Usted está aquí: Inicio Mundo “Política de anexión”, las demandas en EU y Europa de cambios políticos: Fidel Castro

Viaja el cardenal Tarcisio Bertone a Villa Clara para oficiar hoy una misa

“Política de anexión”, las demandas en EU y Europa de cambios políticos: Fidel Castro

Ironiza con reacciones de precandidatos estadunidenses: 50 años de bloqueo les parecen pocos

Gerardo Arreola (Corresponsal)

Ampliar la imagen Cubanas aplauden al cardenal Bertone, tras una reunión con religiosas en La Habana Cubanas aplauden al cardenal Bertone, tras una reunión con religiosas en La Habana Foto: Ap

La Habana, 22 de febrero. Fidel Castro rechazó hoy las demandas de líderes de Estados Unidos y Europa sobre cambios en el sistema político de Cuba, las que comparó con una política de “anexión”.

En su primer artículo bajo el rubro de “Reflexiones del compañero Fidel”, Castro replicó en esta forma al presidente George W. Bush: “Dijo que mi mensaje era el inicio del camino de la libertad de Cuba, es decir, la anexión decretada por su gobierno”.

El comentario del aún presidente repasa la tendencia de algunas de las reacciones surgidas esta semana, tras el anuncio del líder cubano de renunciar a presentarse a una nueva relección como jefe de Estado, y en consecuencia al rango de comandante en jefe de las fuerzas armadas.

Castro ironizó con las reacciones de los precandidatos presidenciales estadunidenses a su mensaje: “Medio siglo de bloqueo les parecía poco a los predilectos. ¡Cambio, cambio, cambio!, gritaban al unísono”.

“Hay que abrir fuego ideológico sobre ellos”, dice el artículo, centrado en el repudio a las posiciones de Estados Unidos y gobiernos europeos que reclaman cambios estructurales en Cuba, como secuela del retiro de Castro de dos de sus posiciones.

“Estoy de acuerdo”, continuó el líder cubano. “¡Cambio! Pero en Estados Unidos. Cuba cambió hace rato y seguirá su rumbo dialéctico. ¡No regresar jamás al pasado!, exclama nuestro pueblo”.

Agregó: “¡Anexión, anexión, anexión!, responde el adversario; es lo que en el fondo piensa cuando habla de cambio”.

Castro no elaboró sobre la anunciada reforma al sistema socialista y sólo hizo una pálida referencia a la sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento), que el domingo iniciará un mandato de cinco años con la elección de su propia directiva y un nuevo Consejo de Estado, que ya no presidirá el líder cubano.

“Estoy enfrascado ahora en el esfuerzo por hacer constar mi voto unido en favor de la presidencia de la Asamblea Nacional y del nuevo Consejo de Estado, y cómo hacerlo”, señaló.

Como diputado, Castro tiene derecho a votar en esa elección, que se realiza con lista única. El “voto unido” es una fórmula a la que recurre la dirigencia para pedir a los votantes, en este caso los parlamentarios, que apoyen por igual a todos los integrantes de la lista y no sólo a algunos de ellos.

Gira del enviado del Vaticano

En su segundo día en Cuba, el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarsicio Bertone, viajó a la provincia de Villa Clara (centro), donde este sábado oficiará una misa al aire libre e inaugurará un monumento al papa Juan Pablo II, en el mismo sitio que visitó el pontífice hace 10 años.

Bertone se reunió aquí por la mañana con monjas y religiosos que trabajan en Cuba, a quienes refrendó el mensaje que trajo a los obispos el día anterior: el Vaticano conoce la situación de la Iglesia católica en la isla y está empeñado en mejorarla.

A las órdenes religiosas les dijo que la Iglesia sabe de sus “vicisitudes y desafíos”, así como de la “penuria de medios o las insuficientes infraestructuras”, pero que “no faltará la solicitud de la Sede Apostólica” para ampliar el número de sacerdotes y personas consagradas en este país.

Según fuentes eclesiásticas, en Cuba hay unas 670 monjas, 33 religiosos, 169 sacerdotes religiosos, 204 diocesanos y 61 diáconos. Más de la mitad de ese personal es extranjero, principalmente de España, México y Colombia.

Además del Seminario de San Carlos y San Ambrosio, que Bertone visitó el pasado jueves, hace dos años se inició la construcción de otro en el municipio de Guanabacoa, en el extremo oriental de La Habana, que según fuentes consultadas quedará concluido a finales de 2008.

En los últimos dos años el gobierno ha facilitado el ingreso fluido de sacerdotes y religiosos extranjeros, eliminando la abultada lista de espera que se acumuló en el pasado, pero los obispos consideran que sus necesidades son aún mayores.

La misa al aire libre del jueves anterior, en la Plaza de la Catedral, estuvo presidida por una bandera cubana y la figura de la Virgen de la Caridad del Cobre, dos imágenes que convergen en la tradición nacionalista de la isla, que suele convertirse en puente en el diálogo entre las autoridades y la jerarquía clerical.

Bertone tocó esa fibra sensible al recordar a Félix Varela y José Agustín Caballero, sacerdotes y educadores del siglo XVIII, reconocidos como precursores del pensamiento y la identidad nacional de la isla.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.