Usted está aquí: Inicio Capital En diciembre, 15 horas pico al día en el DF

En diciembre, 15 horas pico al día en el DF

Las compras y las fiestas de fin de año agudizan el caos vehicular por toda la ciudad

Mirna Servín y Laura Gómez

Todos llegan tarde a todos lados. No hace falta que sea viernes, ni día de quincena, ni en horas pico. Los automovilistas de la ciudad de México coinciden en que ni siquiera se necesita circular por vías primarias en las que generalmente hay mucho tráfico. Es diciembre y el panorama es el mismo: caos vehicular.

Cada año los capitalinos asumen las complicaciones de la época navideña: tiendas llenas, restaurantes con reservación completa y prisas por llegar. De acuerdo con Alejandro Villegas, representante de la Fundación Hewlet, que impulsa programas de transporte sustentable en el mundo, la velocidad promedio en la ciudad de México se ha reducido de 17 kilómetros por hora a 12, “en el mejor de los casos”.

Lo más grave, dice, es que las horas pico, que antes eran de 6 a 12 y de 15 a 21, ahora abarcan unas 15 al día; sólo las madrugadas quedan exentas de ese problema.

Villegas, quien también se desempeñó como director general de Transporte de la Secretaría de Transporte y Vialidad (Setravi), subraya que a la gran actividad económica que repunta en este mes se agrega la entrada en circulación de 250 mil vehículos este año.

Alfredo Hernández, director de Tránsito de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF), explica que diciembre es un mes atípico porque la actividad económica es intensa, debido al pago de aguinaldos y prestaciones de fin de año. Incluso, acota, muchos centros comerciales se encuentran llenos hasta media noche para desahogar la demanda de sus clientes.

El funcionario capitalino detalla que en esta época se presentan dos factores que alteran el flujo de autos: los preparativos para festejar Navidad o para salir de vacaciones.

Sin embargo, ello no implica un aumento de accidentes, salvo los días 25 de diciembre y 1º de enero, por la ingesta excesiva de alcohol.

Hernández comenta que cada vez que un auto se descompone, choca o queda detenido en una vía alrededor de 15 minutos, genera un conflicto exponencial que tarda aproximadamente una hora en volverse a normalizar.

No obstante, detalla, desafortunadamente la gente circula siempre por las mismas vías y, si una de éstas se queda bloqueada, espera hasta que se reabra en lugar de ensayar rutas alternas.

Agrega que debido al movimiento generado por los deseos de llegar a la comida anual, la visita familiar, la compra de obsequios o los festivales escolares antes de las vacaciones, las delegaciones con más conflictos en materia de vialidad son Cuauhtémoc, Benito Juárez y Álvaro Obregón.

Sin embargo, Villegas señala que toda la ciudad se ha convertido en “un gran estacionamiento” y que incluso en vialidades secundarias hay problemas, debido a los autos estacionados en doble fila y los anuncios que colocan los negocios sobre la vialidad.

Asimismo, apunta, aunque se han hecho numerosas adecuaciones geométricas en la ciudad, faltan señalizaciones para los conductores.

Y justo en diciembre, cuando se proclama el espíritu navideño por todas partes, es cuando las personas se “ponen más nerviositas e impacientes” por llegar a su destino y aumentan las infracciones por estacionarse en lugar prohibido o no respetar los semáforos, opina Hernández.

Para el director de Tránsito de la ciudad, la alternativa más perdurable es la utilización del transporte que mueva a más ciudadanos, como las rutas del Metrobús y las líneas del Metro.

En cambio, Villegas sugiere la construcción de más vialidades, como la recién inaugurada de La Concordia, y la promoción de la bicicleta para transportarse en la ciudad.

Sin embargo, casi nadie quiere llegar en dos ruedas a los festejos de la Navidad.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.