Usted está aquí: Inicio Espectáculos “El guión de El orfanato, el mejor que he leído en muchos años”

Guillermo del Toro produjo la cinta española que se estrenó en el país este fin de semana

“El guión de El orfanato, el mejor que he leído en muchos años”

La cinta habla del miedo a la separación, que luego se materializa para convertir un hogar idílico y feliz en una devastadora pesadilla, expresó Carlos Bayona, su director

Jorge Caballero

Ampliar la imagen En la imagen, Belén Rueda y Roger Príncep, protagonistas de El orfanato, que ya se exhibe en salas del país En la imagen, Belén Rueda y Roger Príncep, protagonistas de El orfanato, que ya se exhibe en salas del país Foto: Fotograma de la película

Este fin de semana se estrenó en México el largometraje español El orfanato, dirigida por Juan Carlos Bayona y producida por Guillermo del Toro. La cinta “trata de un terror que parte de elementos cotidianos para contaminarse poco a poco, hasta adentrarse en el miedo y la locura absoluta. El terror que se describe en El Orfanato no viene del espacio exterior, ni de la mente retorcida de un sicópata, como tampoco es consecuencia de que los protagonistas se adentren en territorios prohibidos. Aquí, el miedo nace en un entorno idílico, en el corazón de la familia perfecta. Crece de manera inesperada y amenaza con destruir por completo a dicha familia”, menciona el director.

El argumento de la película sigue a Laura, una mujer que regresa con su familia al orfanato donde creció, con la intención de abrir una residencia para niños discapacitados. El nuevo entorno despierta la imaginación de su hijo Simón, quien comienza a dejarse llevar por juegos de fantasía cada vez más intensos, los cuales van inquietando a Laura hasta el punto en que llega a pensar que hay algo en la casa que amenaza a su familia. La escalada de extraños acontecimientos le llevará a buscar la ayuda de parasicólogos.

Para Bayona, quien cree que mientras el espectador sepa menos de la trama más disfrutará la película, El orfanato habla del miedo a la separación. “Todos los personajes de esta película conviven con el trauma de una separación en su pasado o con la amenaza de una separación inminente. Ese miedo termina por materializarse en algo vivo y presente dentro de la casa que convertirá el sueño de un hogar idílico y feliz en la más devastadora de las pesadillas.”

Bayona también agregó que elaboró el guión a partir del escrito por Sergio Sánchez: “Fue lo más complicado. El primer esbozo fue realizado hace 10 años. Cuando me vi implicado fue necesario hacer el texto propio, así que volvimos a trabajar el guión desde el principio. Mi primera pregunta fue: ‘¿Por qué Laura vuelve a la casa en donde creció?’ Ésa era la llave de todo. El orfanato se convirtió en un viaje hacia el pasado, una regresión, un retrato sicológico de alguien que se aferra al pasado porque no puede hacer frente al presente, y que finalmente encuentra un escape en sus fantasías.

“Más allá de eso, el gran reto era mantener cierta ambigüedad. Puedes leer la película de una manera realista, es decir, no como una historia de fantasmas, sino como el retrato de una mujer que pierde la razón. Mantener esta ambigüedad se convirtió en nuestra principal limitación y finalmente hizo el trabajo realmente emocionante”.

Argento y Polanski, grandes referentes

Sobre la estética de su cinta, en la tradición del cine europeo, Bayona explica: “En los cortometrajes que he hecho y en El orfanato hay un choque deliberado entre el mundo real y una realidad más hollywoodense. Me proporciona placer visualizarme como el protagonista de este conflicto, luchando contra ese estilo de Hollywood y contra el peso de las películas que miré cuando era niño y que sirvieron como referencia. Para mí, la clave reside en cómo integras estas referencias. No sé si El orfanato sea europeo en su estilo, pero lo que sí es deliberado es el esfuerzo que hice para no hacer que se parezca a las películas de terror que hacen hoy”.

También confesó algo sobre las referencias que hay en El orfanato: “En ciertas escenas trato el color como Argento lo hacía. Sin embargo, las películas más influyentes eran El inquilino y Encuentros cercanos del tercer tipo, de Polanski, en forma y términos de narrativa. Laura comienza un viaje similar al personaje de Richard Dreyfuss en Encuentros cercanos. Admiro cómo Polanski introduce el absurdo en cada detalle, así como su uso del espacio, la narrativa visual y la lente. Estas referencias no las discutí en detalle con Guillermo del Toro, éramos conscientes, por supuesto, pero no les dimos excesiva importancia. Guillermo y yo estábamos en la misma sintonía”.

Por su parte, Guillermo del Toro mencionó que: “He seguido durante muchos años el trabajo de Bayona. Su talento gritaba dirigir un largometraje, producir.

“Durante mi larga carrera en la industria del cine he recibido muchos guiones, debido, especialmente, a mi interés en el trabajo de nuevos directores. Desafortunadamente, sólo muy rara vez aparece un gran guión.

“Un guión puede mostrar tenues luces de talento, pero casi nunca grita ser transformado en una película. Sin embargo, cuando lo leí, sabía inmediatamente que era tratar con una excepción. El guión de Sergio Sánchez era el mejor que había leído en muchos años”.

El orfanato está protagonizada por Belén Rueda, Fernando Cayo, Roger Príncep, Mabel Ribera, Montserrat Carulla, Andrés Gertrúdix, Édgar Vivar y la actuación especial de Geraldine Chaplin.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.