Usted está aquí: Inicio Política Nuevos enfrentamientos entre presuntos narcos y fuerzas federales en Tamaulipas

En una balacera ocurrida anoche en Reynosa murieron dos agentes de la AFI

Nuevos enfrentamientos entre presuntos narcos y fuerzas federales en Tamaulipas

Trasladan a la capital a los 10 supuestos sicarios de Los Zetas detenidos el lunes

La SIEDO buscará que informen del paradero del capo Heriberto Lazcano, El Lazca

Martín Sánchez y Alfredo Méndez (Corresponsal y Reportero)

Reynosa, Tamps., 8 de enero. En un nuevo enfrentamiento entre fuerzas federales y presuntos narcotraficantes en esta entidad, dos elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI) murieron y uno más resultó herido durante una balacera ocurrida esta noche en el bulevar Hidalgo y Praxedis Balboa, en el centro de esta ciudad fronteriza, informaron fuentes gubernamentales.

Trascendió que en el tiroteo se utilizaron bazucas y que al menos hubo otros tres enfrentamientos en distintos puntos de la localidad, pero hasta el cierre de esta información se desconoce si había personas detenidas, heridas o muertas por esos hechos.

Se presume que los tres elementos ultimados de la AFI, de la Procuraduría General de la República, participaron en las balceras entre agentes federales y sicarios ocurridas el lunes en el vecino municipio de Río Bravo, con saldo de varios presuntos delincuentes muertos y al menos 10 uniformados heridos.

Alrededor de las 18:30 horas de este martes los efectivos de la AFI iniciaron una persecución sobre la avenida Praxedis Balboa, y al llegar al bulevar Hidalgo, a la altura de la funeraria Deco, enfrente del hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social, se enfrentaron a balazos con los pistoleros.

Dos elementos de la AFI fallecieron y uno más resultó herido; su identidad no fue proporcionada. En el lugar de la balacera fue encontrada una camioneta Avalanche, sin placas, de reciente modelo, la cual fue incendiada. Al parecer en ella viajaban los presuntos delincuentes, por lo que el lugar fue acordonado por personal de dicha corporación.

Fuentes extraoficiales indicaron que aparte del enfrentamiento en el que murieron los federales hubo al menos tres más, uno en la carretera ribereña, en la salida a Díaz Ordaz, cerca del centro recreativo Playita; otro en el bulevar del Maestro, y uno más en la zona oriente de esta ciudad, cerca del Hospital Santander.

El traslado

La Policía Federal Preventiva (PFP) trasladó ayer a la ciudad de México a los 10 presuntos sicarios de Los Zetas que fueron detenidos hace dos días en el poblado de Río Bravo, Tamaulipas, luego de una balacera entre narcotraficantes, militares y agentes federales.

Los detenidos, según informó en conferencia de prensa Patricio Patiño Arias, subsecretario de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, son lugartenientes de Heriberto Lazcano, El Lazca, quien encabeza el brazo armado del cártel del Golfo y se disputa actualmente el liderazgo del grupo delictivo desde la extradición de Osiel Cárdenas Guillén, ocurrida hace un año.

De esta forma, el funcionario confirmó la información publicada ayer por La Jornada respecto de que los 10 hombres detenidos son miembros de Los Zetas.

Cerca de las 14 horas, los presuntos sicarios fueron bajados de un avión oficial de la PFP y de inmediato se les presentó a los medios de comunicación junto con el arsenal que se les decomisó tras el enfrentamiento. Luego, mediante un fuerte dispositivo de seguridad, fueron trasladados a las instalaciones de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), donde quedaron a disposición del Ministerio Público Federal.

Será a más tardar el próximo jueves cuando se determine su situación jurídica, aunque es probable que sean arraigados para que la Procuraduría General de la República continúe la indagatoria.

De acuerdo con fuentes gubernamentales, la investigación de la SIEDO incluirá un interrogatorio exhaustivo a los 10 supuestos sicarios para obtener información precisa sobre el paradero de El Lazca, ya que los tres pistoleros muertos y algunos de los detenidos formaban parte de la cuadrilla que brindaba protección directa en los domicilios del capo del narcotráfico.

Durante la conferencia de prensa que Patiño Arias ofreció en el hangar de la PFP, el funcionario reveló que durante los cateos a cuatro domicilios realizados tras el enfrentamiento en Río Bravo, encontraron en uno de ellos ropa de campaña, municiones de diversos calibres, equipo de radiocomunicación e información táctica del grupo.

El funcionario indicó que los elementos federales lesionados se encuentran estables de salud, e inclusive uno participó en el traslado de los detenidos.

Con información de Notimex

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.