Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia “Mejores escuelas, o más cárceles y policías”

Plantea la secretaria de Educación, Josefina Vázquez Mota, disyuntiva para el país

“Mejores escuelas, o más cárceles y policías”

Considera que también debe replantearse el servicio social, con participación de empresarios

Miriam Posada G. y Elizabeth Velasco C.

Ampliar la imagen Josefina Vázquez Mota, secretaria de Educación Pública, y Javier Lozano, secretario del Trabajo, ayer en la reunión de la Cámara Americana de Comercio Josefina Vázquez Mota, secretaria de Educación Pública, y Javier Lozano, secretario del Trabajo, ayer en la reunión de la Cámara Americana de Comercio Foto: María Meléndrez Parada

Si en México no hay más y mejores escuelas, será necesario construir más cárceles y tener más policías, advirtió la titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Josefina Vázquez Mota, ante empresarios estadunidenses, a quienes convocó a involucrarse en la educación nacional para formar a los trabajadores que demanda el mercado laboral y mejorar las condiciones sociales.

Al intervenir en la séptima Convención Nacional de la Cámara Americana de Comercio (Amcham, por su acrónimo en inglés), estimó indispensable reducir la brecha de desigualdad en México y alcanzar una revolución educativa.

Posteriormente, en otro encuentro con el secretario general ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, Rafael López Castañares; rectores de universidades públicas del país y otros funcionarios, advirtió que ha llegado el momento de replantear y reformar las bases del servicio social, obligatorio para los universitarios al concluir la licenciatura.

En las instalaciones de la SEP, en el centro de la ciudad, sostuvo que el servicio social “no sólo se ha distanciado” de su propósito de apuntalar la educación de los estudiantes, “también representa un obstáculo, en lugar de un incentivo”.

Tras señalar que egresados universitarios le han comentado que se han visto obligados a dejar su empleo para cumplir ese requisito académico, destacó: “Es muy importante que nuestros estudiantes tengan opciones reales de aprendizaje y de consolidación de su formación profesional en el contexto del servicio social; ha llegado el momento de replantear y reformar las bases de ese servicio, para convertirlo en un espacio de vida permanente, no de burocracia”.

Involucrar al empresario en educación, “indispensable”

En la reunión con los inversionistas estadunidenses, describió las medidas impulsadas por el gobierno de Felipe Calderón para mejorar el sector educativo, entre las cuales se considera involucrar a los empresarios como “guías de lo que el mercado requiere”, para generar la oferta laboral que se demanda.

La intervención, dijo, consiste en un programa de becas de pasantía, en el cual el gobierno ofrece la mitad del monto total –750 pesos–, y la otra el empresario, aportación que es totalmente deducible de impuestos.

Vázquez Mota recordó la importancia de retomar en la formación educativa materias como ética y civismo, para enfrentar el desafío en la agenda de prevención. En ese contexto sentenció que si en México “no hay más y mejores escuelas, necesitaremos más cárceles y policías”. Es indispensable, subrayó, salvaguardar los derechos de propiedad y “regresar a la formación ciudadana cívica y ética, después de una renuncia de 25 años”.

Insistió en la importancia de que los trabajadores “regresen a la escuela” para coadyuvar en la actualización de programas educativos. Esto, dijo, redundaría en un beneficio mutuo, al tener profesionistas preparados y suficientes fuentes de trabajo.

A educación superior, 6 mil millones de pesos

En las instalaciones de la SEP, Vázquez Mota exhortó a los gobernadores a que se corresponsabilicen en el financiamiento a la educación superior, ante el aumento de la matrícula nacional. “Sólo unidos lograremos que ningún estado quede por debajo del 20 por ciento en cobertura, como hoy lo hacen ocho entidades”.

Durante la presentación de los Lineamientos para la Operación de los Fondos Extraordinarios del Presupuesto 2008, para los cuales el Congreso aprobó 6 mil millones de pesos adicionales, refirió que si bien 60 de cada 100 estudiantes de universidades públicas están inscritos en algún programa reconocido, se necesita más dinero para elevar calidad y cobertura.

Ahí, el subsecretario de Educación Superior de la SEP, Rodolfo Tuirán, dijo que los recursos se distribuirán en seis fondos “estratégicos para superar inercias o inequidades del modelo de financiamiento de la educación superior”.

En el presupuesto de este año se asignan recursos a los mismos fondos de 2007, con la diferencia de que el Fondo de Incremento para la Matrícula es “concurrente y deberá complementarse con una aportación idéntica de los gobiernos estatales”.

En 2007 ese fondo ejerció mil millones de pesos, con los cuales se incorporaron más de 50 mil nuevos estudiantes en 80 universidades públicas. Igual cantidad se destinará este año; otros mil millones de pesos irán a los fondos de apoyo para el saneamiento financiero de las universidades y para la consolidación de las universidades públicas estatales y de apoyo solidario.

El fondo para el modelo de asignación adicional al subsidio federal tendrá mil 150 millones de pesos, y otros 600 millones el fondo para el reconocimiento de plantilla.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.