Usted está aquí: Inicio Política Los trastornos climáticos generan más desplazados que las luchas armadas

En Bangladesh el fenómeno ya es común, señala el organismo Amigos de la Tierra

Los trastornos climáticos generan más desplazados que las luchas armadas

Comienza en Bali conferencia sobre el calentamiento global y el Protocolo de Kyoto

Angélica Enciso

“Los trastornos del clima le están ganando a las armas”, pues actualmente hay más personas desplazadas por situaciones ambientales, que por guerras, advirtió la organización Amigos de la Tierra Internacional en su estudio Voces de comunidades afectadas por el cambio climático.

Con este panorama por delante, hoy comenzará en Bali la conferencia del Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y la tercera reunión de los países miembros del Protocolo de Kyoto, que discutirán la viabilidad de una segunda fase de ese mecanismo (a partir de 2012) o de plano optarán por otro instrumento.

En el documento, Amigos de la Tierra Internacional presenta pruebas contundentes de los daños que ha generado ya el calentamiento global en algunas comunidades, sobre todo por las emisiones de gases de efecto invernadero, de las cuales Estados Unidos es responsable de 25 por ciento.

“El cambio climático dejó de ser una amenaza del futuro y se instaló en el planeta. Bangladesh se sumerge en el mar y se teme que pierda gran parte de su territorio; los habitantes de varios poblados han sido desplazados por las inundaciones. En las islas del Pacífico sur, el mar crecerá de tal manera que anegará extensas áreas y los habitantes tendrán que irse irremediablemente”, señala.

El organismo indica también que los glaciares de países andinos y de Asia (en la región del Himalaya) han comenzado a derretirse. Ahí, añade, pueblos enteros basan su principal actividad, la agricultura, en las “nieves perpetuas”, por lo que “su extinción está en camino”.

Sostiene, sin embargo, que mientras en algunas regiones se presentan inundaciones, en otras las sequías abruman y traen desertificación, hambre, sed, enfermedades y migraciones. “La crisis climática que enfrenta el planeta generará efectos irreversibles en muchos ecosistemas y agudizará los conflictos sociales y económicos”.

Efectos en la economía

Amigos de la Tierra Internacional destaca que el cambio climático deja al descubierto la fragilidad del sistema económico mundial, que demanda riquezas naturales y consume combustibles fósiles, como petróleo y carbón, principales fuentes de los gases de efecto invernadero. “Esa causa general tiene enorme expresión en el consumo desaforado del norte, algo que se niega a veces con cinismo, pero que urge reducirlo.”

En el estudio se asienta, asimismo, que reducir el consumo y la demanda de combustibles fósiles es imposible sin que, al mismo tiempo, disminuyan la producción y el abastecimiento de los mismos, lo que generaría problemas a la economía global.

Destaca que los países en desarrollo son los más vulnerables a esta situación, porque sus economías están íntimamente ligadas a la tierra, al agua, al conocimiento ancestral y a la diversidad de los ecosistemas, todo amenazados por la “crisis climática”.

Sin embargo, en el documento se presentan testimonios de que en Perú, Reino Unido, Malasia, Honduras, Brasil, Tuvalú y Australia ya se trabaja en estrategias para adaptarse a dichas transformaciones.

Indica que las comunidades definen las estrategias de adaptación al cambio climático mediante la agroecología, medicina tradicional, manejo sustentable de agua y suelo, y uso de energías alternativas. “También hay conciencia de que este esfuerzo es insuficiente. Las comunidades reconocen que requieren transformaciones profundas”.

El organismo ambientalista señala que es preciso poner en marcha un movimiento global para detener los efectos negativos que traerá consigo el cambio climático, a fin de contrarrestar la vulnerabilidad en la que viven cientos de miles de comunidades en el mundo.

“La construcción de ese movimiento implica contravenir el modelo político y económico que propicia el cambio climático, el consumo y los patrones de producción insostenibles; supone trabajar por una soberanía energética que sustituya el uso de combustibles fósiles por fuentes de energía viables”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.