Usted está aquí: Inicio Gastronomía Boom en el consumo de té en México; crece 20% anual

A la manzanilla o la yerbabuena, no se les debería llamar así, pues son infusiones

Boom en el consumo de té en México; crece 20% anual

Tomar la bebida es parte de la vida y tradición del pueblo inglés

Lo importante es generar una cultura en el país sobre el producto, asegura Diego Compeán, distribuidor de Twinings

Existe un ancestral consumo de yerbas, pero el auge se dio hace pocos años

Arturo Cruz Bárcenas

“Té es el nombre genérico que se le da a todo lo que sale de la Camellia sinensis y lo demás son infusiones; en varios países de Sudamérica se consume lo que se llama mate, que no es té ni infusión”, precisó en entrevista el especialista en tales bebidas Diego Compeán, quien distribuye la marca inglesa Twinings, que tiene una historia de 300 años.

“En México, el aumento en la tendencia en el consumo del té comenzó hace cinco años. A escala mundial ha aumentado, pues cada vez se descubren más usos medicinales. Aunque el tamaño del mercado mexicano es grande, aún puede considerarse incipiente, porque el consumo ha sido de lo que se elabora por medio de yerbas, no de té.

“Hay consumo ancestral de yerbas y la medicina prehispánica las utilizó para sanar, pero, como bebida, el boom del consumo de tés tiene pocos años. Comercialmente los tés se clasifican en estándar y premium, lo cual implica diversos precios, bajos y altos. La marca más conocida en el mundo es Twinings, por su trayectoria.

“Lo importante es generar una cultura del té que en México no existe. La difusión es fundamental, tanto sobre los sabores como sobre los beneficios de algunas marcas. No es lo mismo consumir marcas caras que baratas, por la calidad. Es difícil que los de calidad se puedan hallar en la tienda de la esquina y preferimos, por ahora, mantener esa sana distancia por unos dos o tres años más.

“Los tés caros se pueden hallar en tiendas departamentales y en autoservicios, y los precios dependen del sabor, de las mezclas, de los ingredientes. No es lo mismo un té que sólo tiene Camellia sinensis deshidratada a uno que trae clavo, jengibre, canela, etcétera. En este mundo global los costos varían día a día”.

Dos décadas

Twinings llegó hace 20 años a México, “y somos los mejores”, aseguró Diego Compeán. “Somos la marca de la Casa Real Británica. Tomar té es parte de la vida, de la tradición y cultura del inglés, quien acostumbra tomarlo entre cuatro y cinco de la tarde, invariablemente.

“Otro de los detalles importantes es que se le agrega leche, sobre todo al té negro, aunque últimamente se ha puesto de moda el verde, por el tema de los antioxidantes, que se asocian al no envejecer. Todo lo que es té, que se deriva de la Camellia sinensis, contiene flagonoides y antioxidantes, pero hay tés que varían en el contenido. El negro, que es un té oxidado, contiene menor cantidad de antioxidantes. El verde y el blanco los tienen en mayor concentración, pero al final todos vienen de la misma plantita”.

Informó que en México, Twinings distribuye 20 variedades de las más de 200 que venden a escala mundial. “Tenemos un portafolios que comprende el negro, el negro saborizado, verde, e infusiones, que son algo muy distinto. La gente tiende a decirle té a todo, pero no es correcto.

“Por ejemplo, la manzanilla o la yerbabuena, no se les debería llamar tés, pues son infusiones. Para que se llame té tiene que venir de la Camellia sinensis.

“El mercado en México, para nosotros, equivale a unos 35 millones de dólares, al cierre de 2006. Lo importante es que este mercado está creciendo a tasas arriba de 20 por ciento. No hay muchos con ese crecimiento. El té es un nicho, sin duda”, añadió.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.