Usted está aquí: Inicio Cultura Presenta el Centro de la Imagen obra inédita de Graciela Iturbide

Ojos para volar, primera exposición individual de la artista en el recinto museístico

Presenta el Centro de la Imagen obra inédita de Graciela Iturbide

La serie Muerte en el cementerio contiene la foto del señor de la muerte, que se muestra por primera vez

Prepara un libro para niños que será publicado por una editorial alemana

Merry MacMasters

Ampliar la imagen

Ampliar la imagen

Ampliar la imagen

Ampliar la imagen

Ampliar la imagen

Ampliar la imagen La serie Muerte en el cementerio ejemplifica las obsesiones de Graciela Iturbide La serie Muerte en el cementerio ejemplifica las obsesiones de Graciela Iturbide Foto: Cortesía Centro de la Imagen

Por primera vez el Centro de la Imagen presenta una exposición individual de la fotógrafa Graciela Iturbide (DF, 1942). La muestra, titulada Ojos para volar, está conformada por medio centenar de imágenes provenientes de acervos de Estados Unidos, donde la artista es ampliamente reconocida.

Ojos para volar surgió de un libro homónimo que, a su vez, nació de una serie de 10 pequeños volúmenes de entrevistas con varios fotógrafos del mundo.

En el libro, dedicado a la obra de Iturbide, la artista de la lente es entrevistada por Fabienne Bradu, a quien conoció Bill Wittliff, coleccionista de Austin, Texas, que hace una década le había comprado algunas fotos a Iturbide.

El texto de Bradu motivó a Wittliff a adquirir las imágenes allí mencionadas, en particular la serie Muerte en el cementerio, el contacto de las tomas que Iturbide hizo para Nuestra señora de las iguanas (Juchitán, 1979), tal vez su foto más conocida, además de sus autorretratos y muchos de sus primeros trabajos.

El libro Ojos para volar (University of Texas Press, 2006), publica por vez primera la imagen estremecedora del llamado “Señor de la muerte”, que pertenece a la serie antes mencionada, la cual se presenta íntegra en el Centro de la Imagen.

Iturbide explica acerca de estas fotos que cuando Fabienne Bradu la entrevistó, “le hablé de mi obsesión de fotografiar angelitos, la muerte. No me lo creía. Le enseñé una hoja de contactos donde está todo este proceso hasta que encuentro al ‘Señor de la muerte’ en el cementerio de Dolores Hidalgo, donde siento que allí debo parar, que ya es suficiente de fotografiar la muerte.

“En Dolores Hidalgo me encuentro con una familia, está la niñita, el angelito muerto. Le pido permiso al señor (el padre) para fotografiar el ritual, me dice que sí. Va por el cementerio (con el féretro) y lo sigo, hasta que nos encontramos a la muerte (un cadáver masculino vestido, cuyo torso ha sido devorado). La familia entierra a la niña, después, levantan el vuelo los miles de pájaros que se comieron a la muerte.”

Esta foto inédita, que Iturbide nunca había expuesto por “pudor”, se incluye dentro de la exposición que fue curada para el Centro de la Imagen por Connie Todd, directora de la Galería Wittliff.

Ojos para volar es la punta del iceberg de las actividades que Iturbide realizó este fin de año. Además de inaugurar una retrospectiva en el Museo Paul Getty, de Los Ángeles, está por reditarse su libro sobre la ciudad oaxaqueña de Juchitán.

En estos días también será publicado en Estados Unidos otro libro suyo en torno al general Omar Torrijos y el pueblo de Panamá, que se hará acompañar de una muestra que será abierta el 30 de enero en la Americas Society, en Nueva York. Iturbide ha pedido que la obra se done al Centro Torrijista de Panamá.

Por último, prepara para la editorial alemana Steidl un libro para “niños y adultos”, con fotografías inéditas de su archivo de asuntos fantásticos, como flores gigantes y paisajes extraños. La Fundación Mapfre, asimismo, alista una retrospectiva de su obra para 2009, en Madrid.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.