Usted está aquí: Inicio Estados Cierran partidos campañas proselitistas en Hidalgo

Uso de dinero público, acusación entre PAN, PRI y PRD

Cierran partidos campañas proselitistas en Hidalgo

Usan a jóvenes y ancianos; el Panal echa mano del SNTE

Carlos Camacho (Corresponsal)

Pachuca, Hgo., 14 de febrero. Las acusaciones mutuas entre PRI, PRD y PAN por presunto uso de recursos públicos para apuntalar a sus candidatos, y la guerra mediática, enmarcaron los cierres de campaña de más de 200 aspirantes a diputados locales, de entre quienes se elegirá a 30 legisladores (18 de mayoría relativa y 12 de representación proporcional) en los comicios del próximo domingo, a las cuales podrán acudir un millón 710 mil 922 ciudadanos.

Sin embargo, las denuncias en medios no son la mayor preocupación de partidos y candidatos, ni del Instituto Estatal Electoral (IEE), encargado de preparar y arbitrar el proceso que comenzó el 10 de agosto pasado, sino el fantasma de la abstención que ronda el proceso, pues se teme que no se supere 50 por ciento de participación.

El consejero presidente del IEE, Daniel Rolando Jiménez Rojo, informó que en las votaciones operarán 25 mil 300 funcionarios de casilla, entre propietarios y suplentes, que atenderán las 3 mil 172 casillas (mil 717 básicas, mil 396 contiguas, 41 extraordinarias y 198 especiales). Además habrá observadores electorales, 96 de ellos registrados a nombre de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

El miércoles 13 de febrero fue el último día permitido por la renovada ley electoral para realizar campañas políticas, y el PRI desplegó todo un ejército de jóvenes y personas de la tercera edad.

A su vez, el Partido Nueva Alianza (Panal) echó mano de la estructura formal del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación para promover a sus candidatos, seis de ellos registrados con las solas siglas del Panal, y 12 que acompañan al PRI en sus fórmulas.

Este jueves, militantes del PRI denunciaron que en Ixmiquilpan seguidores del candidato del PRD, José Manuel Zúñiga Guerrero, intentaron comprar a dirigentes comunales al ofrecerles 3 mil pesos a cambio de llevar gente a votar el domingo próximo.

Apenas el martes pasado, militantes del PRD en Huejutla detuvieron un camión cargado con 3 mil despensas y otrocon 5 toneladas de cemento, que repartieron entre la gente.

Los víveres y el material de construcción, de acuerdo con los perredistas, serían utilizados por el PRI para promover a su candidato Darío Badillo Ramírez.

El 30 y 31 de enero ocurrió algo semejante en Ixmiquilpan: perredistas de ese municipio detuvieron la noche del 30 un tráiler con más de 4 mil artículos, entre cobijas, ropa invernal y despensas, que serían distribuidos en el municipio de Chilcuautla.

Los perredistas consideraron que ese embarque sería para apoyar al candidato de la coalición Unidos por Hidalgo (PRI-Panal), Mario Escamilla Mejía; lo decomisaron y exhibieron en la plaza principal, hasta que al domingo siguiente lo entregaron al gobierno, que reclamó su propiedad.

El primero de febrero, otros tres tráileres cargados con cerca de 15 mil despensas eran resguardados por militantes del PRI en la comunidad El Maye, donde ocurrió un incidente entre perredistas y priístas. Los primeros sostuvieron que con los automotores se pretendía implementar una estrategia del gobierno estatal para comprar votos, y los otros dijeron que era parte de un programa gubernamental de apoyo a comunidades indígenas. Pero no aclararon por qué lo tenían ellos, y no el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) municipal.

Daniel Jiménez, presidente del IEE, reconoció que superar o al menos alcanzar 50 por ciento de la votación sería “excelente”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.