Usted está aquí: Inicio Mundo El legado del líder cubano

El legado del líder cubano

De la Redacción

En la Cuba del dictador Fulgencio Batista, el mercado estaba monopolizado por el capital de Estados Unidos, y los incrementos en el producto interno bruto (PIB) no tenían impacto en la población, que sufría por alzas en los precios de alimentos y productos en general.

En la década de los años 50, el país importaba 88 por ciento de las grasas comestibles, 33 por ciento de sus legumbres, más de 45 por ciento de los cereales, 90 por ciento de los cárnicos y 90 por ciento del pescado. El producto principal de la isla era el azúcar, sector controlado en gran medida por consorcios estadunidenses.

La mortandad infantil era de 79 por cada mil niños nacidos vivos. La atención médica pública tenía muy escasos recursos, lo mismo que la educación estatal.

Con el triunfo de la revolución cubana, el primero de enero de 1959, a pesar el bloqueo estadunidense, impuesto en 1962, Cuba ha logrado las siguientes metas:

–Que todos los estudios incluidos los superiores sean gratuitos en todos los municipios de la isla, lo que permite que estudien más de dos tercios de jóvenes entre los 18 y 24 años. La revolución comenzó un amplio proceso de democratización de la cultura, que logró que para 1961 un millón de personas fuera alfabetizada. Este logro derivó en el programa Yo sí puedo, para erradicar el alfabetismo en América Latina

–Es el único país de América Latina y el Caribe que cumplirá la Meta del Milenio de Educación para Todos, al ocupar el primer lugar con un “índice alto”, señala el informe de la Unesco 2007.

–Tiene una esperanza de vida de 80 años y una de las menores tasas de mortandad infantil del mundo (de 5.2 por cada mil niños nacidos vivos) e incluso de 4.2 de cada mil nacidos vivos en provincias como Camagüey, como resultado del reconocido sistema de salud gratuito y universal, una de las promesas de la revolución.

–Ha impulsado la Operación Milagro, que ha devuelto la vista a más de un millón de personas en América Latina y el Caribe, con apoyo de Venezuela, uno de los países más beneficiados por el proyecto. Apenas 50 por ciento de la humanidad tiene acceso a atención oftalmológica, pero Cuba ha instalado 49 centros oftalmológicos y 82 hospitales en América Latina para atender todo tipo de males oculares.

–El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en su informe anual sobre Desarrollo Humano, clasifica a Cuba entre los países con Desarrollo Humano Alto, y es el que con menos ingresos per cápita alcanza en esta calificación. En ello inciden, entre otros, los indicadores de esperanza de vida al nacer y de educación.

–La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) identifica a Cuba como el país de la región que más recursos destina de su PIB a gastos sociales, triplicando, como promedio, lo que destinan otros de la región a estos sectores.

–En 1997, implementó el Plan de Acción Nacional de seguimiento a la IV Conferencia de Naciones Unidas sobre la Mujer, que contiene 90 distintas medidas para la inserción de la mujer en puestos de toma de decisiones.

–La región del Caribe es, después de África, la que mayor incidencia tiene de VIH, pero Cuba ha logrado mantener bajo control la propagación del sida con campañas de concientización, y ha trabajado con grupos vulnerables, asegurando el acceso a los antirerretrovirales y fortaleciendo el diagnóstico y vigilancia epidemiológica.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.