Usted está aquí: Inicio Política Los cárteles de la droga son dirigidos ahora por sicarios, según García Luna

A ello obedece el grado de violencia con el que operan, dice el secretario de Seguridad

Los cárteles de la droga son dirigidos ahora por sicarios, según García Luna

Gustavo Castillo García

Los cárteles de la droga están dirigidos ahora por sicarios, luego de que empezaran a ejecutar a quienes se hacían cargo del control operativo de las organizaciones criminales, tras la detención de los principales capos, aseguró Genaro García Luna, titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal.

El funcionario señaló que esa situación es lo que ha generado mayor violencia en el país, ya que la actual pugna es por ver quién controla el mayor flujo de enervantes en sus territorios.

El secretario reveló también que la dependencia a su cargo estudia la posibilidad de construir un nuevo penal de máxima seguridad en alguna isla mexicana, y que esta prisión opere de manera similar a la de las Islas Marías, sólo que en este caso se impulsarán proyectos de readaptación para internos de baja peligrosidad, con el propósito de disminuir la sobrepoblación en las cárceles estatales.

“A los cárteles se les ha quitado mucha gasolina para su operación, se han afectado sus estructuras de financiamiento y operación. Lo que está buscando ahora el gobierno federal es restar posibilidades de que amplíen su base social mediante la corrupción o la intimidación. La cuestión es repotenciar la capacidad de la policía local en municipios y estados. Es cierto que es un reto, pero se busca recuperar la confianza de la sociedad en las instituciones”, dijo García Luna.

–¿Cómo están los cárteles de la droga en este momento?

–Hace unos años la apuesta era detener a las cabezas y hubo actuaciones importantes. Antes, los puestos de los detenidos los ocupaban los del “nivel dos”, pero lo que está pasando ahora es que, tras las capturas de los capos de la droga, sus liderazgos fueron ocupados por el “nivel tres”, es decir, por los sicarios, al ejecutar a los que ocupaban el “nivel dos”, que tenían bajo su mando el perfil criminal y el control operativo de los cárteles.

“Luego vino una lucha entre las organizaciones criminales debido a la reducción del consumo de cocaína en Estados Unidos y un aumento en el de metanfetaminas. Lo que teníamos en el pasado era una lucha regional de los cárteles de droga; hoy parte de la pugna que existe entre los delincuentes es por el control del flujo de la droga y de las rutas de paso de los enervantes.

“Hoy quienes están al frente de la operación criminal casi todos son sicarios. Por eso hay más violencia, porque se están disputando el mando a nivel de sicariato, como los hermanos Treviño, El Lazca (Heriberto Lazcano Lazcano) y La Barbie (Edgar Valdés Villarreal), que son sicarios.

“La apuesta del gobierno federal en estados y municipios es, justamente, ir donde están ellos. Por eso hemos incrementado el despliegue territorial. Estamos subiendo la fuerza policial, haciendo más recorridos en las fronteras norte y sur, se busca tener mayores posibilidades de combate al delito.”

–¿Estas acciones están relacionadas con el aseguramiento de aeronaves en distintos puntos del país?

–En Chiapas y Cozumel ya hay un despliegue importante de fuerzas federales para atender la revisión de aeronaves en casos en los cuales exista duda, sean comerciales o privadas. En la frontera norte se va a trabajar con Estados Unidos. Vamos a tener un esquema compartido de información y combate al delito entre la policía federal y la Patrulla Fronteriza.

–¿Para detener el flujo migratorio?

–No vamos a detener migrantes, se trata de auxiliarlos en todo lo que pueda parecer que es un riesgo. Vamos a combatir a los delincuentes, a los traficantes de personas, de mercancías ilícitas y de droga. Esa es la perspectiva.

Durante la entrevista, reveló que “la SSP federal no descarta la creación de un nuevo penal en una isla mexicana similar al que opera actualmente en las Islas Marías”.

En ese contexto, refirió que esa prisión va a contar con un mayor número de internos: “Se va a repotenciar y albergará reclusos de baja peligrosidad. Se buscará que sean atendidos 5 mil internos para reducir el hacinamiento en los penales estatales. Asimismo, estamos analizando la posibilidad de construir otro penal de alta seguridad en una isla. Aún no se tiene decidido en cuál, pero estamos haciendo los estudios correspondientes”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.