unidos y otra de hijos sin madre en México, lo cual me parece una injusticia terrible”.

La misma Luna sigue la historia de un niño de nueve años educado por su abuela en México, porque su mamá trabaja ilegalmente en Estados Unidos. Cuando la abuela muere, el pequeño emprende un viaje para rencontrarse con su madre. El filme está protagonizado por el niño de nueve años Adrián Alonso, Kate del Castillo, Eugenio Derbez, América Ferrera y Los Tigres del Norte.

Patricia Riggen considera: “Mi punto de vista sobre el tema es diferente, porque es desde la mirada de un niño; pero sobre todo la diferencia está en el tono en que está narrada la película. Estamos acostumbrados a ver cintas de migración que son muy oscuras y deprimentes, que son crueles; esta película es muy luminosa, positiva y llena de esperanza. La hice para que le gustara a los migrantes no para agradar a los que viven en la colonia Condesa, a los que observan desde la comodidad de una sala de cine VIP… Quise hacer una película que le gustara a los migrantes, por lo tanto son personajes bellos, solidarios, capaces de reírse de su situación, son humanos. Además metí a los actores que les gustan y la música que escuchan, como Los Tigres del Norte.

“La película aún no se estrena, pero es muy importante que llegue a ese público, porque es su historia… creo que habrá opiniones de que es muy comercial, pero no es esa la intención, nunca pensé en hacerla, porque ya tenía un trato con un estudio para que me financiaran la película, pero me querían hacer unos cambios en la parte creativa, de contenido y en el casting, así que rechacé el dinero y decidí el camino independiente.”

Mover y conmover

La autora del documental Retrato de familia, que aborda el tema de la pobreza de los negros en Harlem, precisa: “El guión de La misma Luna cambió mucho de cómo lo recibí a cómo lo filmé, pero esencialmente trataba de la separación de una madre y su hijo por motivos económicos. Supe que había una buena historia para hacer lo que a mí me gusta: mover y conmover. No hay relación más fuerte que la de una madre con un hijo y, por lo tanto, no hay dolor más fuerte que su separación. Y como en todas las historias de amor se necesita que se junten; así construí esta historia”.

Inconforme con sus palabras anteriores, suelta: “La película no es explícitamente política, me concentré en el lado humano de un problema político. Quise convertir la estadística en algo con lo que uno se puede identificar, que es exactamente lo que pasa con Elvira Arellano: la madre y el hijo separados, para hablar de un caso específico”.

Patricia Riggen finalizó: “La película no critica explícitamente las políticas migratorias del gobierno estadunidense, como la construcción del muro fronterizo, a la cual me sumo. Más bien trata de llamar la atención sobre la idea de que el problema está en el gobierno de México, que tiene la responsabilidad de ver por sus ciudadanos; preguntarnos qué está haciendo mal, para que millones de trabajadores mexicanos emigren a Estados Unidos en condiciones adversas. Es una muestra de inequidad, injusticia, desesperanza… nadie deja lo más preciado de su vida, como son los hijos, y México les niega esa esperanza a todos esos millones de mexicanos migrantes.

“Qué estamos haciendo mal en nuestro país que tiene al millonario número uno del mundo y otros tantos en el top 100; además México es el segundo país en comprar autos de superlujo, de esos que valen más 500 mil dólares, en la ciudad de México hay tres tiendas de diamantes Tiffannys cuando en Nueva York hay una… para mí eso es indignante. Hay que comenzar a responsabilizarnos de lo que estamos haciendo como gobierno y sociedad”.

La misma Luna se estrenará en nuestro país hasta marzo con 350 copias.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.