Usted está aquí: Inicio Ciencias En peligro de extinción, decenas de especies de anfibios en México

“Si las cosas no cambian, con esta cifra me quedo corta”, dice experta de la UNAM

En peligro de extinción, decenas de especies de anfibios en México

Emir Olivares Alonso

Ampliar la imagen El ajolote de Xochimilco, una de la especies en peligro El ajolote de Xochimilco, una de la especies en peligro Foto: Marco Peláez

México ocupa el quinto lugar mundial en cuanto a diversidad de anfibios, pues existen 15 familias, 43 géneros y 363 especies en el territorio nacional; sin embargo, nuestro país también es uno de los cinco países que tiene el mayor número de anfibios en peligro de extinción con 191 especies, señalaron científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Al iniciar los trabajos por el Año Internacional de los Anfibios 2008 –cuyas actividades estarán encabezadas por la UNAM–, Gabriela Parra, investigadora del Instituto de Biología, aseguró que en México 60 por ciento de estas especies están en riesgo de desaparecer y “si las cosas no cambian, con esta cifra me quedo corta”.

En el mundo existen cerca de 6 mil especies de anfibios, de las cuales mil 856, casi 32 por ciento, están en riesgo de extinguirse. Además se informó que más de 120 variedades desaparecieron de 1980 a la fecha. Las cifras indican que estos animales se pierden a una tasa mil veces más alta de la normal, inclusive más rápido que las aves, con 12 por ciento amenazado, y los mamíferos con 23 por ciento en riesgo.

Entre las principales causas que ponen en peligro el hábitat de los anfibios están: cambio climático, radiación ultravioleta, deforestación, contaminación, tráfico ilegal, introducción de especies exóticas en su medio ambiente, y enfermedades que pueden afectarlos.

Durante la conferencia se informó que a escala mundial, de las 5 mil 743 especies de anfibios 43 por ciento, es decir, 2 mil 469, se encuentran en declive, y 32 por ciento, mil 856, están amenazadas.

En la situación de riesgo México es el segundo país, después de Colombia, con 208 especies amenazadas, donde los anfibios están el alto riesgo, pues 191 podrían desaparecer. Le siguen Ecuador, con 163, Brasil con 110 y China con 86 especies en riesgo.

De las 363 especies de anfibios que se encuentran en nuestro país, 60 por ciento son endémicas, es decir, sólo se encuentran en territorio mexicano, y de éstas muchas se definen como microendémicas, puesto que se encuentran en espacios reducidos como el lago de Xochimilco, el lago de Pátzcuaro y en la zona de Río Frío; regiones estas últimas que también fueron señaladas como “de situación crítica” para los anfibios que habitan ahí: el ajolote de Xochimilco y salamandras en los otros dos.

Nuevos riesgos

Parra destacó que al ser Oaxaca y Chiapas las entidades en las que se concentran un mayor número de anfibios, estos dos estados son en los que más especies se encuentran en peligro de extinción. Las salamandras Pseudoeurycea smithi, Thorius infernalis, Ambystoma leorae y Pseudoeurycea unguidentis son ejemplos de anfibios desaparecidos en México.

La investigadora del Instituto de Biología aclaró que para que se pueda declarar extinta una especie animal tienen que pasar 10 años en los que se no se halle al menos un ejemplar de una u otra variedad. Aunque de manera oficial en México no se ha reportado ninguna especie de anfibio como extinta, se cree que al menos una docena se encuentran en esa categoría.

Otro de los riesgos para estos animales es la presencia de un hongo que causa la enfermedad quintridiomicosis, la cual es mortal para cientos de variedades de anfibios, pues puede matar a 80 por ciento de las especies. Este hongo se ha propagado lentamente desde África a todo el planeta en los últimos 50 años y los especialistas no han podido combatirlo ni detenerlo en el medio silvestre.

Por su parte, el director de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Francisco José Trigo Tavera, y la investigadora Dulce María Brousset, expusieron que estos animales viven una situación complicada, por lo que exhortaron a la ciudadanía a cuidar del medio ambiente y los anfibios, los cuales han sobrevivido más de 36 millones de años y ahora enfrentan una extinción a un ritmo que no se veía desde la de los dinosaurios.

Los universitarios aseguraron que los anfibios desempeñan funciones importantes en los ecosistemas, como el movimiento de nutrientes de medios acuáticos a terrestres, con lo que se contrarresta la erosión; tienen un “papel central” en las cadenas alimentarias como presa y depredador, y “son vitales” para la supervivencia de mamíferos, reptiles, aves y peces.

Su piel produce sustancias que eliminan microbios y virus, e influyen sustancialmente en el control de plagas de insectos al alimentarse de ellos, con lo que se reducen padecimientos como el dengue y la fiebre amarilla.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.