Usted está aquí: Inicio Política Demanda el ombudsman poner fin a la violencia de la Patrulla Fronteriza

Imperativo, que México y EU superen indiferencia ante la agresión de migrantes

Demanda el ombudsman poner fin a la violencia de la Patrulla Fronteriza

Este año la cifra de connacionales muertos superará 500, prevé Soberanes Fernández

“Queremos que se respete su dignididad y se valore su trabajo”: ONG estadunidenses

Víctor Ballinas (Enviado)

Ampliar la imagen Un grupo de migrantes trata de cruzar por la frontera con El Paso, Texas Un grupo de migrantes trata de cruzar por la frontera con El Paso, Texas Foto: Notimex

Playas de Tijuana, BC., 25 de noviembre. En este punto de la línea fronteriza el ombudsman nacional, José Luis Soberanes Fernández, exigió a los gobiernos de México y Estados Unidos justicia para los migrantes perseguidos, acosados y asesinados por los agentes de la Patrulla Fronteriza.

“Venimos a demandar que se ponga fin a la impunidad de quienes actúan con violencia extrema contra los migrantes; ambos gobiernos deben aceptar su responsabilidad”, sostuvo.

“Venimos a demandar que se ejecuten de inmediato las acciones necesarias para evitar más muertes en la frontera. Ni una más”, señaló, precisamente en esta parte de la línea donde cientos de migrantes pierden la vida cada año en su intento de cruzar al vecino país.

Acompañado por representantes de organizaciones defensoras de los derechos humanos en ambos países, el titular de la CNDH insistió: “Venimos a develar la preocupante indiferencia que puede caracterizar la muerte de los migrantes. A eso hemos venido: a poner de relieve una vez más que hacia el final de 2007 la tragedia en la frontera norte es un hecho cotidiano que no debe pasar inadvertido, y mucho menos admitiremos que adormezca la conciencia de los gobiernos”.

Las organizaciones que acompañaron al ombudsman son Coalición Pro Defensa del Migrante, Coalición Nacional Pro Derechos Humanos, Ejército de Salvacion, además de familiares de migrantes muertos o asesinados en la frontera. Por Estados Unidos, acudieron el fundador de Humane Borders, el reverendo Robin Hoover; el presidente de Ángeles sin Frontera, Enrique Morones, y la activista de San Diego Andrea Guerrero.

Rejas y fronteras

Una reja metálica dividía físicamente el acto, quizá por eso fueron constantes los gritos para exigir justicia y exigir que se derriben los muros que siguen generando la muerte de miles de migrantes.

En este escenario, el presidente de la CNDH previó que la cifra de migrantes muertos este año será superior a 500. “No podemos esperar que se nos diga en diciembre de 2008, como si fuera un dato más, que la cifra sigue en aumento”.

Gabriela Barrios, madre de Óscar García, un migrante con documentos que trabajaba de mesero en San Diego y fue asesinado en San Isidro, California, el 18 de mayo de 2006 por la Patrulla Fronteriza, demando justicia a los gobiernos de ambos países. “El crimen de mi hijo no puede quedar impune: tenía 22 años, era un trabajador legal y lo mataron a mansalva”.

Del lado estadunidense, Enrique Morones –quien construía cruces de madera para el mitin– y una decena de simpatizantes del reverendo Hoover, demandaron el cese de la violencia, la persecución y el asesinato de migrantes. “Estamos unidos aquí por algo que queremos se haga cada año: iniciar el fin de la semana de Acción de Gracias con una demanda en favor de los migrantes que vienen a trabajar a este país.

“Queremos que se respete su dignidad. A ellos hay que darles gracias por su trabajo; también debemos exigir que cese la violencia contra los migrantes”, señaló.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.