Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 14 de octubre de 2007 Num: 658

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

En una tierra extraña
SOMERSET MAUGHAM

El señor sabelotodo
SOMERSET MAUGHAM

Somerset Maugham:
la infeliz honestidad

GRAHAM GREENE

Vigencia de Marx
V CONGRESO "MARX INTERNACIONAL"

El telele de la tele
BOB DYLAN

Leer

Columnas:
Jornada de Poesía
JUAN DOMINGO ARGUELLES

Paso a Retirarme
ANA GARCÍA BERGUA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

La Jornada Virtual
NAIEF YEHYA

A Lápiz
ENRIQUE LÓPEZ AGUILAR

Artes Visuales
GERMAINE GÓMEZ HARO

Cabezalcubo
JORGE MOCH


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Aquimichú (II Y ÚLTIMA)

Así pues, como se preguntó aquí hace una semana, ¿por qué Warner México tiene que consultarle algo, cualquier cosa a Televisa, acerca de un negocio -la exhibición de El fraude que nadie vio- que en primera instancia no es de ésta sino de Warner?

La respuesta, que proviene de la mismísima empresa de distribución, no deja más remedio que acudir a la conseja según la cual, "piensa mal y acertarás": Fernando Pérez Gavilán, director de Videocine, le dijo a Borbolla, cabeza de Warner México, que "tenía que consultar con Emilio Azcárraga y con Bernardo Gómez", respectivos presidente y vicepresidente de Televisa. De nuevo es forzoso preguntarse ¿por qué?, y otra vez pensando mal se acierta: porque el documental de Mandoki alude directamente a ambos personajes, además de varios comentaristas -como ésos que se cada miércoles por la noche se creen analistas políticos, lo cual es de verdadera risa loca- del miembro más grande -albur incluido- del duopolio televisivo. Algo así como un remake del legendario "no pago para que me peguen" lopezportillista...

Tiene razón quien piense que, por méritos propios, todo lo anterior es materia de otro documental, pero todavía falta: en agosto pasado, Contra el Viento Films supo, por medio de la propia Warner México, que ésta había recibido una inusual llamada de su casa matriz estadunidense, en la que se le solicitaba información "acerca del contenido político del documental". Algo que, en palabras del propio Borbolla, "nunca había ocurrido" y que, por supuesto, no sucedió porque éste lo haya querido así, sino porque alguien más arriba puso a Warner Estados Unidos en antecedentes. Más claro, ni el lodo...

PORQUE NO LE DI SU ALFALFA

Citados que fueron el 23 de agosto los socios de Contra el Viento Films por Borbolla, éste les contó en primera instancia que el director de Videocine aceptaba distribuir el documental si Warner insistía, pero que le sugería no hacerlo debido a lo inconveniente que resulta enemistarse "con alguien tan poderoso como Bernardo Gómez". Resultado: la negativa en redondo a distribuir El fraude que nadie vio .


Juan Manuel Borbolla

Sin embargo -y aquí el asunto cobra ya matices de thriller-, poco después ese mismo día Borbolla desliza una condicional que hiede: "si quitan del documental a Azcárraga y a Bernardo [...] sí podría distribuirlo Warner". Al día siguiente y vía internet, Federico Arreola informa de todo esto a Bernardo Gómez -segunda misiva luego de la inicial petición, días atrás, al vicepresidente de Televisa para que no obstaculizara el trabajo de Warner-, y más tarde ese mismo día, Borbolla se contradice por segunda vez para informar a la productora que ha hablado con "su jefe en Estados Unidos" y con Videocine y que siempre sí distribuye el documental.

Cinco días después, de nuevo contra sus propias palabras, Borbolla recibe a los productores para decirles que siempre no, porque "hay consenso entre Televisa y Warner para no distribuir el documental"...

PORQUE NO LE DI SU MÁIZ

Si alguien todavía dudaba de cuán vigente es la censura en México; si alguien aún era capaz de poner el tela de juicio el enorme peso del poder fáctico ejercido por quien se supone -así lo dicta la Constitución- sólo es un simple concesionario de un medio electrónico de comunicación; y más, si alguien tenía reservas para aceptar que como público cinéfilo estamos en manos de un puñado de inescrupulosos, facciosos y retrógradas, perfectamente capaces de asociarse al mejor estilo de la camorra italiana cuando alguno de sus integrantes tiene sobre sí la amenaza de ser exhibido, aquí está, documentado en el papel, cómo suceden las cosas detrás de la pantalla.

Esta auténtica casa del jabonero, en donde quien no cae resbala, demuestra con claridad que el actual sistema de producción, distribución y exhibición no sólo es nefasto por cuanto hace a la manera en que son repartidos los dineros -de lo cual se ha hablado aquí y en muchos espacios desde hace años-, sino también debido a que esa distorsión acarrea otras igual de nocivas, como la del ejercicio vertical y represivo de un poder forjado a golpes de dinero; la preservación de la impunidad así sea en términos de imagen pública; la perpetuación de conductas corruptas, mendaces, lamebotas, etecé.

Con todo, tenga usted por seguro que El fraude que nadie vio saldrá a la luz, y que así sea del mismo modo en que el anterior documental de Mandoki fue distribuido y exhibido, llegará al público al que debe llegar.