Usted está aquí: Inicio Economía Gaseras pretenden reabrir gasoducto en San Juanico

Denuncia de organizaciones ciudadanas y vecinos

Gaseras pretenden reabrir gasoducto en San Juanico

Fue clausurado al constatar Pemex riesgo para la población

Israel Rodríguez J.

Ampliar la imagen Explosión en San Juan Ixhuatepec en noviembre de 1996 Explosión en San Juan Ixhuatepec en noviembre de 1996 Foto: Carlos Ramos Mamahua

Organizaciones ciudadanas y vecinos de San Juan Ixhuatepec, estado de México, denunciaron que gaseras tratan de comprar los derechos para reabrir el gasoduto Venta de Carpio-San Juan Ixhuatepec, clausurado desde mediados de 2006, después de las explosiones ocurridas en 1984 y 1996.

La población de San Juan Ixhuatepec también conocida como San Juanico ha padecido dos tragedias: la primera el 19 de noviembre de 1984 en la que murieron alrededor de 500 personas y otros centenares quedaron heridos o lisiados, y la segunda, el 11 de noviembre de 1996 en la que murieron y quedaron heridos decenas de habitantes.

Los peligros pueden aumentar en el corto plazo ya que los empresarios gaseros Tomás Zaragoza y Eduardo Ramírez pretender reabrir el gasoducto, advirtió el Grupo Ciudadanos para la Defensa de San Juan Ixhuatepec.

Según vecinos, se busca beneficiar a Gas y Servicios de México, Gasomático, Gas Metropolitano, Unigas, Vela Gas y Bello Gas.

Las organizaciones ciudadanas como Segunda Sección de San Juanico y Huicholes, entre otras, esas empresas presionan a las autoridades para tratar de reabrir el peligroso gasoducto que viene de Venta de Carpio.

Además, quieren que el gobierno federal expropie los inmuebles cercanos al gasoducto donde se encuentran cientos de vivienda, hospitales, escuelas, tiendas y demás centros de trabajo, pagando un precio ridículo por las propiedades.

Las agrupaciones de vecinos aseguraron que calle por calle y colonia por colonia se están organizando par defender sus derechos y evitar otra tragedia.

Recordaron que después de la segunda gran explosión ocurrida en San Juanico, 12 años después de la primera, las autoridades trataron de sacar a las gaseras, pero en la práctica no lograron nada.

Sin embargo, la presión de la población se mantuvo y ante el peligro de una nueva explosión, que quedó documentada en el Atlas de Riesgo Municipal, Petróleos Mexicanos (Pemex) encargó a Batelle Memorial Institute, un estudio de factibilidad de operación para dicho ducto. El informe final se entregó en septiembre de 2005.

Los resultados se presentaron el mismo mes de septiembre al Comité de la Dirección de Pemex, con la siguiente conclusión: “Poner fuera de servicio el LPG 12” Venta de Carpio-San Juan Ixhuatepec, debido a que no es posible administrar el riesgo por terceras partes y a sus elevadas consecuencias de falla sobre la población, con impactos catastróficos para la empresa”.

Para evaluar esta propuesta, el Comité recomendó presentar los resultados del estudio a las secretarías de Gobernación, Energía, Medio Ambiente y a la Comisión Reguladora de Energía, quienes dictaminaron clausurar el gasoducto en julio de 2006.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.