Usted está aquí: Inicio Política Detienen a El Mochomo, brazo derecho del Chapo Guzmán

Elementos del Ejército lograron la captura durante el cateo a un inmueble en Culiacán

Detienen a El Mochomo, brazo derecho del Chapo Guzmán

Es uno de los principales operadores del cártel de Sinaloa

Fue entregado a la PGR

Tres de sus cómplices también fueron aprehendidos

El capo operaba en seis estados

Javier Valdez Cárdenas y Alfredo Méndez (Corresponsal y reportero)

Ampliar la imagen Alfredo Beltrán Leyva, custodiado por integrantes de la Procuraduría General de la República fuertemente armados Alfredo Beltrán Leyva, custodiado por integrantes de la Procuraduría General de la República fuertemente armados Foto: Víctor Camacho

Culiacán, Sin., 21 de enero. Elementos de elite del Ejército Mexicano detuvieron este lunes a Alfredo Beltrán Leyva, El Mochomo, presunto operador del cártel de Sinaloa y brazo derecho del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, líder de esta organización criminal. La captura se logró durante el cateo a un inmueble ubicado en la capital sinaloense.

El operativo se inició a las 3 de la madrugada en la vivienda ubicada en la avenida Juan de la Barrera 1978, entre Burócratas y Abogados, colonia Burócrata. Participaron elementos del Ejército Mexicano adscritos a la novena Zona Militar, quienes posteriormente entregaron a Beltrán Leyva y a tres de sus cómplices a la Procuraduría General de la República (PGR).

Junto con sus hermanos Héctor, Marco Arturo, Mario y Carlos, Alfredo Beltrán Leyva es considerado uno de los principales capos del cártel liderado por El Chapo. A su hermano Arturo se le atribuyen operaciones financieras de importancia y es ubicado como el “cerebro organizativo” del lavado de dinero del cártel de Sinaloa.

Alfredo Beltrán es acusado de realizar operaciones de transporte de droga, blanqueo de dinero y cooptación de funcionarios públicos en Sonora, Chihuahua, Durango, Jalisco y Nayarit, así como de dirigir a los grupos de sicarios conocidos como Los Pelones, en el estado de Guerrero, y Los Güeros o Los Güeritos, en el estado de Sonora.

También enfrenta una orden de detención provisional con fines de extradición a Estados Unidos, girada por el juzgado octavo de distrito de procedimientos penales con sede en el Reclusorio Sur.

En conferencia de prensa efectuada en el hangar de la PGR en la ciudad de México, el general Luis Arturo Oliver, subjefe operativo de estado mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), acompañado por Noé Ramírez Mandujano, titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), informó los detalles que condujeron a la captura de Beltrán Leyva y sus cómplices.

Éste se anunció como el golpe más importante del actual gobierno contra la estructura del cártel del Pacífico, antes conocido como cártel de Sinaloa.

Desde que se replanteó la estrategia de combate al narcotráfico, al inicio de este año, las fuerzas federales y el Ejército Mexicano han detenido a 50 presuntos integrantes del cártel del Golfo y a cuatro del de Tijuana, a los que ahora se suman los cuatro detenidos en Culiacán vinculados con la organización delictiva que opera en el Pacífico.

Los cuatro sujetos fueron trasladados a las instalaciones de la SIEDO. En las próximas horas Alfredo Beltrán Leyva será trasladado a algún penal de máxima seguridad, para quedar a disposición del juez federal que lo requiere como presunto responsable de delitos contra la salud y delincuencia organizada.

El cateo

A bordo de vehículos Hummer, y portando artillería pesada, unos 300 elementos militares y federales arribaron al domicilio de la colonia Burócrata, de Culiacán, el cual catearon durante unas cuatro horas.

La acción militar, que concluyó aproximadamente a las 7 de la mañana, se realizó en la misma zona donde en octubre de 2006 fue asesinado el comandante del Grupo de Reacción Inmediata de la Policía Ministerial, Luis Rosario Medina.

De acuerdo con los primeros reportes, en el operativo fueron decomisados una camioneta marca BMW, modelo X3, 900 mil dólares, un estuche con 11 relojes finos, un fusil AK-47 y ocho armas cortas.

También fueron detenidos Javier Hugo Urquiza Inzunza, Flavio Manuel Castro León y José Uistesingo Barraza, quienes brindaban protección al presunto narcotraficante. Los cuatro detenidos fueron trasladados en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana a la ciudad de México.

Alfredo Beltrán Leyva es originario del poblado La Palma, del municipio sinaloense de Badiraguato, ubicado en la zona serrana del centro del estado, a unos cinco kilómetros de la comunidad La Tuna, donde nació El Chapo Guzmán.

Por otra parte, los cuatro presuntos integrantes del cártel de los hermanos Arellano Félix, capturados el pasado jueves en Tijuana, Baja California, luego de un enfrentamiento a balazos con las fuerzas federales, fueron arraigados por 90 días para que la SIEDO perfeccione las investigaciones en su contra.

Se trata de José Juan Díaz Morales, de 35 años de edad, originario de Nezahualcóyotl, estado de México, quien se identificó como policía municipal; Antonio Martínez Zarzosa Guerrero, de 31 años, originario de Tijuana, de profesión ingeniero mecánico, quien estaba desempleado; Ramón Gámez Osuna, de 35 años, originario del estado de Nayarit, músico de profesión, y Carlos Alberto Espinosa Vega, de 35 años, tijuanense dedicado a la mecánica.

Todos fueron detenidos en el inmueble ubicado en la calle Agua Prieta 13843, Fraccionamiento Cortés, en la delegación La Mesa, donde fueron incautadas 11 armas de fuego calibres .223 y 7.62; un arma corta tipo revólver calibre .357, así como cargadores, cartuchos y tres vehículos. En ese lugar las autoridades encontraron ese mismo día, luego de la refriega, seis cadáveres.

A su vez, el embajador de Estados Unidos en México, Antonio O. Garza, dijo que las autoridades mexicanas “tuvieron una significativa victoria al detener a Alfredo Beltrán Leyva”, a quien definió como “uno de los principales líderes del cártel de Sinaloa”.

En un comunicado de prensa, el diplomático estadunidense también reconoció el compromiso del presidente Felipe Calderón en la lucha contra el crimen organizado, “para pegarles donde les duele”.

Apuntó que el beneficio de este tipo de acciones es para ambos países. “Cuando México saca a peligrosos criminales como Beltrán Leyva y sus secuaces de las calles, el pueblo de Estados Unidos también se beneficia”, dijo

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.