Usted está aquí: Inicio Estados Impunes, implicados en cobro ilícito de peajes en Veracruz

■ El cacique Poblete y sus pistoleros agasajan a funcionarios estatales, aseguran pobladores

Impunes, implicados en cobro ilícito de peajes en Veracruz

■ Durante más de 10 años explotaron un retén con la promesa de obras que nunca realizaron

■ Sólo un detenido tras el ataque en que mataron a un policía municipal e hirieron al alcalde

Andrés T. Morales (Corresponsal)

Ampliar la imagen Víctor Fernández Hernández, alias Poblete (de sombrero), quien presume de su parentesco con el ex gobernador Agustín Acosta Lagunes y de la protección del finado Cacique del Sur, Cirilo Vázquez Lagunes, mantuvo durante una década un retén a la entrada del poblado San Lorenzo Tenochtitlán, donde cobraba a los automovilistas cuotas de entre 10 y 15 pesos por vehículo. El 28 de enero el cacique y un grupo de pistoleros atacaron al presidente municipal y a pobladores Víctor Fernández Hernández, alias Poblete (de sombrero), quien presume de su parentesco con el ex gobernador Agustín Acosta Lagunes y de la protección del finado Cacique del Sur, Cirilo Vázquez Lagunes, mantuvo durante una década un retén a la entrada del poblado San Lorenzo Tenochtitlán, donde cobraba a los automovilistas cuotas de entre 10 y 15 pesos por vehículo. El 28 de enero el cacique y un grupo de pistoleros atacaron al presidente municipal y a pobladores Foto: Sergio Hernández Vega

Texistepec, Ver., 6 de marzo. Caminos y Puentes Federales (Capufe) no tiene una sola caseta de peaje en la región, pero esto no impidió que durante casi una década habitantes de 32 poblados fueran obligados a pagar por utilizar un camino de terracería que conduce a la cabecera municipal.

Víctor Fernández Hernández, apodado Poblete, quien presume de su parentesco con el ex gobernador Agustín Acosta Lagunes, y de la protección que recibió del finado Cacique del Sur, Cirilo Vázquez Lagunes, colocó a la entrada del poblado San Lorenzo Tenochtitlán una cuerda para cobrar a cada vehículo una cuota de entre 10 y 15 pesos.

Así, el cacique, que incluso firmaba “convenios” para obras públicas y vialidades con funcionarios estatales, recaudaba –según cálculos de los lugareños– hasta 40 mil pesos mensuales.

El 28 de enero, el edil Saúl Reyes Rodríguez, acompañado de unos 500 pobladores, fue a quitar la cuerda, pero fue recibido a balazos por Fernández Hernández y 12 pistoleros.

En la refriega murió el policía municipal Rogelio Climaco Esteban y hubo dos heridos. El edil se llevó un rozón de bala en la pierna izquierda.

A más de un mes de la gresca, la Procuraduría General de Justicia del estado sólo ha detenido a Taurino Caamaño Rosas, yerno de Poblete. El resto de los agresores están “prófugos”. Sin embargo, pobladores relatan que aún radican en la comunidad, donde han ofrecido comilonas a funcionarios estatales y de la policía ministerial del estado.

A inicios de 2000, Fernández Hernández encabezó un supuesto movimiento ciudadano para mejorar el camino que conecta San Lorenzo Tenochtitlán con la cabecera municipal de Texistepec. A fin de obtener recursos para gestionar la obra, ató una cuerda a dos árboles a la entrada del poblado para cobrar entre 10 y 15 pesos a cada vehículo.

En un principio, los pobladores apoyaron esta medida, pero pasaron los años sin que los 10 kilómetros de camino recibieran mantenimiento. En cambio, Víctor Fernández, quien tenía una vivienda de madera, techada con lámina de cinc, construyó una casa de dos niveles y adquirió varios vehículos.

Familiares de Fernández Martínez también se beneficiaron: compraron terrenos, tractores e insumos agrícolas.

En 2004, el ayuntamiento que encabezó el priísta Concepción Romero (fallecido en 2006 en un accidente carretero) apoyó la creación del Patronato de la Carretera Texistepec-Tenochtitlán, encabezado por Poblete, y continuó el cobro de peaje.

El cacique llegó a tener tal poder que desconoció al agente municipal electo en 2004, Abraham Blanco Alor, y asumió de facto la representación de la comunidad. Firmó convenios con las secretarías estatales de Comunicaciones, Desarrollo Social y Medio Ambiente para ejercer programas y realizar obras.

Todo trámite que requerían los lugareños pasaba por la aprobación de Fernández Hernández, quien aseguraba tener el “respaldo total” del gobernador Fidel Herrera Beltrán.

La suerte de Poblete cambió en noviembre de 2006, tras el asesinato del Cacique del Sur, Cirilo Vázquez, quien le brindaba protección, y por la derrota del Partido Revolucionario Institucional en los comicios para renovar la alcaldía de Texistepec.

La llegada del panista Saúl Reyes Rodríguez al ayuntamiento alentó a cientos de pobladores de San Lorenzo Tenochtitlán y de otros 31 poblados a rebelarse contra Poblete. El 28 de enero mil 500 personas se manifestaron en Texistepec para exigir la cancelación del peaje y la disolución del patronato encabezado por Fernández Hernández.

Ante un agente municipal y un notario público, el cabildo de Texistepec ordenó la eliminación de la “reata de peaje” y el alcalde Reyes Rodríguez encabezó la diligencia para quitarla, acompañado de una muchedumbre. Tras quitar la cuerda, se dirigían a la plaza principal de San Lorenzo cuando fueron recibidos a balazos por Poblete y sus pistoleros.

Sólo Taurino Caamaño, yerno de Poblete, está detenido en el penal de Acayucan y procesado en la causa penal 14/2008, por homicidio calificado y lesiones. Fernández Hernández y otras 12 personas (Margarito Gutiérrez, Fernando y Domingo Fernández Hernández, Manolo y César Hernández Martínez, Isidro Fernández Castro, Silvestre Rayo Ramírez, Dámaso González Caamaño, Martín y Mario Anestoso Suárez, Félix Santana Hernández y Héctor Rosas) no han sido capturados.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.