Usted está aquí: Inicio Economía Continúa la fuga de gas y aceite en la plataforma Usumacinta

Pemex determinará mañana si la derriba para rescatar el pozo

Continúa la fuga de gas y aceite en la plataforma Usumacinta

Israel Rodríguez J.

Ampliar la imagen Plataforma Usumacinta, en la sonda de Campeche, afectada por un nuevo incendio desde el miércoles pasado Plataforma Usumacinta, en la sonda de Campeche, afectada por un nuevo incendio desde el miércoles pasado Foto: La Jornada

Este lunes Petróleos Mexicanos (Pemex) determinará si derriba la plataforma Usumacinta para controlar un nuevo incendio que dura tres días. Es una de las opciones que estudia para poner fin a las secuelas del accidente ocurrido el mes pasado que provocó la muerte de 22 trabajadores y fugas de gas y aceite.

Esta posibilidad se está evaluando junto con otras para evitar que la plataforma Kab 101 (que es donde se alojan los pozos) resulte con daños mayores y poder así preservar la posibilidad de controlar el pozo y evitar un derrame mayor.

Sin embargo, esta opción se ejecutaría una vez que se cuente con la autorización del Ministerio Público que participa en las investigaciones del siniestro.

Los trabajadores y técnicos de Pemex continúan realizando las labores de extinción del fuego en el pozo Kab-121, ubicado en la plataforma Kab-101.

El campo Kab está ubicado frete a las costas de Tabasco con tirantes de agua promedio de 30 metros. Actualmente el campo cuenta con dos pozos productores: Kab-101 y Kab-121, que producen en su conjunto 5 mil 700 barriles diarios de aceite.

La plataforma Kab-101 se encuentra en un tirante de 23.7 metros, a 32 kilómetros del puerto de Dos Bocas, Tabasco.

Entre las otras opciones que se estudian, destaca la posibilidad eliminar la torre del equipo de perforación.

Pero en caso de no tener éxito esta posibilidad se procederá a cortar las vigas del puente y retirarlo para dejar el espacio abierto y apagar el pozo e introducir el equipo requerido para su control.

Una vez despejada el área y apagado el pozo se procedería al corte del cabezal de válvulas dañado, de donde emana el derrame y la instalación de un juego de válvulas y preventores con lo cual se controlaría el pozo. Se estima que la ejecución de estos trabajos tomaría entre 20 y 30 días. Actualmente el derrame del pozo Kab-121 es del orden de 422 barriles diarios.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.