Usted está aquí: Inicio Opinión La conexión gallega

Luis Javier Garrido

La conexión gallega

Los acontecimientos de las próximas semanas serán decisivos para el futuro del país en las siguientes décadas, de ahí el nerviosismo del gobierno de facto, que no deja de cometer tropelías que comprometen seriamente los intereses de México.

1. La disputa por el petróleo de México, que el gobierno ilegítimo está comprometido a entregar cuanto antes a las multinacionales, está determinando un enrarecimiento de la vida pública pocas veces visto en tiempos recientes, debido a las acciones de los aventureros de la política que pretenden “gobernar” al país.

2. El estallido en la capital de un artefacto de fabricación militar llevado por un agente de seguridad, el viernes 15, ha sido entendido, y con razón, por amplios sectores, como una maniobra torpe del gobierno federal, tendiente a traer al Distrito Federal el escenario de violencia que ha generado en el país, ahora con un objetivo central: desprestigiar al gobierno capitalino al involucrarlo en la supuesta lucha antidrogas, lo que hasta ahora no ha podido hacer, y así imbricar al jefe de Gobierno Marcelo Ebrard en una lógica de reconocimiento del poder espurio a fin de distanciarlo de Andrés Manuel López Obrador y, sobre todo, de la defensa de los derechos de la nación.

3. El operativo que en distintos ámbitos se enmarca dentro de las iniciativas coordinadas desde Bucareli por el gallego Juan Camilo Mouriño, hombre de confianza del Partido Popular español, tiene también a todas luces un objetivo electoral con vistas a 2009 y sobre todo a 2012, como toda la supuesta estrategia del shock, que pretende atemorizar a los mexicanos y presentar a las autoridades ilegítimas como la única vía para alcanzar la seguridad.

4. El grupo de Bucareli sabe que el PAN, que es una fuerza partidista minoritaria, va hacia un fracaso electoral en los comicios federales de este sexenio de mantenerse las actuales condiciones políticas, como muestran los resultados electorales recientes en que ha sido arrollado por el PRI (de Oaxaca a Hidalgo) o por el PRD (Baja California Sur y Cancún) y no se está deteniendo ante nada con tal de acelerar la campaña mediática a fin de desprestigiar a las otras organizaciones políticas y crear las condiciones para poder imponer al partido del gobierno en 2009 y 2012, lo que sólo sería posible en sendas elecciones de Estado.

5. En este contexto, las disputas internas de los grupos que comparten el poder de facto están agravando la crisis interna del gobierno espurio y manteniendo encendidos los focos rojos tanto en Los Pinos como en Bucareli, pues los operadores blanquiazules continúan fracasando en toda la línea, de ahí su desesperación que puede llevarlos a acciones cada vez más violentas. Si en lo estrictamente electoral se hallan en problemas por el distanciamiento de Calderón con su antigua aliada Elba Esther Gordillo, que con el Panal controla un aparato de fraude electoral sustentado en el SNTE, que es fundamental para el grupo en el poder, y que ahora ha estado apoyando al PRI, en lo político aparecen también fisuras.

6. Los diferendos del grupo de Carlos Salinas de Gortari y de Carlos Slim, que controla el sector estratégico de la telefonía en México y pretende avanzar en el ámbito de las telecomunicaciones y de la energía, con el gobierno espurio, se deben en buena medida al proyecto de privatización del sector energético que obliga a una alianza PAN-PRI, pues los gallegos de Mouriño, empecinados en apoderarse de la tajada principal de la industria energética de México, están reacios a aceptar que crezca el poderío de los que ven como sus rivales, lo que afecta el voto legislativo.

7. Los panistas vinculados con la ultraderecha española, que desde hace tiempo ha tenido en la mira el sector energético de México, y que ahora mandan en Los Pinos, actúan de manera agresiva porque creen que el PP está a punto de retornar al poder en España, ya que buena parte de las encuestas apuntan a que el partido de Aznar se impondrá en las elecciones legislativas del 9 de marzo, y confían en que con el gallego Mariano Rajoy como nuevo presidente del gobierno español recibirían un espaldarazo definitivo, pues el apoyo logístico y financiero que recibirían sería incomparablemente mayor al que ahora se les está brindando desde allá, y que comenzó bajo la presidencia de Vicente Fox, hijo de gallega.

8. Los cambios al marco constitucional y legal de México que son necesarios para que puedan satisfacer sus ambiciones económicas Calderón y sus amigos, están, por lo mismo, supeditados también a los vaivenes de la política española, cuya campaña electoral tiene una violencia sin precedentes, marcada por el llamado de la Iglesia española a votar contra Zapatero y apoyar al PP, el partido de la derecha española fundado por el legendario político gallego Manuel Fraga Iribarne, ex ministro de Franco y amigo de los empresarios gallegos Mario y Olegario Vázquez Raña.

9. El bombazo de la avenida Chapultepec no es, por lo mismo, más que un insignificante eslabón en la cadena de acciones que el gobierno espurio está llevando a cabo en su afán por entregar el petróleo y la electricidad de México a trasnacionales estadunidenses y europeas.

10. El petróleo en manos de la nación –lo que quiere decir sin la menor participación del capital privado nacional y extranjero– es requisito fundamental para que no se empobrezca el pueblo hasta la ignominia y los mexicanos podamos existir como una nación independiente y soberana: dueña de su destino. El daño que está haciendo el gobierno de facto al país es irreparable a corto plazo y se necesitará que un gobierno de reconstrucción nacional haga posible que en México algún día prevalezcan las leyes y los principios, pero antes es urgente impedir que la canalla que está tratando de gobernar entregue al exterior el recurso natural fundamental de los mexicanos.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.