Usted está aquí: Inicio Opinión Las “correcciones” de Mondragón

Gustavo Leal F.*

Las “correcciones” de Mondragón

Así como en los tiempos de Juan Ramón de la Fuente –secretario de Salud de Ernesto Zedillo– se confeccionó el Paquete Básico de Servicios Esenciales de Salud, que luego Julio Frenk vendería como “Seguro Popular” y hoy (aún más reducido) Calderón mercadea como “Seguro Popular” cambray (sólo para los recién nacidos), así también en esos tiempos el entonces subsecretario de Salud, José Narro –hoy rector de la UNAM– “diseñó” la descentralización de los servicios del DF que, ahora, Manuel Mondragón presume haber “corregido”.

Desde diciembre de 2006, la gestión sanitaria capitalina se arroga algunos “logros” aunque, ciertamente, ningún sonoro campanazo.

En enero de 2007 Mondragón ofreció continuar brindando atención y medicamentos gratuitos, mejorar la calidad del servicio, así como presentar “los programas y servicios nuevos que aplicaremos”. Los seguimos esperando. Sin embargo, pronto construyó “una mancuerna” con la procuraduría del DF “y su titular Rodolfo Félix para cerrar la pinza de la oferta y demanda de fármacos y sustancias ilegales”.

Inmediatamente después estableció sus “tres frentes prioritarios”: atención a adultos mayores, prevención de adicciones e “implementación de acciones sanitarias en los hospitales”. ¿Cuáles? Retirar los puestos de comida que los rodean, baños limpios y con papel, personal que dé información a los familiares, asientos en la salas de espera y trato cálido.

Con esta “agenda” sanitaria como megaescudo, Mondragón apenas enlistó como “pendiente” analizar “asuntos como el Seguro Popular”, cuya operación en el DF aprobaron sus antecesores el 28 de junio de 2005.

Posteriormente comunicó la “regionalización” de su red hospitalaria. Ella consiste en “aprovechar la especialidad” de cada nosocomio: Xoco será el “eje de traumatología”, Rubén Leñero “de quemados”, La Villa el “centro del manejo de columna”, e Iztapalapa “arrancará como banco de sangre”. Y agregó un “nuevo” modelo de gestión que mediante pantallas dará a conocer a los familiares el estado y diagnóstico de los pacientes.

En febrero lanzó ocho consultorios móviles para atender: planificación familiar, detección de embarazo de alto riesgo, cáncer mamario, cérvico-uterino, de próstata, diabetes, hipertensión arterial, problemas visuales y discapacidades a 600 mil personas y se comprometió a aplicar un millón 300 mil dosis de vacunas.

Días después anunció las 28 casas de día para ancianos (que “los integrarán a la sociedad, evitarán que estén solos y realicen actividades que los ayuden a estar activos”) impulsadas con las delegaciones, capacitando a 8 mil cuidadores primarios, familiares del adulto, y 2 mil 750 acompañantes solidarios, así como el programa de visitas médicas domiciliarias en unidades habitacionales (complementario al de AMLO en unidades territoriales de alta y muy alta marginación), lanzado junto con la Procuraduría Social. Su objetivo es brindar servicio a 420 mil beneficiarios del programa de apoyo alimentario.

En marzo se ofreció la edificación del hospital de Tláhuac y Mondragón estableció que, en los últimos años, los hospitales capitalinos atendieron casi 10 casos de aborto diarios. En abril precisó que la secretaría prevé “que cada año podría atender 28 mil abortos en sus hospitales, aunque lo que queremos es que no se llegue al aborto”. Posteriormente argumentó que, hasta septiembre, se habían proporcionado 5 mil 213 consultas y consejerías vinculadas a la interrupción de la gestación en las primeras 12 semanas.

En mayo se garantizó la presencia de consejerías médicas en todas sus instalaciones –junto con los Centros de Integración Juvenil– para apoyar a quienes decidan dejar de fumar. Y en julio, la ALDF aprobó un dictamen para crear una Ley de Sociedades Mutualistas y de Seguros que cubra el “hueco dejado por el esquema de seguridad social federal”. De tal suerte que sus miembros podrían enfrentar necesidades presentes o futuras como enfermedades, accidentes u otros riegos.

Por su parte, el Programa General de Desarrollo 2007-2012 (Eje 2. Equidad) establece nueve líneas de política en salud, entre las cuales destaca “el fomento al deporte”, mientras que el Programa de Desarrollo Social 2007-2012 (Línea programática 1) alude a la “ampliación de la atención médica gerontológica especializada y con perspectiva de género”.

¿Y cómo “corrigió” Mondragón la descentralización “diseñada” por Narro? En septiembre comunicó que Ebrard había considerado conveniente “unificar” –a la secretaría local a su cargo y bajo su responsabilidad– los servicios de epidemiología, vacunación, atención médica de primer nivel, programas de promoción y prevención dependientes de la Dirección General de Salud Pública, organismo público descentralizado de la Secretaría de Salud federal. Ello, con vistas a que Salud-GDF tuviera la rectoría del sector, así como que el “proyecto de salud tenga una sola cabeza, una sola base operativa y un solo cuadro de planeación integral”.

Simultáneamente Ebrard reubicó el Programa de Adultos Mayores, que dispone de mil 200 educadoras responsables de actualizar el padrón y entregar las tarjetas, en el recién creado Instituto de Adultos Mayores. Ellas demandan basificación y mejores condiciones de trabajo.

En noviembre Mondragón aplaudió la Ley de Voluntad Anticipada, mientras el GDF comunicó que una encuesta levantada por él mismo para evaluar la calidad de los servicios que presta había otorgado al sector salud el primer lugar. Simultáneamente se presentaba el proyecto para construir el Hospital General de Tlalpan (en el Ajusco) que, como el que se edificará en Cuautepec, también “contará con helipuerto”. Y en diciembre, Mondragón agregó que, en 2008, la secretaría podría “ofrecer servicios de salud de tercer nivel”.

Dice el dicho que alabanza en boca propia es vituperio. ¿O no?

* Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.