Usted está aquí: Inicio Cultura Con innovadora escenografía, Tosca vuelve al Palacio de Bellas Artes

El diseño estuvo a cargo de Ricardo Legorreta, quien debuta en ese ámbito

Con innovadora escenografía, Tosca vuelve al Palacio de Bellas Artes

El montaje se inscribe en el contexto del 150 aniversario del natalicio de Puccini

Fernando de la Mora, Olga Romanko y Hasmik Papian interpretan los papeles estelares

Ericka Montaño Garfias

La ópera Tosca, de Giaccomo Puccini, se presentará de nuevo en el Palacio de Bellas Artes con innovador diseño del escenario a cargo del arquitecto Ricardo Legorreta.

En esta producción, que se estrenó el año pasado en el Festival de San Luis Potosí, los papeles principales serán representados por Fernando de la Mora, Olga Romanko, Genaro Sulvarán y Hasmik Papian.

La puesta en escena, en la que la dirección musical está en manos de Enrique Patrón de Rueda y la escénica de César Piña, tiene como contexto el 150 aniversario del natalicio del compositor italiano, que se conmemora este 2008, y se estrenará el domingo próximo a las 17 horas.

La producción representa el debut de Ricardo Legorreta como escenógrafo, donde uno de los aspectos interesantes fue el diseño de una concha acústica que permitirá proyectar las voces de los cantantes. El escenario es minimalista y permite además su fácil traslado.

Por este trabajo, Legorreta no cobró honorarios, resaltó el titular de la Coordinación Nacional de Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes, José Areán.

El cambio es sólo en el escenario, ya que se mantiene la trama y los vestuarios de época. “Es una producción muy limpia, hasta cierto punto tradicional. Me gustó la concha acústica para proyectar nuestras voces. Bellas Artes tiene buena acústica, pero no perfecta”, señaló el tenor Fernando de la Mora, cuya interpretación de Mario Caravadossi representa su retorno a esta obra después de dos décadas. “La canté en 1987, una sola función, y la dejé descansar 20 años”.

Luego, a Culiacán

Para Olga Romanko, quien alternará en el papel de Tosca con Papian, esta escenografía permite unir lo moderno con la época en la que se desarrolla la obra, cuyo estreno mundial ocurrió el 14 de enero de 1900.

“Me siento libre para crear el personaje. Tosca no puede ser estático y cada función es diferente, por eso me divierto.”

Tosca, “la ópera más representada en el mundo”, es una producción realizada para el Festival de San Luis Potosí, y su presentación en Bellas Artes forma parte de lo que Areán señaló como las tres líneas de trabajo de su administración: producciones propias, coproducciones con otros teatros nacionales e internacionales, así como préstamo o renta de producciones que se hagan en otros lugares.

Areán subrayó la importancia de lo que se realiza en otros estados en materia de ópera. “Esta puesta en escena necesitaba estar en Bellas Artes, no sólo por el elenco sino como un reconocimiento del esfuerzo que se hace en otros estados”.

El Palacio de Bellas Artes es la segunda escala de la gira que Tosca inició hace unos días en Guadalajara y después de su temporada en la ciudad de México viajará a Culiacán, y “esto es una muestra de que podemos coordinar esfuerzos para que la obra pueda viajar, como ocurrió con El barbero de Sevilla”.

Las funciones de Tosca serán los días 24, 26 y 28 de febrero y 2 y 6 de marzo en el Palacio de Bellas Artes (avenida Juárez y Eje central) Informes en la página electrónica: www.bellasartes.gob.mx

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.