Usted está aquí: Inicio Estados El PRI va “con todo y por todo” a la elección de alcaldes y diputados en QR

La crisis desatada por El Chacho García Zalvidea aleja al PRD de recuperar Cancún

El PRI va “con todo y por todo” a la elección de alcaldes y diputados en QR

Las pugnas en la oposición y la victoria del Atlante, entre los factores en favor del tricolor

Javier Chávez (Corresponsal)

Ampliar la imagen El ex alcalde de Benito Juárez (Cancún) Juan Ignacio García Zalvidea, El Chacho, quien ha pasado por los partidos Acción Nacional, Verde Ecologista y de la Revolución Democrática, apoyará en las próximas elecciones al Partido Revolucionario Institucional El ex alcalde de Benito Juárez (Cancún) Juan Ignacio García Zalvidea, El Chacho, quien ha pasado por los partidos Acción Nacional, Verde Ecologista y de la Revolución Democrática, apoyará en las próximas elecciones al Partido Revolucionario Institucional Foto: Javier Chávez

Chetumal, QR, 3 de enero. Una oposición debilitada por pugnas internas (Juan Ignacio García Zalvidea, El Chacho, abandonó el Partido de la Revolución Democrática en medio de un escándalo) enfrentará al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en los comicios del 3 de febrero, cuando se renovarán ocho alcaldías y el Congreso local.

La batalla se vislumbra pareja en los municipios del norte, gobernados por el PRI, entre ellos Benito Juárez (Cancún) e Isla Mujeres, pero también en los que controla la oposición: Cozumel, en manos del Partido Acción Nacional (PAN) y Felipe Carrillo Puerto (PRD).

La coalición Con la Fuerza de la Gente, integrada por PRD, Partido del Trabajo (PT) y Convergencia, que postuló aspirantes a todas las posiciones en juego, pese a las discrepancias de algunos líderes de Convergencia, inconformes porque el sol azteca se apoderó de la mayoría de las candidaturas.

La alianza Quintana Roo Avanza, formada por PRI y Partido Verde Ecologista de México (PVEM), solo se concretó en tres municipios: Benito Juárez, Lázaro Cárdenas y Felipe Carrillo Puerto. El PAN, Nueva Alianza (Panal) y Alternativa Socialdemócrata, prácticamente inexistente en el estado, van solos.

Benito Juárez (donde se ubica Cancún) es una plaza prioritaria: concentra 50 por ciento de la población del estado, calculada en 1.2 millones de habitantes, y es la localidad más importante en el padrón.

Sin embargo, Chetumal, la capital del estado, con su ajetreo de burócratas, comerciantes y campesinos, también se hará sentir en el Congreso, ya que el proyecto de redistritación que habría dado más posiciones a Benito Juárez fue desechado, lo que mantiene sobrerrepresentado al municipio capitalino de Othón P. Blanco, con cinco de un total de 15 distritos electorales.

El gobernador Félix González Canto apuesta a ganar en todos los frentes, alentado no sólo por el reciente triunfo de la priísta Ivonne Ortega Pacheco en Yucatán, sino también por las pugnas internas del PRD y el PAN. A diferencia de ellos, el tricolor consiguió designar candidatos sin una sola baja interna. Todos los grupos fueron considerados en el reparto, incluido el de los seguidores del ex gobernador encarcelado Mario Villanueva: uno de sus hijos es candidato a diputado local.

El priísta Víctor Viveros Salazar va por la revancha en Cancún. García Zalvidea lo derrotó en 2002. El PRI recuperó la alcaldía en 2005 y hoy Viveros tiene el apoyo del propio Chacho.

García Zalvidea, surgido originalmente del PAN, se fue posteriormente al PVEM y luego al PRD, donde provocó una crisis al enfrentarse con la dirigencia nacional, en un intento por impedir que se postulara a la alcaldía de Cancún a Gregorio Sánchez Martínez, propietario y cantante del grupo musical La Justicia, quien comenzó su campaña después de los comicios de 2006 con la Fundación Todos Somos Quintana Roo, que ofrece apoyo médico a la población de bajos ingresos.

