Usted está aquí: Inicio Política Ministros, magistrados, jueces y consejeros, con ingresos millonarios

El salario anual de un integrante de la Corte es de 3 millones 998 mil pesos

Ministros, magistrados, jueces y consejeros, con ingresos millonarios

Además tienen derecho a otras prestaciones, como bonos y diversos seguros

Jesús Aranda y Georgina Saldierna

Cada uno de los 11 ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) recibirá un salario anual neto de 3 millones 998 mil pesos (más prestaciones), lo que los ubica entre los funcionarios mejor pagados del país; les siguen los magistrados electorales, con 3 millones 803 mil; los consejeros de la Judicatura Federal, con 3 millones 662 mil, y los magistrados de circuito, con 2 millones 141 mil pesos por año.

En la parte media de la pirámide salarial del Poder Judicial de la Federación se ubican los jueces de distrito, con un salario anual neto de un millón 880 mil pesos, más prestaciones. En este caso llama la atención que por encima de los 323 jueces federales existan 18 categorías de funcionarios que no realizan funciones jurisdiccionales y reciben sueldos inferiores a los de los magistrados de circuito.

Por otra parte, los consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE) recibirán un aumento en sus percepciones de 13 por ciento, al pasar de 152 mil 212 pesos mensuales a 172 mil 379, según el Manual de Percepciones para los Servidores Públicos del organismo, que ayer publicó el Diario Oficial de la Federación.

De acuerdo con el tabulador de sueldos del Consejo de la Judicatura Federal, publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación, “los importes netos mensuales podrán ser susceptibles de incremento durante el ejercicio fiscal 2008”, ya que los montos publicados corresponden a las percepciones de los funcionarios judiciales vigentes al primero de enero de este año.

Prestaciones extraordinarias

Además, el documento señala que el Poder Judicial de la Federación, de acuerdo con sus atribuciones, podrá autorizar, observando la normatividad aplicable, el pago de prestaciones diferentes a las otorgadas de manera regular y permanente a su personal.

En este contexto, la documentación no precisa si entre los ingresos adicionales de los ministros se incluyen los tres bonos que reciben –al igual que el resto de los funcionarios de la Suprema Corte, del Consejo de la Judicatura Federal y del Tribunal Electoral–, que equivalen a un mes de salario y que en el caso de los integrantes del máximo tribunal representarían un ingreso adicional de más de un millón de pesos.

Tampoco se indica la cantidad adicional que recibe el ministro presidente de la Corte (Guillermo I. Ortiz Mayagoitia) por ser también presidente del Consejo de la Judicatura Federal, ni la cantidad que se paga al ministro Mariano Azuela por ser el “decano” de mayor antigüedad en el pleno.

Además no se indica lo que obtienen adicionalmente Sergio Valls Hernández y Fernando Franco por ser presidentes de la primera y segunda salas de la Suprema Corte, respectivamente.

Por otra parte, las prestaciones que reciben ministros, consejeros y magistrados electorales por igual son seguro de vida de 40 meses de sueldo, además de seguros colectivo de retiro, de gastos médicos mayores y de separación individualizado, donde cada funcionario puede ahorrar hasta 10 por ciento de su sueldo y el Poder Judicial aporta otro tanto.

Además, perciben aguinaldo de 40 días, ayuda para anteojos, pagos de defunción, prima vacacional (cinco días de sueldo base más compensación garantizada por cada periodo); hasta dos vehículos, teléfono celular y gastos de alimentación.

A su vez, los consejeros electorales aprobaron su incremento salarial en la sesión de la Junta General Ejecutiva del IFE del pasado 21 de febrero de 2008, es decir, 13 días después de la llegada de Leonardo Valdés Zurita a la presidencia del Consejo General.

Trascendió, sin embargo, que el acuerdo para que los consejeros elecorales recibieran un aumento en sus percepciones se elaboró cuando Andrés Albo era presidente del órgano electoral, y que Valdés Zurita supo de esta decisión y determinó asumir la responsabilidad de aprobarla.

Con este porcentaje, los consejeros no sólo adecuan sus sueldos a la inflación estimada para 2008 –3.81 por ciento–, sino además prácticamente dejan sin efecto el acuerdo de austeridad impulsado por el presidente Felipe Calderón, que consiste en una reducción de 10 por ciento en las percepciones.

Junto al monto salarial neto, los consejeros electorales reciben prestaciones que mejoran sus ingresos, como el uso de vehículos oficiales y de equipo de telefonía celular hasta por 3 mil 600 pesos mensuales, y aguinaldo de 40 días de sueldo base.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.