Usted está aquí: Inicio Política Ocultó la PGR que un alto mando de la PFP fue arraigado para investigarlo

Es considerado responsable del aterrizaje de una avioneta con cocaína en Morelos

Ocultó la PGR que un alto mando de la PFP fue arraigado para investigarlo

La procuraduría informó en un comunicado sólo sobre la detención de otras 7 personas

Alfredo Méndez

La Procuraduría General de la República (PGR) ocultó el pasado viernes que un alto mando de la Policía Federal Preventiva (PFP) fue arraigado para ser investigado debido a que es el principal presunto responsable de haber permitido que una avioneta con cocaína aterrizara el pasado 28 de diciembre en el aeropuerto Mariano Matamoros, ubicado en Xochitepec, Morelos.

Mediante el comunicado 016/08, la dependencia reveló que cuatro suboficiales de la PFP y tres de seguridad privada fueron arraigados por 90 días en cumplimiento a las órdenes libradas por los juzgados nueve y 12 de distrito de procesos penales federales.

Sin embargo, la dependencia no difundió que otro de los arraigados fue el inspector –uno de los grados de mayor jerarquía en la corporación federal– Jorge Ricardo Aburto, quien era el responsable de la seguridad en esa terminal aérea y el jefe directo de los otros cuatro elementos de PFP.

En el boletín informativo, la PGR detalló que “como resultado del trabajo jurídico-penal del agente del Ministerio Público de la Federación, los juzgados noveno y décimo segundo de distrito en el Distrito Federal decretaron la medida cautelar de arraigo en contra de cuatro elementos de la Policía Federal y tres de seguridad, adscritos al aeropuerto de Morelos, relacionados con el aseguramiento de una aeronave que transportaba cocaína.

“Los arraigados son Saúl Aguilar Martínez (suboficial de la PFP), Antonio Ruiz Alvarado (suboficial de la PFP), Carlos Japeth Ayerdi Baltazar (suboficial de la PFP), Aleig Cortés Grajeda (suboficial de la PFP y encargado del turno), Héctor Paniagua Rodríguez (vigilante de seguridad privada) y Pedro Iván Aguilar Barrera (vigilante de seguridad privada y encargado del turno).”

Nada dijo la PGR de que el inspector de la PFP Jorge Ricardo Aburto también es investigado como el principal presunto responsable de haber permitido aterrizar a la avioneta tipo Súper King Air 200 con matrícula borrada que era seguida por un avión del Ejército Mexicano y procedía de Centroamérica.

De acuerdo con constancias oficiales a las que La Jornada tuvo acceso, el juez 15 de distrito en materia de procesos penales federales, Ranulfo Castillo Mendoza, ordenó el arraigo por 90 días de Aburto desde el pasado jueves.

En el expediente judicial consta que uno de los subalternos del inspector de la PFP reveló a las autoridades ministeriales que el 28 de diciembre pasado el inspector se retiró del aeropuerto Mariano Matamoros cerca de las 14:30 horas, y supuestamente ya había dejado todo dicho para que por la noche se hiciera caso omiso de una aeronave que aterrizaría para realizar una descarga.

A las 22:45 horas, casi 15 minutos después de que aterrizó la avioneta, el inspector arribó al aeropuerto luego de haber recibido una llamada telefónica en la que fue informado por sus superiores en la ciudad de México del aterrizaje de la aeronave no identificada.

Sin embargo, según registros del expediente, Aburto emitió un informe para indicar que no detectó ninguna avioneta en la terminal aérea.

Horas después, cuando la Agencia Federal de Investigación (AFI) inspeccionó el aeropuerto, como parte del cumplimiento de la averiguación previa MOR /CV/679-2007, se encontró la aeronave, la cual tenía residuos de cocaína.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.