Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia Reforma en bachillerato, para ya no ser “país de reprobados”: Calderón

Fuera de las aulas, cuatro de cada 10 en edad de cursar dicho nivel, dice en la SEP

Reforma en bachillerato, para ya no ser “país de reprobados”: Calderón

Expone ante el dirigente del BID estrategias para atender rezagos en educación media superior

Fabiola Martínez y Laura Poy

Ampliar la imagen El presidente Felipe Calderón y la titular de la SEP, Josefina Vázquez Mota, durante el acto en que se anunció la reforma integral en la educación media superior El presidente Felipe Calderón y la titular de la SEP, Josefina Vázquez Mota, durante el acto en que se anunció la reforma integral en la educación media superior Foto: José Antonio López

El presidente Felipe Calderón anunció ayer la reforma integral de la educación media superior, porque –dijo– “no permitiremos que México sea visto como país de reprobados”.

En palabras del mandatario, ese nivel representa el “cuello de botella” del Sistema Educativo Nacional, debido a que cuatro de cada 10 jóvenes en edad de cursar bachillerato no lo hacen, y más de 40 por ciento de ese sector trunca sus estudios.

La ausencia de un modelo de certificación –advirtió– provoca la proliferación de escuelas patito, en un contexto donde están registrados más de 200 programas de bachillerato, muchos de los cuales están desvinculados o presentan serias dificultades para ser revalidados. El panorama de este sector, que ronda en un rezago de un cuarto de siglo respecto a su actualización, fue delineado también por la titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Josefina Vázquez Mota, quien alertó que “no podemos perder a los más de 100 mil estudiantes que terminan la secundaria y no ingresan al bachillerato”.

Tampoco podemos perder –agregó la funcionaria– a cerca de 600 mil jóvenes que abandonan dicho nivel de enseñanza porque no tienen ingresos suficientes y deben ir al mercado laboral, o bien a los cerca de 1.6 millones (entre 15 y 19 años) que actualmente no estudian y tampoco están en el sector productivo nacional. Por ello, dijo que la apuesta es aprovechar el bono demográfico (número de jóvenes que viven en el país).

Actualmente, la cobertura en bachillerato es de sólo 58 por ciento, ya que de los 6.5 millones de mexicanos en edad de cursarlo, sólo 3.7 millones están en las aulas, con la meta de incrementar la matrícula en 120 mil alumnos cada año, a fin de alcanzar una cobertura de 68 por ciento al final del sexenio.

Ante el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, Calderón mencionó las cuatro estrategias para atender los rezagos en referencia, cuya base es la adopción de un marco curricular común con base en competencias, es decir, que cada egresado de bachillerato comparta –con el resto de los estudiantes de ese nivel– un sustento de conocimientos, habilidades y aptitudes.

Integrantes de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior ya delinearon el nuevo perfil del egresado del Sistema Nacional de Bachillerato, con base en 11 competencias genéricas, entre las que se encuentran el impulso a la educación abierta y a distancia para llegar a las comunidades más pobres del país, profesionalizar los servicios de enseñanza, definir estándares y procesos comunes “para garantizar que todos los participantes hablen el mismo lenguaje y avancen en la misma dirección”, entre otros.

“Al terminar nuestra responsabilidad (en 2012), la educación media superior deberá haberse transformado en el país (…) Queremos un México ganador, y para lograrlo deberemos ser ganadores en la educación”, manifestó el Ejecutivo.

En la primera visita que realiza a las oficinas centrales de la SEP, destacó que este año se ejerce un presupuesto “histórico” de casi 32 mil 500 millones de pesos para la educación media superior, 21 por ciento más que el año anterior; fue entonces que ofreció trabajar para aprovechar el potencial de los jóvenes menores de 25 años (la mitad de la población); en los próximos seis años, cerca de 10 millones de mexicanos de entre 16 y 18 años demandarán servicios de bachillerato.

En infraestructura se invertirán mil 500 millones de pesos, el doble que en 2007, y se entregarán 1.1 millones de becas durante el actual ciclo escolar. De igual forma, arrancaron los concursos de oposición para nombrar a los más de 900 directores de escuelas federales de ese nivel, y en abril se aplicará la prueba Enlace en los planteles aludidos.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.