Usted está aquí: Inicio Política Se moviliza la otra campaña ante las agresiones a zapatistas de Bolom Ajaw

Llama a agrupaciones civiles a boicotear el turismo en Agua Azul

Se moviliza la otra campaña ante las agresiones a zapatistas de Bolom Ajaw

Autoridades, con la intermediación de Opddic, planean “reubicar” a los pobladores

Hermann Bellinghausen

Ante la tensión que han creado las agresiones de grupos armados vinculados al PRI contra la comunidad zapatista Bolom Ajaw, en la región del río Agua Azul, el cual es aprovechado desde hace décadas como balneario y centro turístico, organismos civiles y miembros de la otra campaña en Chiapas instalaron un campamento de observación en la comunidad amenazada.

En tanto, el Centro de Análisis Político e Investigaciones Sociales y Económicas (Capise) convocó a la sociedad civil y las organizaciones internacionales a dirigirse a sus secretarías o departamentos de turismo y a las agencias de viajes de sus países para “informales lo que pasa en las cascadas de Agua Azul y realizar una campaña que dicte: ‘Hasta que no cesen las agresiones y amenazas de desalojo contra las familias de Bolom Ajaw, no visites las cascadas de Agua Azul’”.

El llamado propone a las organizaciones de México y de otros países, movilizadas por esta denuncia, enviar cartas de protesta al presidente Felipe Calderón y los secretarios Rodolfo Elizondo Torres, de Turismo, y Francisco Ramírez Acuña, de Gobernación.

Asimismo, Capise llama a manifestarse públicamente “contra las agresiones a los pobladores de Bolom Ajaw y los pueblos zapatistas, visitar agencias de viajes en México y entregar información sobre lo que sucede en Agua Azul”, invitándolas a no enviar turismo a las cascadas.

“Frente a la grave situación que atraviesan las familias zapatistas, dentro del marco de total impunidad con que operan efectivos de Opddic del denominado ejido Agua Azul”, el 28 de noviembre se trasladó a Bolom Ajaw una Brigada Especial de Observación Tierra y Territorio (Beott) para dar “acompañamiento a las mujeres, hombres, niños, niñas y ancianos del poblado Bolom Ajaw”.

Ese mismo día, el gobernador chiapaneco Juan Sabines Guerrero solicitó a la Procuraduría General de la República (PGR) que investigue las denuncias contra Opddic en Bolom Ajaw y el ejido Agua Azul. Aun así, en la tarde del 29 un grupo armado de miembros de Opddic disparó repetidamente contra la comunidad zapatista, a 200 y 150 metros de distancia. Para ello empleó principalmente armas de grueso calibre, según informó la junta de buen gobierno de Morelia, y posteriormente confirmó la Beott.

La mañana del viernes 30, un helicóptero blanco y azul de la Seguridad Pública estatal sobrevoló por encima del poblado Bolom Ajaw y sus tierras de cultivo, durante 15 minutos.

La comunidad ha identificado más de 20 personas de Agua Azul que han participado en los tiroteos recientes contra la población desarmada de Bolom Ajaw. Entre ellos están Jerónimo, José Alberto y Juan Urbina López, Jeremías López Hernández, Salomón Moreno Estrada, Miguel Silvano Hernández, Juan García, Marcos López Silvano, Manuel, Santiago y Adolfo Cruz López.

Cabe recordar que la “disputa agraria” (todo indica que montada artificialmente) interpuesta por Opddic en el río Agua Azul contra Bolom Ajaw es sobre las tierras recuperadas por las bases de apoyo zapatistas, en lo que antes del levantamiento de 1994 eran una finca privada. Llama la atención que la beligerancia de Opddic vaya aparejada a presiones de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, la secretaría de Gobierno de Chiapas, el Ministerio Público de Palenque y funcionarios de turismo, lo cual, si bien se mira, constituye una contradictoria ensalada de intereses.

¿Son campesinos priístas que quieren extender sus milpas, organismos federales que pretenden “conservar” un área por demás bien conservada y casi virgen hasta ahora, o intereses empresariales y gubernamentales que buscan expandir la “oferta” turística en esos parajes de gran belleza, donde aún hay cascadas y selvas listas para ser depredadas por el consumismo y los servicios?

En cualquier caso, como se ha señalado en repetidas ocasiones, las autoridades federales, estatales y municipales que han intervenido en distintos momentos del presunto conflicto manifiestan directamente a los pobladores de Bolom Ajaw, y en algunas ocasiones al Capise, su interés en “reubicar” a las bases de apoyo zapatistas, o sea desalojarlas. Hasta ahora, el instrumento para ello ha sido Opddic, grupo considerado paramilitar en varias regiones de población indígena en la selva Lacandona y la zona norte, donde también agrede y amenaza a comunidades zapatistas en los municipios autónomos San Manuel, Francisco Gómez, Olga Isabel, 17 de Noviembre, La Paz y Ricardo Flores Magón. Además, bajo el mismo nombre de Opddic, a finales de septiembre un presunto grupo paramilitar amenazó de muerte al consejo autónomo de San Andrés Sakamch’én de los Pobres, en los Altos.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.