Usted está aquí: Inicio Economía Poco severos aún, los efectos de la recesión en EU sobre la economía mexicana: Ortiz

Persisten riesgos; 2008 será un año “complicado”, admite el gobernador del BdeM

Poco severos aún, los efectos de la recesión en EU sobre la economía mexicana: Ortiz

Tampoco se observan variaciones sobre los precios por la aplicación del IETU, dice

Miriam Posada García

Ampliar la imagen Guillermo Ortiz, gobernador del Banco de México, en la reunión de la American Chamber Guillermo Ortiz, gobernador del Banco de México, en la reunión de la American Chamber Foto: María Meléndrez Parada

Los riesgos relacionados con la recesión en Estados Unidos persisten para México, aunque al parecer las cifras señalan que los efectos han sido menos severos por los fundamentos económicos del país, señaló el gobernador de Banco de México, Guillermo Ortiz, ante miembros de la Cámara Americana de Comercio (Amcham).

El funcionario dijo que hasta el momento no se han observado variaciones sobre precios e inflación por la aplicación del impuesto empresarial a tasa única (IETU), pero advirtió que es necesario estar atentos al comportamiento de precios de alimentos y energéticos que representan la mayor carga inflacionaria, y a un posible incremento de tarifas en el transporte público del área metropolitana.

Durante su participación en la séptima Convención Nacional de la Amcham, Guillermo Ortiz señaló que entre los bancos centrales de diversas naciones hay fuertes presiones inflacionarias a causa del incremento de precios de materias primas y la desaceleración de algunas economías.

Previó que el presente será un año complicado, pero hay factores económicos y estrategias que apuntan a “que vamos salir mejor librados”, expuso. Detalló que la expectativa inflacionaria del Banco de México se ubica en 3.5 por ciento, lo que se complementa con información del mercado y encuestas en las que se afirma que no ha habido contaminación en precios y salarios.

Ortiz Martínez señaló que ante el panorama económico que delinea la recesión estadunidense, el banco revisó a la baja sus proyecciones de crecimiento de 3.25 y 3.75 por ciento a 2.75; la meta de creación de empleos se ubicó en 620 mil; el déficit de cuenta corriente será de 1.2 por ciento, y la inflación, que se estima entre 4 y 4.5 por ciento para el segundo y tercer trimestre del año, podría bajar en el cuarto.

Ante empresarios estadunidenses, Guillermo Ortiz señaló que a pesar de los fundamentos económicos de México los riesgos por la desaceleración persisten, por lo que es necesario estar atentos a la evolución de la economía de Estados Unidos.

No obstante, dijo, también es necesario observar el efecto que tenga la reforma fiscal en la economía mexicana, en especial con la aplicación del IETU y las repercusiones en precios y salarios, que hasta el momento no se han detectado, “y tal vez resulte menor al esperado”.

Ortiz Martínez alertó que se han agravado las presiones inflacionarias, aún con la desaceleración de las economías, debido a que se mantienen en ascenso los precios internacionales de las materias primas. “Algo tiene que pasar con esos precios, que tienen una dinámica diferente a la de los alimentos, que responden a otros factores”, comentó.

Morosidad en tarjetas de crédito

El funcionario señaló que hasta el momento no es motivo de preocupación el índice de morosidad en el pago de tarjetas de crédito, pero consideró que es necesario que los bancos trabajen más en la formación de una cultura financiera.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.