Usted está aquí: Inicio Mundo Descarta Washington cambios en la política oficial hacia la isla

Pasos para normalizar las relaciones, pide Obama

Descarta Washington cambios en la política oficial hacia la isla

Afp y Dpa

Washington, 19 de febrero. El gobierno de Estados Unidos descartó hoy cualquier cambio en la política oficial hacia Cuba, como el fin del bloqueo económico, impuesto hace más de cuatro décadas, pese al anuncio de Fidel Castro de que abandona el poder.

El portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, insistió en que los cambios deben ser “reales” y deben llegar desde dentro, y eso no incluye la previsible confirmación de Raúl Castro como el líder cubano en sucesión de su hermano.

“Hasta este momento no vimos una diferencia real entre este gobierno encabezado por Raúl Castro y el gobierno encabezado por Fidel Castro durante los últimos 50 años”, aseguró. El portavoz aseguró no tener datos de que el anuncio de Castro se deba a un empeoramiento de su salud. Estados Unidos tampoco prevé un éxodo de cubanos hacia Florida.

El presidente estadunidense, George W. Bush, desde Kigali, capital de Ruanda, reiteró su voluntad de mantener el embargo contra Cuba vigente desde 1962 y su exigencia de que se inicie una transición democrática en la isla.

“Veo esto como un periodo de transición y podría ser el comienzo de la transición democrática para el pueblo en Cuba”, afirmó Bush. “Estados Unidos ayudará a los cubanos a obtener las bendiciones de la libertad”, explicó.

El número dos del Departamento de Estado, John D. Negroponte, descartó que Estados Unidos levante el bloqueo. No obstante, en el Congreso, la cuarta parte de la Cámara de Representantes (108 congresistas, entre ellos ocho republicanos) escribió a la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, para exigirle “una revisión completa” de la política hacia Cuba, tras asegurar que no obtuvo resultados en medio siglo.

La noticia cayó en medio de las elecciones primarias para la designación de los candidatos a los comicios presidenciales del 4 de noviembre, en los que el voto del exilio cubano puede ser determinante en un estado clave como Florida, donde Bush ganó en 2000 por estrecho margen tras un polémico recuento de los votos.

Ninguno de los principales candidatos cuestionó la política actual de Washington. “Estados Unidos puede y debe ayudar a acelerar el despertar de la libertad en Cuba. Los cubanos han esperado demasiado tiempo”, afirmó John McCain, el favorito entre los republicanos.

Por la parte demócrata, Barack Obama llamó a Estados Unidos a “prepararse para empezar a dar pasos a fin de normalizar las relaciones y flexibilizar el embargo de los últimos 50 años”, a condición de que “los dirigentes cubanos comiencen en Cuba un cambio significativo”.

Su rival Hillary Clinton pidió que Washington elabore “una política activa que haga lo posible para la causa de la libertad, la democracia y las oportunidades en Cuba”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.