Usted está aquí: Inicio Capital Acuerdan tipificar como delito grave la extorsión telefónica

Aprueban proyecto de dictamen en comisión de la Asamblea Legislativa

Acuerdan tipificar como delito grave la extorsión telefónica

Robo a bancos será considerado delincuencia organizada

Penalizan fraude con autos

Gabriela Romero, Agstín Salgado y Mirna Servín Vega

La Comisión de Administración y Procuración de Justicia de la Asamblea Legislativa acordó tipificar como delito grave la extorsión vía telefónica, por correo electrónico y radiolocalizadores, entre otros medios, y como delincuencia organizada el robo a bancos, además de incrementar la penalidad en los casos de fraude en la compra de automotores.

El presidente de la comisión, Daniel Ordóñez Hernández, explicó que el dictamen aprobado ayer, durante la reunión de trabajo, se presentará ante el pleno de la Asamblea Legislativa para su análisis, la próxima semana.

Al presentar el proyecto de dictamen, Ordóñez precisó que el artículo reformado es el 231, fracción II, del Código Penal del Distrito Federal, el cual regula el fraude específico “consistente en la obtención de una cantidad de dinero o cualquier otro lucro, como consecuencia directa e inmediata del otorgamiento o endoso a nombre propio o de otro, de un documento nominativo, a la orden o al portador contra una persona supuesta o que el otorgante sabe que no ha de pagarle”.

Por lo que se precisa que “cuando el lucro obtenido consista en un vehículo automotor, independientemente de su valor, se aplicarán las penas previstas en el artículo 230”, las cuales consisten en prisión de seis a once años y una multa de 800 a mil 200 días de salario mínimo.

El otro artículo a reformar es el 236, también del Código Penal, mediante el cual se tipifica como delito grave, al incrementar la penalidad, la extorsión telefónica o realizada mediante cualquier tipo de comunicación electrónica.

En los considerandos del dictamen se establece que se tienen datos estadísticos de que durante los primeros ocho meses de 2006 se reportaron un total de 487 extorsiones telefónicas, lo que significa 1.8 diarias.

La penalidad se incrementará “cuando se trate de la extorsión genérica, cuando se cometa en contra de una persona mayor de 60 años de edad, cuando se realice por un servidor público, miembro o ex miembro de alguna corporación de seguridad pública o privada, cuando intervenga una o más personas armadas o portando instrumentos peligrosos o se emplee violencia física”.

En tanto que en la reforma al artículo 254 se establecen como delitos de delincuencia organizada el robo a bancos, oficinas recaudadoras u otra en la que se guarden “caudales o valores” y se sancionará con cuatro a 10 años de prisión a quienes cometan este ilícito.

Horas antes, los diputados se reunieron con el titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Rodolfo Félix Cárdenas, y el jefe de la policía capitalina, Joel Ortega Cuevas, para afinar los detalles de la propuesta que fue aprobada más tarde en comisiones.

Durante la reunión, realizada en un hotel de la calle de 16 de Septiembre, se informó de la detención de un sujeto en Tonalá, Jalisco, en el momento que pretendía cobrar 13 mil pesos producto de una extorsión a una habitante de la ciudad.

El procurador capitalino reconoció que las 22 personas que han sido consignadas ante un juez penal, del primero de enero a la fecha, salieron libres bajo fianza, situación que se repetirá con el individuo aprehendido en Jalisco.

En la actualidad, el Código Penal considera a la extorsión telefónica como delito no grave, lo que dificulta la actuación de las autoridades para combatir este ilícito. “No hemos tenido la posibilidad de vincularlos con quienes hacen las llamadas y planean las extorsiones. Tenemos a los cobradores, pero no les podemos torcer la mano (sic) para que nos digan con quién operan”, reconoció Félix Cárdenas.

Por su parte, el Consejo Ciudadano informó que en dos días de operación del programa contra las extorsiones telefónicas, se han recibido mil 714 llamadas denunciando este delito, y entre ellas, 25 personas pagaron un supuesto rescate en efectivo o con tarjetas telefónicas.

En este programa se logró ya la detención de un extorsionador que operaba desde el estado de Jalisco hacia el Distrito Federal. El delincuente amenazó a una mujer de tener secuestrado a un familiar. Esta depositó 13 mil pesos en un banco y posteriormente se comunicó al centro telefónico y con la información proporcionada las procuradurías estatal y de la capital de la Repúblicaa lograron detener al presunto delincuente que cobró la suma en una sucursal de Banamex en Jalisco.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.