Usted está aquí: Inicio Cultura Artista suizo utiliza desperdicios para “representar formas de resistencia”

■ Thomas Hirschhorn mostrará su instalación Stand-alone en el museo Tamayo

Artista suizo utiliza desperdicios para “representar formas de resistencia”

■ El gran collage extendido en el espacio se apropia de la sala B de ese recinto cultural

■ Por primera vez exhibirá ese trabajo en un sitio público; antes lo hizo en una galería privada

Mónica Mateos-Vega

Ampliar la imagen Instalación del artista suizo Thomas Hirschhorn, que mañana comienza a exhibirse en el recinto de Chapultepec Instalación del artista suizo Thomas Hirschhorn, que mañana comienza a exhibirse en el recinto de Chapultepec Foto: cortesía del museo Tamayo

El Museo Rufino Tamayo de Arte Contemporáneo presenta a partir de este jueves la instalación del artista suizo Thomas Hirschhorn (Berna, 1957), titulada Stand-alone (Independiente), un “gran collage extendido en el espacio”.

En rueda de prensa efectuada ayer en ese recinto de Paseo de la Reforma y Gandhi, bosque de Chapultepec, la curadora de la muestra, Tatiana Cuevas, explicó que la obra representa “el concepto que el artista tiene acerca del mundo, mediante cuatro temáticas: filosofía, estética, política y amor”.

La pieza “se apropia” de 150 metros cuadrados de la sala B de ese espacio museístico, en la cual se construyeron cuatro cuartos blancos, cuyas paredes están grafiteadas con frases escritas en inglés, “poesía de las noticias, esto es, fragmentos de oraciones recortadas de revistas periodísticas”.

La curadora añadió que “el artista ocupa desperdicios del consumo capitalista para transformarlos mediante la aplicación del trazo abstracto”, al describir las características de la instalación: de una chimenea se desparraman trozos de madera, algunos pintados con la palabra “fe”.

También hay varios sillones forrados con cinta canela, así como monitores y teclados de computadora pegados en los muros, para “representar formas de resistencia”.

De acuerdo con Hirschhorn, tanto los aparatos pegados como las inscripciones en la pared son “signos de protesta que todos pueden ver y los cuales se pretende que el público considere veraces”.

Los cuatro espacios son casi iguales, excepto por los títulos de las pilas de libros que están sobre la chimenea y que abordan “cada uno de los ámbitos de poder (amor, política, estética y filosofía)”; hay obras del Marqués de Sade, Henry Miller, Norman Mailer, Karl Marx, Virginia Woolf, Eurípides, Rousseau y Lord Byron, entre otros.

Romper la proporción cotidiana

En medio de cada habitación hay una “megaforma, esto es, un tronco de árbol, enorme, hecho de cartón pintado, donde se encuentran, remetidas, fotografías de gente destrozada, herida”. El propósito es, dice Tatiana Cuevas, “romper la proporción cotidiana y ofrecer una perspectiva diferente”.

En su encuentro con la prensa, el artista señaló sorprendido: “Nunca pensé que un trabajo que hice tan sólo hace 10 meses haya llegado tan lejos”.

Stand-alone, que se dio a conocer el año pasado en una galería privada de Suiza, es la primera vez que se presenta en una institución pública; permanecerá en exhibición hasta el 18 de mayo.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.