Usted está aquí: Inicio Mundo Nueva ofensiva militar turca contra posiciones rebeldes en el norte de Irak

Reparos de la ONU y la Unión Europea; respetar la soberanía iraquí, exige Bagdad

Nueva ofensiva militar turca contra posiciones rebeldes en el norte de Irak

Durante la operación murieron cinco soldados y 24 milicianos kurdos, informa el ejército de Turquía

Beneplácito de EU por agresión contra los insurgentes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán

Afp y Dpa

Ampliar la imagen Tanques turcos retornan a su base en el poblado de Silopi, cerca de la frontera de Turquía con Irak, horas después de la ofensiva militar Tanques turcos retornan a su base en el poblado de Silopi, cerca de la frontera de Turquía con Irak, horas después de la ofensiva militar Foto: Ap

Ankara, 22 de febrero. Cinco soldados turcos y unos 24 rebeldes kurdos murieron en la operación lanzada este jueves por Turquía en el norte de Irak contra milicianos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), anunció en un comunicado el ejército turco. La acción contó con el visto bueno de Estados Unidos y tenía, según Ankara, un “alcance limitado”.

“Al menos 24 terroristas quedaron fuera de combate y otros muchos resultaron heridos el 22 de febrero”, afirmó el comunicado del estado mayor turco.

Además de los 24 rebeldes kurdos, según el texto, “se estima que al menos 20 terroristas quedaron fuera de combate por los helicópteros” que participaron en la ofensiva aérea.

El estado mayor del ejército turco precisó que el número exacto de rebeldes abatidos será determinado con exactitud cuando las tropas de tierra lleguen a los lugares atacados por sus soldados.

“Cinco de nuestros soldados se convirtieron en mártires en el curso de los combates con los insurgentes. Los enfrentamientos continúan intermitentemente en ciertas zonas”, agregó.

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, afirmó en una declaración televisada que “el blanco, el objetivo, el alcance y los parámetros de esta operación son limitados. Nuestras fuerzas armadas volverán en el más breve plazo posible, en cuanto hayan alcanzado sus objetivos”.

Erdogan subrayó que la incursión apuntaba únicamente contra los rebeldes del PKK y señaló que llamó al presidente estadunidense, George W. Bush, para informarle de la ofensiva militar.

El primer ministro iraquí, Nuri Maliki, le pidió a su homólogo turco, durante una conversación telefónica, que Turquía “respete la soberanía de Irak”, informó su vocero, Ali Dabbagh.

Maliki agregó que su gobierno “apoya la seguridad de Turquía y reconoce que el PKK es una amenaza para Turquía y todas sus regiones fronterizas”.

El presidente turco, Abdula Gul, invitó a su par iraquí, Jalal Talabani, a Ankara durante una conversación telefónica que sostuvivo para informarle sobre el operativo castrense, anunció este viernes la presidencia turca.

Estados Unidos exhortó a Turquía a que su incursión se limite a los rebeldes del PKK, declaró este viernes la Casa Blanca.

“Fuimos informados (de la ofensiva) y urgimos al gobierno de Turquía a limitar el alcance militar y temporal de su operación”, dijo el vocero Scott Stanzel.

Estados Unidos respaldó a Turquía en su derecho a defenderse de los rebeldes, pero pidió que Ankara coordine con Washington y Bagdad todas las actividades militares contra el PKK en Irak.

La ofensiva militar fue realizada, según el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Hoshyar Zebari, por “cientos, más que miles” de soldados turcos.

El canal de noticias NTV dijo que el número de efectivos ascendió a 10 mil y que entraron 10 kilómetros en el territorio autónomo kurdo del norte de Irak.

Según Zebari, durante la operación militar fueron destruidos cinco puentes sobre el río Avashin que separan los dos territorios en determinados puntos de la frontera con Irak.

La invasión de las tropas de Turquía fue precedida de ataques aéreos y de artillería contra los campamentos del PKK.

El gobierno de Ankara sostiene que unos 4 mil guerrilleros del PKK están refugiados en el norte de Irak y utilizan esa región como base de operaciones para lanzar ataques contra el territorio turco.

El PKK, considerado una organización terrorista por Ankara, la Unión Europea (UE) y Washington, lleva a cabo desde 1984 acciones armadas para lograr la autonomía del sudeste de Turquía, región con mayoría kurda, enfrentamiento que hasta la fecha ha costado más de 37 mil vidas.

Preocupación internacional

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, llamó a respetar la frontera turco-iraquí y expresó su inquietud por la nueva operación del ejército turco.

Mientras tanto el alto representante de la UE para la Política Exterior, Javier Solana, afirmó que la ofensiva turca no es la respuesta más apropiada a los problemas del terrorismo kurdo.

Por otro lado, el jefe radical chiíta Moqtada Sadr decidió este viernes prolongar otros seis meses la tregua unilateral de su milicia Ejército del Mehdi, anuncio que se consideró decisivo para la estabilidad de Irak.

“Prolongo la suspensión de las actividades del Ejército del Mehdi hasta el día 15 del mes de Chaban”, lo que en el calendario occidental corresponde al próximo 16 de agosto, anunció Sadr en una declaración leída por el imán Assad Nasiri en la plegaria del viernes en la ciudad de Kufa.

La Casa Blanca saludó la decisión del jefe radical al señalar que “sirve para aislar más a los grupos que están comprometidos con la violencia”, además de que es “un acontecimiento positivo”.

A todo esto, al menos siete personas murieron y 26 resultaron heridas, entre ellas muchos civiles, en varios ataques al norte y oeste del territorio iraquí, informaron las autoridades.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.