Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia Accidentes de tránsito, primera causa de muerte entre jóvenes mexicanos

En la mitad de los casos, el consumo de alcohol es factor determinante: Ssa

Accidentes de tránsito, primera causa de muerte entre jóvenes mexicanos

La secretaría afirma que 10% de los adolescentes de 15 años ya han probado bebidas embriagantes

Sostiene que la educación hacia los varones propicia la exposición a riesgos

Elizabeth Velasco

Ampliar la imagen Los percances vehiculares en los que se involucra el alcohol suelen ser fatales y sumamente costosos en vidas y en daños materiales Los percances vehiculares en los que se involucra el alcohol suelen ser fatales y sumamente costosos en vidas y en daños materiales Foto: María Luisa Severiano

Los accidentes de tránsito se han convertido en la primera causa de muerte de hombres jóvenes en el país y la tercera en hospitalizaciones, reportó la Secretaría de Salud (Ssa), tras subrayar que a más de la mitad de quienes fallecieron por esa causa se les encontró alcohol en la sangre.

Según estadísticas difundidas recientemente por el Centro Nacional para la Prevención de Accidentes, 50 por ciento de los percances automovilísticos se relaciona con el consumo de alcohol y se dan principalmente entre jóvenes.

Los datos arrojan que 10 por ciento de los adolescentes de 15 años ya ingieren bebidas embriagantes y la prevalencia aumenta hasta en 31 por ciento en los que tienen 19 años de edad.

En un exhorto emitido a la población en general para que evite manejar bajo la influencia del alcohol y/o drogas, la Ssa destacó que es en la etapa de la adolescencia y juventud cuando se presentan varios factores que influyen en una mayor exposición a los accidentes de tránsito. “Van desde la falta de habilidad física y la inexperiencia en el manejo y el control del vehículo, hasta en los contenidos de la cultura nacional que enseña al sexo masculino que arriesgarse y no demostrar temor ante situaciones de peligro los hace más hombres”.

Además, se presenta una relación conflictiva con el consumo de alcohol, pues en muchos casos se considera como una parte del proceso de “hacerse hombres” y, posteriormente, conforme aumenta la edad, se incrementa el consumo de esa sustancia y con ello los accidentes, la violencia, suicidios y violaciones.

En otros estudios se ha encontrado que la manera en que se vive la masculinidad en México influye para exponerse a los accidentes y arriesgar la salud; “esa es la forma en que nuestra cultura enseña desde la infancia lo que debe hacerse para considerarse ‘hombres’ dentro de una sociedad”.

Datos del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva de la Ssa advierten que esa enseñanza está llena de estereotipos, por ejemplo: “ser fuerte, no mostrar debilidades, siempre estar seguro de las cosas que se hacen, estar dispuestos sexualmente, ser conquistador y el principal soporte de la casa”, por citar algunos.

Aumentan los peligros durante la etapa de aprendizaje

“Estas características y estereotipos negativos, muchas veces causan problemas a los jóvenes, porque en esa etapa se viven nuevas experiencias personales y de grupo que los hacen especialmente susceptibles, pues están en proceso de consolidar muchos aspectos de su personalidad”.

Tras observar que los jóvenes se están haciendo más conscientes de lo dañino que es seguir esos estereotipos y respecto del consumo de alcohol o drogas, la Ssa recomienda evitar el uso del teléfono celular mientras se maneja, pues aun en su modalidad de manos libres el registro visual disminuye hasta 50 por ciento; usar cinturón de seguridad; colocar en el asiento posterior del vehículo a los menores de edad, asegurados con sillas portainfantes o cinturones de seguridad adecuados a su edad. Esta medida disminuye hasta 50 por ciento la posibilidad de que mueran en caso de ocurrir un accidente.

Asimismo, cuando se tripule una motocicleta se debe considerar que la protección del casco disminuye riesgos hasta en 45 por ciento y de sufrir lesiones graves hasta en 65 por ciento.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.