Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia Una guerra comercial, el origen de protestas: Pisa

El abasto de tratamientos de diálisis “está garantizado”

Una guerra comercial, el origen de protestas: Pisa

Continúa inconformidad de pacientes por la calidad de los insumos

Realiza el hospital 32 una compra emergente

Ángeles Cruz Martínez

La empresa farmacéutica Pisa, proveedora de los tratamientos de diálisis que utiliza una tercera parte de los derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que padecen insuficiencia renal crónica, aseguró que su producto cumple con los estándares de calidad y ubicó en una guerra comercial el origen del conflicto de las semanas recientes, en las que los pacientes han expresado su inconformidad por el cambio de distribuidor.

Resaltó que como resultado de la competencia entre los posibles proveedores del instituto, los tratamientos de diálisis redujeron su precio en más de la mitad en apenas tres años, y “casualmente” –señaló el corporativo de origen mexicano–, las protestas de los pacientes se han ubicado sólo en la zona del Distrito Federal.

Información oficial de Pisa también asegura que, de acuerdo con el contrato suscrito con el Seguro Social, vigente a partir del primero de enero de 2008, está garantizado el abasto de las terapias, así como de las máquinas para las diálisis automatizadas, las que, además, cubren los requisitos necesarios para la aplicación de los tratamientos.

Reconoció que en el cambio de los equipos de los enfermos ha faltado información, aunque también aclaró que, de acuerdo con el contrato, Pisa sólo tiene la responsabilidad de dar capacitación al personal médico y de enfermería de los hospitales del IMSS.

Sin embargo, a petición de la propia institución, la empresa ha colaborado en el entrenamiento de los pacientes y sus familiares.

En tanto, las expresiones de inconformidad continúan en varias unidades médicas del IMSS en el Distrito Federal. Los pacientes del Hospital General de Zona 32 insistieron en su demanda de que regrese el anterior proveedor, la empresa Baxter, porque “la calidad de sus insumos y el trato con las personas es mejor, además de que no tiene todos los inconvenientes de la máquina de Pisa”.

Los derechohabientes del hospital 32 lograron que el director realizara una compra emergente para cubrir la demanda de terapias de diálisis peritoneal para el mes de febrero, pero reiteraron su exigencia de que no sea una medida temporal, “deben garantizar la protección de nuestra salud”, subrayaron.

Diez años de experiencia

Por su parte, la empresa Pisa señaló que de acuerdo con el contrato que le fue adjudicado para este año, tiene hasta el último día de este mes para cumplir con el abasto de los insumos de diálisis peritoneal. Hasta el día 20 llevaba un avance de 70 por ciento en la automatizada y de 91 por ciento en la continua ambulatoria.

Rechazó las versiones que se han difundido entre los pacientes respecto de que no cuenta con suficientes máquinas, pues posee un convenio con una empresa productora, ubicada en Guadalajara, la cual tiene capacidad para fabricar hasta un millón 500 mil máquinas.

Recordó que desde hace 10 años es proveedora del IMSS en este ramo, sin que hayan existido problemas de ningún tipo. Por ello, pidió a los pacientes “un voto de confianza para que puedan comprobar que muchos de sus temores son infundados”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.