Usted está aquí: Inicio Política Reprueban examen sicológico 30% de los aspirantes a magistrados de circuito

Demuestra que el Consejo de la Judicatura Federal no cumple su misión, dicen en la Corte

Reprueban examen sicológico 30% de los aspirantes a magistrados de circuito

Ministros demandan que se defina el perfil que deben cumplir quienes pretenden el puesto

Les extraña que gente de su confianza haya quedado fuera del concurso de oposición

Jesús Aranda

Alrededor de 30 por ciento de los que participaron en el examen libre de oposición para el cargo de magistrado de circuito “reprobaron” el examen sicológico, situación que generó preocupación entre los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), quienes consideran que este resultado negativo es producto de la falta de capacidad del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) para definir el perfil que deben cumplir los jueces y magistrados federales.

Inicialmente los ministros conocieron con desagrado el contenido del acuerdo general 45/2007 del CJF en el que se determinó que los secretarios de tribunales colegiados y de la SCJN podían participar en los concursos de oposición libres para el cargo de magistrado de circuito –esto fue interpretado por algunos ministros como un golpe a la carrera judicial, porque permite a los secretarios convertirse en magistrados sin antes haber sido jueces de distrito–, y ante la situación comenzaron a analizar de manera personal la presunta ilegalidad del citado acuerdo.

Aunado a lo anterior, recibieron la noticia de que cerca de 30 por ciento de los aspirantes habían reprobado el examen sicológico, el cual tienen que presentar los aspirantes en el concurso a magistrado de circuito que está en proceso –en el que están en juego |10 plazas–, lo que fue interpretado por algunos como muestra de que el CJF no ha cumplido con su misión.

Entre los aspirantes “reprobados”, que no pasarán a la siguiente etapa en el concurso para magistrado, están varios secretarios de estudio y cuenta de la Corte, quienes participan en las ponencias de los ministros y son los encargados de elaborar los proyectos de dictamen para el pleno y las dos salas que integran el máximo tribunal.

De acuerdo con fuentes judiciales consultadas, para los ministros fue una sorpresa que gente de su confianza que se presentó al concurso libre de oposición quedara fuera por un examen sicológico, mismo que de por sí ya ha sido desacreditado por los ministros al resolver una serie de revisiones administrativas.

En la gran mayoría de los casos, cuando los secretarios de los ministros concursan lo hacen con la aprobación tácita de “su jefe”, quien los conoce a fondo tanto por sus conocimientos jurídicos como en el trato personal.

Lo anterior dejó en evidencia, confiaron ministros consultados, que el consejo no sólo se equivocó en cuanto al tema de la carrera judicial, sino que tampoco ha cumplido con la encomienda de realizar exámenes de oposición en los que queden los mejores.

También les llamó lo atención conocer de primera mano que los exámenes de “personalidad”, que tuvieron un costo de 7 mil pesos para cada aspirante, fueron pagados a una cuenta del CJF, cuando se suponía que ese trámite era directo con la Facultad de Sicología de la Universidad Nacional Autónoma de México, que fue la que aplicó la prueba.

Otro elemento que generó dudas fue que cada aspirante recibe en una hoja los resultados de la prueba –como confirmó este diario–, en la que se evalúan las premisas que según el CJF definen el perfil de lo que debe ser el juzgador.

Dicha evaluación comprende, entre otros factores: habilidad para establecer negociaciones y para entablar relaciones empáticas, reacción a la presión, reacción ante situaciones arriesgadas, valores y respuesta ante situaciones de presión.

La calificación del examen sólo señala en cada uno de los factores si el concursante es apto o no, y se concluye con una calificación aprobatoria o no. Pero el documento no señala cómo se llegó a ese resultado, como tampoco hay elementos para comprobar la veracidad del mismo.

Cabe señalar que apenas hace unos días, en sesión privada, al resolver tres revisiones administrativas, el pleno de la Corte le ordenó al CJF que “declarara vencedores” en el primer concurso de interno de oposición para la designación de jueces de distrito a José Luis Zayas Roldán y Jesús Díaz Garrido, quienes habían sido eliminados de la contienda por no haber pasado el examen sicológico, a pesar de que habían obtenido puntuaciones superiores que otros que fueron designados jueces.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.