Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia Trámites y vacíos legales impiden la adopción de niños en el país

Signan convenio para agilizar el proceso y lograr la unificación de criterios, señala el DIF

Trámites y vacíos legales impiden la adopción de niños en el país

INEGI y Conapo contabilizan 28 mil menores sin hogar; el Unicef reporta 1.6 millones

Ángeles Cruz Martínez

Por los obstáculos administrativos y vacíos legales, en México el proceso para la adopción de menores de edad no garantiza el derecho de los niños a tener una familia. Es por esto que de los 11 mil 75 menores en situación de desamparo, quienes se encuentran bajo la custodia de los sistemas para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) nacional y estatales, y de instituciones privadas, sólo 517 reúnen las condiciones para ser adoptados, según establece un diagnóstico del DIF.

El estudio –con resultados parciales debido a que no todas las preguntas de la evaluación fueron respondidas por los organismos participantes– sólo se refiere a la situación en que se encuentran estos 11 mil 75 niños y reconoce que el proceso de adopción tiene fallas e inconsistencias que deben atenderse, mediante la revisión y unificación de criterios y, en la medida de lo posible, de los marcos normativos y de la estandarización de procedimientos.

De acuerdo con el Conteo Nacional de Población y Vivienda del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) y las proyecciones del Consejo Nacional de Población (Conapo), en el año 2005 había 28 mil 107 niños en casas hogar, orfanatorios y casas cuna; aunque otras estimaciones del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) plantean que en ese mismo año había en México 1.6 millones de niños huérfanos por diferentes causas (orfandad parcial o total por accidente automovilístico, por VIH/sida, muerte posparto, entre otras).

Todas estas cifras forman parte del diagnóstico del DIF sobre el proceso de adopción en el país y señala, respecto de los 11 mil 75 pequeños que fueron la base para la elaboración del diagnóstico, que el trámite de adopción puede durar de uno a cinco años y en algunos casos, de plano se suspende ante el cúmulo de requisitos y documentos que se solicita a los interesados.

El trabajo fue presentado ayer en el contexto de la firma del Convenio Nacional para la Agilización del Proceso de Adopción, donde la directora del DIF, Cecilia Landerreche, anunció la creación de la Oficina Central de Adopciones, desde la que se buscará impulsar la unificación de criterios legales y administrativos a escala nacional, con la finalidad de facilitar los procesos.

La funcionaria explicó que a partir de la “revisión integral” de los mecanismos que se siguen en cada uno de los estados de la República, se detectó, por ejemplo, que en algunas entidades se exige un periodo de convivencia de un año entre el niño y los padres.

En otras localidades, no existe un organismo colegiado responsable de los procesos de adopción, situación que abre la puerta a la discrecionalidad, reconoció.

La investigación realizada en coordinación con los sistemas estatales del DIF y los organismos públicos privados que tienen bajo su custodia a niños en desamparo, destaca que en México se ha seguido un camino opuesto al de otros países, y se ha privilegiado la institucionalización de los infantes sin respaldo familiar. De ahí que sea inexistente la estructura e infraestructura necesarias para facilitar los trámites.

Lo anterior, a pesar de que se ha comprobado que la adopción es la mejor alternativa para crear un proyecto de vida digno y pleno para cada uno de los niños y niñas sin familia; además este mecanismo concilia las expectativas de vida de la familia con el deseo de tener un hijo y de los menores con deseo de tener una familia.

Entre los datos que sobresalen del diagnóstico está que 77 por ciento de los menores de edad estudiados tienen de siete a 18 años de edad, y 23 por ciento está en el rango de recién nacidos a seis años. Del total de niños susceptibles de adopción, 124 presentan algún tipo de discapacidad.

Por otra parte, el estudio da cuenta de que en 2006 se concretaron mil 922 adopciones, se presentaron 2 mil 817 solicitudes y estaban en lista de espera de asignación de un niño o niña, mil 667 personas interesadas en adoptar.

Con el convenio suscrito ayer en una ceremonia encabezada por Margarita Zavala, en su calidad de presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del DIF, las representaciones nacionales y estatales de este organismo se comprometieron a trabajar para agilizar el trámite de las adopciones tanto en las esferas administrativas como del ámbito judicial.

Para ello, también se cuenta ya con la participación de los tribunales superiores de Justicia del país. Lo más importante, señaló Landerreche, es privilegiar el interés superior de los niños y niñas.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.