Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia México genera cada año hasta 180 mil toneladas de basura electrónica

Ciudadanos y empresas desechan miles de televisores, computadoras y celulares

México genera cada año hasta 180 mil toneladas de basura electrónica

Esos artículos contienen sustancias tóxicas que dañan la salud y el medio ambiente

EU, el mayor consumidor de dichos productos; exporta casi todos sus residuos a China

Angélica Enciso L.

Ampliar la imagen Hasta 80 por ciento de los desechos electrónicos que se generan en América Latina terminan en basureros Hasta 80 por ciento de los desechos electrónicos que se generan en América Latina terminan en basureros Foto: Fabrizio León

Cada año se desechan en México entre 150 mil y 180 mil toneladas de basura electrónica, que incluye televisores, computadoras, teléfonos fijos y celulares, grabadoras y aparatos de sonido. Lo más grave es que estos desechos contienen sustancias peligrosas y no se manejan adecuadamente, a pesar de que existe una normatividad para ello.

De acuerdo con el Diagnóstico sobre la generación de basura electrónica en México, realizado por el Instituto Nacional de Ecología (INE), Estados Unidos es el principal usuario de estos aparatos en el mundo, pero exporta entre 50 y 80 por ciento de sus desechos a Asia, particularmente a China.

El documento precisa que actualmente la producción de aparatos electrónicos es el sector de mayor crecimiento de la industria manufacturera en países desarrollados, pero que en muchas ocasiones esta basura se queda en casas, bodegas, oficinas y empresas o se regala a otras personas.

Entre los materiales tóxicos que contienen dichos artículos destacan plomo, mercurio, cadmio, bifenilos policlorados y éteres bifenilos policromados, así como materiales que al incinerarse son precursores de dioxinas y furanos. El manejo de estas sustancias está regulado por el Convenio de Estocolmo sobre Compuestos Orgánicos Persistentes.

El texto explica que en los dispositivos electrónicos hay dos tipos de sustancias tóxicas al ambiente y salud. El primero está formado por los compuestos orgánicos policlorados y el segundo son metales pesados. De acuerdo con la sustancia o metal, las personas pueden desarrollar cáncer o sufrir daños en los riñones, el cerebro y los pulmones.

Para evitar más daños a la salud humana se han signado convenios internacionales para manejar y eliminar estas sustancias. Uno de los objetivos del estudio es aportar elementos para el Plan de Acción Regional de América del Norte (en relación con dioxinas, furanos y hexaclorobencenos) y servir de base a la elaboración del Plan Nacional de Implementación del Convenio de Estocolmo.

Indica que empresas como HP, Epson e IBM tienen políticas de canje de aparatos usados, que permiten el reciclado de estos aparatos, pero los esfuerzos para erradicar los daños que generan estas sustancias son aún insuficientes .

El documento del INE refiere que en América Latina entre 57 y 80 por ciento de estos productos termina en basureros o se acumula en hogares y empresas; de 5 a 15 por ciento se canaliza a un programa de recuperación y reuso de partes; entre 10 y 20 por ciento se somete a reciclado primario (plásticos y metales ferrosos), y sólo 0.1 por ciento recibe tratamiento certificado de contaminantes.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.