Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia Subejercicio de 20% en el Seguro Popular

Analiza Asa Cristina Laurell las cifras correspondientes al ejercicio 2007 del organismo

Subejercicio de 20% en el Seguro Popular

“De nada sirve tener guardado dinero” si los pacientes no pueden recibir atención médica

Ángeles Cruz Martínez

El Seguro Popular tuvo un subejercicio de 5 mil millones de pesos en 2007, equivalentes a 20 por ciento del presupuesto autorizado por la Cámara de Diputados, lo que, además, significa que del incremento de 7 mil 500 millones de pesos que en ese año tuvo el programa, únicamente se ejerció 35 por ciento, aseguró Asa Cristina Laurell, secretaria de salud del “gobierno legítimo” de Andrés Manuel López Obrador.

Con base en el análisis de los informes trimestrales y el anualizado de 2007 de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud (CNPSS), la especialista también puso en duda las cifras de afiliación, pues resulta que en apenas dos meses (noviembre y diciembre) el Seguro Popular tuvo la capacidad para inscribir a 1.4 millones de familias. De acuerdo con el informe, al cierre del año se incorporaron 2.2 millones de hogares, mientras que en octubre la cifra apenas iba en 812 mil 232 familias.

Desde el primer semestre de 2007, Laurell ha denunciado el subejercicio de los recursos asignados al Seguro Popular, y ahora, con el informe del año, confirmó que los estados de la República se quedaron sin recibir el dinero suficiente para la compra de medicamentos, contratación de personal y el pago del mantenimiento de la infraestructura sanitaria. Todo ello, apuntó, redunda en una deficiente calidad de los servicios médicos que se otorgan a la población.

Si bien el dinero no está perdido, porque se reubicó en el Fideicomiso del Sistema de Protección Social en Salud, que administra Banobras, “es como tener dinero en el banco pero carecer de comida en la casa”, indicó.

A partir del análisis de los reportes de la CNPSS, Laurell detectó que del presupuesto original de 21 mil 864.4 millones de pesos que debieron enviarse como subsidio por la cuota social y la aportación solidaria federal a las entidades federativas, apenas se transfirieron 18 mil 864.3 millones de pesos; es decir, 14 por ciento menos de lo programado.

En tanto, estaba previsto que al Fondo de Previsión Presupuestal (FPP) se asignaran 794 millones de pesos, pero en realidad recibió mil 513.4 millones, de los que únicamente gastó 545. Esto significa, explicó Laurell, que de esta partida ni siquiera se ejerció lo que estaba programado.

La CNPSS ha establecido que el FPP se utilice para el desarrollo de centros de salud y unidades médicas de especialidades básicas en las zonas de mayor marginación social; en la cobertura de las diferencias imprevistas en la demanda de servicios esenciales en los estados, y como garantía de pago cuando haya incumplimiento de los convenios de colaboración interestatal.

En cuanto al Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos estaba programado el ejercicio de 2 mil 118 millones de pesos, pero se le transfirieron 4 mil 36 millones y únicamente se ejercieron 488.6 millones, lo que significa –explicó Laurell– que el subejercicio asciende a 77 por ciento con relación a lo que se había previsto inicialmente.

Según el informe, el plazo para que los prestadores de servicios informen sobre los casos de enfermedades de alto costo atendidos el año pasado vence el 31 de marzo de 2008 y la CNPSS tiene hasta el 30 de junio para realizar el pago respectivo.

Con estos datos, la funcionaria lopezobradorista insistió en la ineficiencia e ineficacia del Seguro Popular como mecanismo para incrementar el presupuesto destinado a la salud en el país. No sirve de nada, dijo, tener dinero guardado en un fideicomiso, mientras las personas siguen sin poder atenderse de enfermedades graves y costosas, y si tampoco se construyen las clínicas y hospitales que se necesitan.

Señaló que a finales de 2006, el fideicomiso disponía de 7 mil 129 millones de pesos y cerró 2007 con 10 mil 388 millones.

Por otra parte, del informe 2007 que recientemente emitió la CNPSS sobresale la información sobre la reafiliación de las familias al esquema de aseguramiento creado en el sexenio foxista.

Resulta que 91 por ciento de las familias optaron por permanecer como derechohabientes del Seguro Popular, aunque del mismo reporte se desprende que 97 por ciento de las familias afiliadas se encuentran en los primeros dos deciles de ingreso, es decir, están exentas de pago y su inscripción anual es automática.

Sin embargo, en una revisión por estado se observa que en Jalisco, por ejemplo, sólo 66 por ciento de las familias que estaban inscritas en 2006 decidieron continuar en 2007. En Aguascalientes, Baja California y Baja California Sur los porcentajes fueron de 82.8, 82.2 y 83, respectivamente. Con más de 95 por ciento de reinscripción se ubicaron Chiapas, Chihuahua, Distrito Federal, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Nayarit, Querétaro, Quintana Roo, Tamaulipas y Yucatán.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.