Usted está aquí: Inicio Espectáculos Melón

Melón

Luis Ángel Silva
son_de_melon@yahoo.com.mx

Hasta que el cuerpo aguante

Ampliar la imagen Carlos Patato Valdés fue un gran exponente de la música cubana   entraenclave.blogspot.com Carlos Patato Valdés fue un gran exponente de la música cubana entraenclave.blogspot.com Foto: tomada de

En verdad, monina, si usted no fue al baile del 29 de noviembre se perdió de algo digno de recordar, pues estuvo de “aquellita”. La maestra Gloria Valdez se apuntó un ocho haciendo historia al homenajear a soneros de ayer, hoy y siempre, así como a bailadores. Alcanzó honores hasta el Nureyev del mambo, que derrochó gracia y salero como es su costumbre. ¡Bravo, Cepeda!

Los grupos musicales inundaron de jícamo el lugar y a éste, su nagüe, los recuerdos le llegaron en tropel, llenándolo de alegría al ver que pudimos reunirnos muchos compañeros para pasar una tarde-noche deliciosa. Desde aquí, felicidades y muchas gracias, maestra y su equipo –Arturo, Edna, Sandra–, por ese lindo regalo. Pude ver y darle un abrazo a un recuperado Moy Domínguez. Espero que siga por ese camino y en un futuro no muy lejano lo veamos en la tarima.

El señor Israel Sánchez-Coll me envía un emilio en el que se queja del silencio acerca de la muerte de Patato en su tierra natal, Cuba la bella, cosa extraña porque Patato fue un gran exponente de la música cubana. Dice así: “Sorprende que la muerte de Carlos Patato Valdés, importante percusionista que influenció a varias generaciones, no encuentre eco en la crítica musical de su propia isla. Al revisar revistas tan importantes como La Jiribilla (dedicada a los 35 años de la Nueva Trova), Juventud Rebelde, y el sitio www.cubanow.net, no se lee nada acerca de su importancia. El silencio es grande y fuerte, a veces es un silencio que decepciona, que hace daño”. Con lo cual estoy totalmente de acuerdo.

Hace muchos años, las agrupaciones y los músicos cubanos eran conocidos de los soneros mexicanos, pero por desgracia se ha perdido contacto y es muy difícil enterarse de lo que pasa en Cubita. Así, que déjeme contarle, mi asere, que formando parte de Los Guajiros del Caribe (mi primer amor sonero), actuando en el Astoria y acompañando a Facundo Rivero y su cuarteto, nos enteramos de la calidad de las luminarias cubanas de aquella época, entre ellas, por supuesto, Patato, quien había pasado del Conjunto Kuvabana al Casino, los campeones del ritmo.

Ebano, Cecilia, Elba y Leite, que componían el cuarteto, hablaban maravillas de Carlos Valdés, lo que se podía comprobar al escuchar las grabaciones del Conjunto Casino.

Según mi humilde opinión, hubo varios grupos que cultivaron un estilo muy parecido: el Kuvabana, el Casino, el Colonial, de Nelo Sosa, y el de Luis Santí. Lo mismo podría decirse del estilo de Arsenio Rodríguez, que siguieron el conjunto Modelo, Estrellas de Chocolate y, por supuesto, Félix Chapottín.

Pero, volviendo a Patato, a quien conocí y me regaló una conversación agradabilísima en el Virginia’s de Los Ángeles, considero que merece un reconocimiento al tamaño de su grandeza. En aquel conjunto Casino durante varios años los cantantes eran Robert Espí (director del grupo); Agustín Ribot, también compositor, y Roberto Faz, dueño de una calidad indiscutible que interpretaba todas las facetas del son con propiedad y sapiencia, según mi modesto criterio.

Recuerdo algunos de sus éxitos que los más viejos de la comarca gozaron en su momento: Dice mi gallo, El sordo, Salagente, Comprensión (bolero bellísimo de Cristóbal Doval, bajista del Casino), Un detalle vi, Chupando caña, Churritos calientes, Cuanto se debe, Tócale la campana y muchos, muchos más, que los conjuntos mexicanos interpretaron.

Si en realidad la salsa existe, los números citados la tenían en cantidades industriales, con molcajete y tejolote. Mis apellidos son Silva Nava, no quiero ser Contreras, pero insisto: “salsa, la de mis tacos”. ¡Vale!

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.