Además, El Chacho boicoteó la alianza con PT y Convergencia.

Futbol y política

Cancún, polo turístico que atrae pobladores de todo el sureste mexicano, ha sido tradicionalmente una plaza difícil para el PRI, pero la final de la liga mexicana de futbol, en la que Atlante se coronó campeón, aumentó los bonos del gobernador y de pasó abrió la puerta al candidato a la alcaldía, Víctor Viveros, quien el día del partido apareció por el estadio vestido con el uniforme azulgrana.

La sociedad cancunense festeja que el gobernador decidiera poner a disposición de Alejandro Burillo el estadio Andrés Quintana Roo para que el Atlante se mudara al centro turístico. La población adoptó al equipo y abarrotó el estadio los fines de semana. Cuando el Atlante se coronó campeón todos salieron a las calles a festejar.

Esta maniobra, que fortalece las posibilidades del PRI, se suma a las confrontaciones dentro del PRD –que tenía un bastión en Cancún– y a los tropiezos del PAN al elegir candidatos. El dirigente estatal panista, José Hadad Estéfano, se confrontó con la diputada con licencia Patricia Sánchez Carrillo, quien, avalada por el Comité Ejecutivo Nacional, fue ungida candidata.

En Cozumel, isla que ha sido cuna de tres gobernadores (Pedro Joaquín Coldwell, Miguel Borge Martín y Félix González Canto), la batalla será pareja entre PRI y PAN.

Gobernada desde 2005 por el ex priísta Gustavo Ortega Joaquín, quien fue derrotado en la elección interna del tricolor y adoptado como candidato de la coalición PAN-Convergencia, Cozumel es clave para el gobernador Félix González Canto y para el alcalde panista, que pretende ser gobernador en 2011.

Juan Carlos González Hernández, primo hermano del gobernador, es candidato del PRI a la alcaldía. Su adversario es el panista Troy Becerra Palma, quien, impulsado por Gustavo Ortega, busca la alcaldía isleña por tercera ocasión y acumula dos descalabros en su historial.

El PRI postuló a Aurelio Joaquín González, sobrino del gobernador y primo del alcalde Ortega Joaquín, quien a su vez es primo del ex gobernador y ahora senador Pedro Joaquín Coldwell.

En el municipio maya de Felipe Carrillo Puerto, gobernado por el perredista Eliseo Bahena Adame, la coalición formada con Convergencia reventó, ya que el dirigente municipal de ese partido, Lázaro Blanco Sánchez, se negó a respaldar la candidatura de Noé Bahena, quien pretende relevar a su hermano en la alcaldía.

“Los mayas rechazan esa candidatura porque no es válido que un partido como el PRD postule a un hermano del alcalde que milita en el mismo partido. Además, el señor Noé es un tipo violento que todo lo quiere arreglar a trompadas. Prueba de ello es que tiene algunas denuncias por lesiones y amenazas”, asegura el dirigente de Convergencia.

Luis González Flores, dirigente estatal del PRI, afirmó: “Nuestro objetivo es el carro completo; vamos con todo y por todo”. Tío del gobernador y primer candidato a la diputación plurinominal, el ex alcalde de Cozumel admite: “Todos los municipios y distritos serán muy competidos”, aunque asegura que las encuestas los favorecen en todos los municipios y en los 15 distritos.

Una de las candidaturas más llamativas es la de Carlos Mario Villanueva Tenorio, hijo del ex gobernador Mario Villanueva, candidato del PRI a la diputación por el primer distrito de Chetumal.

A diferencia de su antecesor, Joaquín Hendricks, el gobernador dio juego a los villanuevistas, quienes el sexenio pasado se refugiaron en Convergencia.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.