Usted está aquí: Inicio Cultura Instan a tener una visión más real de lo que ocurre en China

La Feria del Palacio de Minería

Presentaron libro sobre ese país asiático, coeditado por La Jornada y tres instituciones

Instan a tener una visión más real de lo que ocurre en China

“Es nuestro socio y no debemos esperar que pase y no nos atropelle”, advierte el coordinador de la compilación

Tiene lados luminosos y cosas que no debemos emular, dijo académica de la UNAM

El volumen plantea qué sabemos y dónde hay enormes lagunas respecto de esa potencia

Ericka Montaño Garfias

Ampliar la imagen Roberto Rueda, rector del ITESM zona centro; Inés González; Wi Yong Heng, director de la revista China hoy; Yolanda Trápaga, y Enrique Dussel, anteayer, durante la presentación del libro China en México: implicaciones de una relación, en el recinto ferial Roberto Rueda, rector del ITESM zona centro; Inés González; Wi Yong Heng, director de la revista China hoy; Yolanda Trápaga, y Enrique Dussel, anteayer, durante la presentación del libro China en México: implicaciones de una relación, en el recinto ferial Foto: Jesús Villaseca

Existe un proverbio chino que dice: “vale más una mirada que cien oídas”, y es algo que debe aplicarse al momento de pensar en China, país del que hay cosas que se conocen, otras que se intuyen y muchas más que se basan en prejuicios.

Para ofrecer una visión más real de lo que ocurre en el país asiático, se publicó el libro China y México: implicaciones de una nueva relación, que se presentó el jueves por la noche en el contexto de la versión 29 de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.

Este volumen, en el que participaron La Jornada, la Fundación Friedrich Ebert, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), pretende “ser un documento propositivo sobre qué es lo que sabemos sobre China y dónde hay enormes lagunas, sobre todo en una agenda de trabajo y una oferta para los sectores privado y público”, señaló Enrique Dussel Peters, coordinador del volumen, junto con la académica Yolanda Trápaga Delfín.

“En el documento se parte de que existe una enorme ignorancia sobre China, el sector público, privado… No hemos hecho nuestra tarea, aun cuando existe gran interés por China, por ejemplo, uno se encuentra en la prensa, en los medios, todos los días, en las primeras 10 páginas, por lo menos cinco noticias sobre China, pero no existe información, estudios, análisis de corto, mediano y largo plazos con la diversidad y en la dimensión que se requiere. Por ello, el objetivo del libro es plantear qué es lo que en el sector académico se sabe respecto de China, a partir de 25 artículos de 10 instituciones”, precisó Dussel al terminar la presentación del texto, que se publica en la colección Nuestro Tiempo, de La Jornada.

Debemos mirar a China como la próxima potencia económica en la que se convertirá en dos o tres décadas, agregó el investigador. “Es el primer socio comercial de Estados Unidos, y tiene una añeja y vieja relación de hace varios siglos con México, y es hoy nuestro segundo socio comercial. Diría que está cuestionando profundamente la especialización productiva, la estrategia de México en las próximas dos décadas. Lo que no podemos hacer es que, como decían por ahí, ‘ni los veo ni los oigo’. Tenemos que ponernos las pilas, creo que tampoco hay demasiado conocimiento en China sobre México, pero eso es otro libro, éste es qué sabemos y qué no sabemos, dónde hay que invertir a mediano plazo”.

Esfuerzos insuficientes

Sabemos, prosiguió Dussel, que hay esfuerzos por parte de diversas instituciones sobre el tema de China, pero son muy débiles y descoordinados.

“No hay institución importante en el sector académico que no tenga un instituto o centro sobre Asia-Pacífico, pero nos falta invertir mucho y tenemos que hacerlo de manera coordinada y vincularlo con un sector público y privado, que están peor que el ámbito académico.

“En el sector público hay una falta de liderazgo y en el privado hay una profundísima división, hay cámaras y empresarios que están interesados en profundizar la relación con China y hay otro sector muy importante que entre menos sepa de China, mejor.

“China es nuestro socio comercial y no podemos seguir con la cabeza bajo la tierra y esperar que pase y no nos atropelle”, finalizó.

Al respecto, Yolanda Trápaga, profesora de la UNAM, señaló que China “debe dejar de ser un paradigma para nosotros. Se nos ha dicho ‘hagan como China, crezcan 9 por ciento’. No, yo creo que en muchas cosas hay lecciones positivas que China misma ha tomado de los países desarrollados, como garantizar la soberanía alimentaria con recursos que son paupérrimos”.

Sin embargo, existe el lado contrario, añadió, “el costo ambiental que tiene, la política de industrialización de China, muchas de sus políticas agrícolas también, abandonaron los sistemas de educación y salud gratuitos, no nos podemos dar el lujo de copiar eso.

“China tiene lados luminosos que nos son muy útiles como país que nunca se ha desarrollado y cosas que no debemos de ninguna manera emular.”

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.