Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia Se reducirán recursos a escuelas que no se sumen a la reforma al bachillerato

Una vez que la medida se publique en el Diario Oficial, se aplicará: Székely Pardo

Se reducirán recursos a escuelas que no se sumen a la reforma al bachillerato

Laura Poy Solano

A pesar de que la Secretaría de Educación Pública (SEP) insistió en que será decisión “voluntaria” de las instituciones educativas autónomas, nacionales o estatales sumarse al sistema nacional de bachillerato, y con ello a la aplicación de un perfil de egresados y docentes, Miguel Székely Pardo, subsecretario de Educación Media Superior, advirtió que aquellas que no deseen hacerlo, “simplemente no participarán en él y no obtendrán diversos beneficios como acceso a inversión en infraestructura, recursos para formación docente y muchos otros”. Pero, acotó es (una elección) perfectamente genuina y respetable”.

En entrevista con La Jornada, aseguró que los gobiernos estatales aprobaron que una vez que se publique en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo secretarial que establece la creación de un sistema nacional y un perfil de egresados y docentes, “lo suscribirán y lo hacemos válido” en toda la República.

Sin embargo, reconoció que en el caso de las instituciones educativas autónomas, “cada una tiene la decisión de sumarse o no, aunque la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) –que las representa y ha estado en todo el proceso–, se pronunció en favor de adherirse”, y agregó que cualquier centro superior autónomo de bachillerato, “en perfecto uso de su autonomía, puede no hacerlo”.

La reforma integral al bachillerato –que deberá aplicarse en todo el sistema de educación media superior que depende de la SEP a partir del ciclo 2008-2009, y en el resto del país a partir del ciclo 2009-2010– también incluye la elaboración de un censo de las instituciones particulares que imparten servicios educativos de nivel medio superior y que cuentan con el Reconocimiento de Validez Oficial (Revoe) de la dependencia.

Los datos obtenidos serán difundidos por Internet en marzo próximo, a fin de que alumnos y padres de familia verifiquen el estado de cada plantel, y en caso de presentar alguna irregularidad, “puedan pedirle cuentas a las autoridades de éstos de por qué aparece como inactivo su Revoe, si los estudiantes pagan por una educación que supuestamente está en regla”.

En lo referente al bachillerato que se imparte en la modalidad abierta y a distancia, el funcionario reconoció que no se cuenta con una norma para su regulación, e informó que en marzo se presentara un acuerdo secretarial en el que se concretará “por primera vez la gama educativa del sistema nacional de bachillerato, la cual es oficialmente reconocida y válida”, por lo que se definirán distintos tipos de ofertas educativas.

El objetivo, indicó, es definir qué es educación media superior presencial, así como otras modalidades educativas que ya no se van llamar ni abierta ni a distancia. “Va a quedar muy claro cuáles son los servicios, lo que incluye un Revoe para estas nuevas modalidades”.

Hoy día, agregó, las modalidades abierta y a distancia no están registradas, por lo que “no tenemos manera siquiera de hacer un censo; casi tendríamos que ir casa por casa, porque no sabemos realmente dónde están”.

Interrogado sobre el proceso para elaborar la propuesta del sistema nacional de bachillerato y su impacto en instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Politécnico Nacional, aseguró que una de las “ventajas” de la reforma integral es que “no violenta ninguna proceso; por ejemplo, en la capacidad de expresión oral y escrita, que es una competencia perfectamente identificada con una necesidad; no me he encontrado con alguien que diga ‘estoy en contra de que esa sea una competencia del perfil del egresado de bachillerato’, entonces hay una gran coincidencia”.

Y agregó que cada institución, podrá lograr los objetivos de la reforma con sus propios mecanismos. El fin, insistió, es la creación de un sistema nacional de bachillerato en un marco de diversidad, porque “lo que todos queremos es un egresado que salga con esas competencias, pero cada institución tendrá que afinar cómo lograrlo”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.