Usted está aquí: Inicio Ciencias El Velafrons coahuilensis es el fósil de dinosaurio más completo hallado en México

Vivió en las costas del país hace 72 millones de años, explican científicos

El Velafrons coahuilensis es el fósil de dinosaurio más completo hallado en México

Reuters

Ampliar la imagen Reproducción artística del recientemente descubierto dinosaurio con pico de pato Reproducción artística del recientemente descubierto dinosaurio con pico de pato Foto: Reuters

Washington, 13 de febrero. Un dinosaurio con la cresta en forma de vela vivió en las costas de México hace 72 millones de años; se alimentaba de plantas y trataba de evitar a un primo del temido tiranosaurio rex.

Científicos de México y Canadá anunciaron el martes el descubrimiento del Velafrons coahuilensis, un dinosaurio con pico de pato que vivió cerca de 7 millones antes de que una gran roca proveniente del espacio acabara con los dinosaurios y otras criaturas.

“Los Velafrons fueron probablemente vagabundos playeros”, dijo Terry Gates, paleontólogo del Museo de Historia Natural de Utah y de la universidad del lugar.

Su hogar en la costa era frondoso, con los ríos fluyendo hacia el mar poco profundo y de aguas cálidas, dijo.

Cálido hábitat

“Debió haber sido un tiempo precioso para estar ahí, muy cálido, muy al estilo del Mediterráneo”, dijo por su parte Scott Sampson, otro paleontólogo del Museo de Historia Natural de Utah. “Pero tenías que preocuparte por la presencia del Tiranosaurio”, agregó.

Gates comentó que se trata del dinosaurio más completo jamás encontrado en México. Dijo que en expediciones recientes los científicos encontraron más dinosaurios con pico de pato y de otras especies.

Los restos fosilizados del Velafrons fueron hallados en un escarpado y seco terreno en el norte de México, en el estado de Coahuila, cerca de la ciudad de Saltillo.

Sampson dijo que el descubrimiento ayuda a abrir una ventana para el conocimiento de la vida a finales del periodo cretáceo en la parte sur del oeste de Norteamérica. En ese periodo, el continente estaba dividido en dos por un largo y estrecho mar interior que se extendía desde el océano Ártico hasta el Golfo de México.

La cabeza del dinosaurio es su característica más relevante. En la punta del esqueleto destaca la cresta con una forma que hace recordar a la vela de un bote. De hecho, Velafrons coahuilensis significa “Frente con forma de vela de Coahuila”.

Los Velafrons y otros dinosaurios con pico de pato tenían huesos nasales en la punta de la cabeza, y las fosas se extendían a lo largo de grandes crestas.

“La prolongación de las fosas nasales, les permitían hacer toda clase de cosas locas”, dijo Gates. “Es totalmente raro y extraño”, agregó.

Los científicos aún no tienen clara la función de la cresta, pero creen que pudo ayudarles a atraer a sus parejas.

También, el paso del aire por la cresta pudo haber creado un sonido distintivo, similar al de una trompeta.

Un Velafrons adolescente medía entre 7.6 y 9.0 metros de altura (entre 25 y 30 pies) y un adulto pudo haber llegado a los 10.7 metros, según publicaron los investigadores en la Gaceta de la Paleontología Vertebrada.

Los dinosaurios con pico de pato eran comunes en ese periodo.

Sampson dijo que los Velafrons se asemejan mucho a otros dinosaurios con pico de pato conocidos como Corythosaurus, y que vivieron cerca de 3 millones de años antes en la provincia canadiense de Alberta.

Este tipo es famoso por su cresta que es semejante al casco que usaban los ancestrales guerreros griegos.

Los fósiles del Velafrons fueron hallados en 1995, pero no fue hasta 2002 que los científicos, con un martillo perforador, traspasaron la dura piedra y liberaron el esqueleto que yacía en el suelo.

Los Velafrons convivieron con pequeños mamíferos, lagartos, tortugas y otros dinosaurios.

Sampson dijo que los restos de un dinosaurio cornudo de la familia de los Tricerátopos también fueron hallados, junto con evidencias de que un gran carnívoro vinculado con el tiranosaurio también andaba por ahí.

Muchos de los huesos de los dinosaurios están cubiertos con fósiles de caracoles y almejas, lo que indica que estos animales vivieron cerca de la costa.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.